Ventajas e inconvenientes de comprar por Internet alimentación

Ventajas e inconvenientes de comprar por Internet alimentación
Pago online con tarjeta

En este post te hablamos de las ventajas e inconvenientes de comprar en los supermercados online, esas tiendas online que permiten a sus usuarios realizar pedidos de artículos de alimentación (fresca y envasada), droguería, perfumería, etc. Y recibirlos en nuestro domicilio cómodamente, horas más tarde.

Te decimos sus ventajas y los inconvenientes, esta vez en clave de humor:

Ventajas de los supermercados online

  • Comodidad. Se puede hacer la compra en cualquier momento del día, en zapatillas y embatados o como nos dé la gana, desde un PC o cualquier artilugio con acceso a Internet.
  • Ahorro de tiempo: es indudable que evitarse tener que desplazarse a un supermercado o hipermercado. Sobre todo para las familias con pequeños en casa. O que pasan largas jornadas fuera de casa, es una bendición que permiten los supermercados online.
  • Ahorro de lesiones de espalda: alguien dijo que hacer una compra de alimentación para llenar la despensa, es mejor que ir al gimnasio.

    Coge el coche, apárcalo, llena el carro, vacíalo en la caja del supermercado, vuelve a cargarlo, vacíalo en tu coche de nuevo, vuelve a casa, vacía el coche, sube todo al ascensor, mételo en casa y organiza todo. Si se quiere, se puede meter en cada uno de los pasos anteriores el típico: ¡niño estáte quieto! Y será una sesión de gimnasio con estrés incluido.

    Con los supermercados online el transportista es quien asume el riesgo de lesión de espaldas. Así que no te quejes si en verano el pobre llega sudoroso con tu compra.
  • Calidad del servicio: el servicio global del supermercado online es maravilloso.

    Si alguna vez te llega la compra de otro comprador online, si no te llega la tuya, si te cobran de más, si te llega un bote estropeado o los huevos rotos, en su teléfono de atención al cliente te tratarán de muy buena gana, y eso que se tienen que creer lo que les cuentes.

    Prueba a hacer lo mismo en los clubes de ventas privadas tipo Privalia, Primeriti o Private Outlet. Premio si encuentras un teléfono de contacto al que llorar.

Inconvenientes de los supermercados online

  • En los productos frescos y preparados alguien elige por ti: ¿Todavía no has visto a un mozo por los pasillos de tu tienda física con paso apresurado, una camiseta donde pone algo de “Estoy preparando tu pedido Online” y una PDA en la muñeca?

    Fíjate la próxima vez. Es él quien hace que te lleguen las manzanas y lechugas que luego recibes en tu hogar.
  • Productos sustitutivos: al preparar los pedidos desde una tienda física, lo que se indica en la web puede no estar disponible a la hora de preparar tu pedido particular. Ninguna de las soluciones que te proponen los súpers online es buena:

    Si no te traen nada te hacen la puñeta porque, por Ley de Murphy, seguro que son pañales para el niño o el papel higiénico.

    Si te traen coca-colas en lata en vez de en botella de 2 litros, prepárate para escuchar a tu pareja protestar.

    Si te traen leche de otra marca, te apostamos a que tienes escena con los niños en el desayuno.
  • Costes de preparación y entrega a domicilio: a todo el mundo en España le fastidia pagar por un servicio, aunque sean 9 euros.

    Piénsalo bien, pides desde casa el domingo en zapatillas, te paseas por el parque mientras el mozo de la tienda se pasea una hora por el súper con tu pedidito, el pobre transportista se da la sudadera por llegar a tu quinto sin ascensor, y tú vas y protestas porque te cobran 6 euros.
  • Cadena de frío: otra desventaja, aunque no suele ocurrir, es que los productos pueden llegar a tu domicilio en el último turno del transportista ya sea de mañana o tarde.

    Con lo cual, puede que las cosas congeladas o refrigeradas no lleguen a tu poder en tan buenas condiciones como lo harían, ¡niño estáte quieto, leñe!, si hicieras tú mismo la compra.
  • Reclamaciones a distancia: reclamar en España de mucha pereza. Más cuando no hay mucho en juego o cuando no nos pillan en caliente. Piensa lo fácil que es montarla en la tienda, en la cola de la caja para que te hagan caso. En la compra online, la distancia da pereza.

Y tú ¿de qué grupo eres? ¿De los críticos que sólo ven inconvenientes en la compra online o de los positivos que compran les hagan la jugarreta que sea, una y otra vez, con estoica paciencia?

Cómo se hace un pedido en un super online

Los supermercados virtuales más populares son los de cadenas de supermercados e hipermercados establecidas en nuestro país como Mercadona, El Corte Inglés, Carrefouronline, Caprabo a casa, Eroski online y Condisline.

Estos son los pasos que hay que dar para hacer un pedido en un supermercado online:

Comprobar la zona de reparto de la tienda online

Los supermercados virtuales sólo reparten pedidos cerca del área de influencia de sus tiendas físicas, con lo cual suelen pedir en la entrada que introduzcamos nuestro código postal para indicarnos si sirven pedidos en nuestro hogar o no.

Registrarse o identificarse

Si estamos dentro de la zona de reparto de un súper online, necesitaremos disponer de una cuenta de usuario en la tienda en concreto.

Para crear esta cuenta (es gratuito) hay que rellenar un formulario de registro en el que nos pedirán nuestro nombre completo, datos de contacto y dirección de entrega además de un e-mail y una contraseña, que serán, generalmente nuestras claves de usuario para las siguientes visitas.

Algunas tiendas online añaden el número de su tarjeta de fidelización para beneficiarse de los mismos descuentos por sus compras online que tienen en sus tiendas físicas.

Si se está ya registrado necesitaremos introducir nuestras claves (o recuperar nuestra contraseña por medio del enlace “olvidé mi contraseña”) en el acceso a usuarios ya registrados.

Productos sustitutivos en caso de que no haya disponibilidad

Es importante en el momento del registro de nuestros datos que prestemos atención a una parte del formulario en la que le indicaremos a la tienda online qué hacer en caso de que, a la hora de preparar nuestro pedido en la tienda física, este esté agotado.

Las opciones que los supers online proponen a sus usuarios son tres:

  • No sustituir el producto agotado por ningún otro (tendremos que comprarlo por nuestra cuenta, lo cual puede ser fastidioso).
  • Sustituirlo por otro de la misma marca pero de diferente tamaño o formato (si en vez de cola de 2 litros, nos traen la misma cola en latas, puede hacernos poca gracia).
  • Sustituirlo por otro del mismo tamaño/formato pero de otra marca (si en vez de tara-cola de 2 litros, nos traen toro-cola, tampoco nos hará mucha gracia).

Ir rellenando la lista de la compra

Hay varias formas para ir buscando artículos: por buscador, por banners o botones de publicidad o autopromoción, o por menús de navegación que se van desplegando organizadamente en familias y subfamilias de productos.

Al llegar a nuestro producto deseado basta con indicar el número de unidades deseadas y automáticamente las podremos ver incorporadas a nuestro pedido online, que va acumulando el total de la compra.

Listas de la compra

Una utilidad de los supers online es la de, una vez en la página de un artículo concreto, ir añadiendo los artículos que más compremos a una lista que podamos recuperar en un siguiente pedido y sobre la que trabajar, ahorrándose un montón de tiempo.

En un siguiente pedido bastará con recuperar la lista para sobre los productos de la misma añadir o quitar, elegir día y hora de entrega y pagar, en muy poco tiempo.

Comprobación del pedido y gastos de preparación y envío a domicilio

Una vez terminado el pedido, las tiendas ofrecen un botón resumen del pedido donde se ve todo el detalle de la compra, producto a producto con su coste y el coste total del pedido.

Esto es útil si se quiere hacer un resumen del pedido, para comprobar rápidamente si nos hemos olvidado algo y para conocer los gastos de envío correspondientes a nuestro pedido (se calculan según el importe de la compra).

Las tiendas penalizan los pedidos de bajo importe (inferiores a unos cien euros) con unos gastos de entrega a domicilio elevados, cercanos a los 10 euros, pero si se sobrepasa un cierto umbral en euros, el importe disminuye.

Por ello, a veces añadiendo unas unidades adicionales de producto podemos ahorrarnos unos euritos en gastos de entrega por haber llegado al umbral en el que los gastos de envío son más reducidos.

Elección de día de entrega y de franja horaria

Las tiendas online de alimentación asignan cada pedido a la tienda física más próxima al domicilio del usuario. Desde esta los camiones de reparto entregarán tu pedido el día convenido, en la franja horaria que tú decidas (de entre dos y tres horas desde primera hora del día hasta la última hora y algunas tiendas los sábados por las mañanas).

Aceptación de las condiciones generales de contratación

Este trámite que siempre hacemos apresuradamente asumiendo que no tenemos tiempo, es aconsejable, al menos en una primera compra, hacerlo con calma, leyendo las principales cláusulas a las que nos comprometemos con nuestra aceptación del aviso legal de la tienda.

Pago en una pasarela de pagos segura

Es importante que el momento del pago de nuestra compra se haga en una página segura (empezará por https).

Esta página, llamada “pasarela de pagos” suele ser distinta de la del comercio o a veces está “tuneada” con los colores de la tienda online, pero físicamente, se haya uno en otro servidor web.

En esta página de pago se nos ofrecerán los distintos medios de pago online (en las compras online de alimentación el único medio suele ser la tarjeta de crédito, con dos variantes:

  • Pago seguro con tarjeta, introduciendo una clave específica para la compra online (distinta de nuestro PIN o de nuestra clave de acceso a la banca por Internet), o un código recibido en ese instante en el móvil que sólo quien tenga el móvil asociado a la tarjeta podrá recibir.

Recepción del pedido en casa en regla

Si todo ha ido bien, el día escogido, en la franja horaria convenida, deberíamos recibir nuestro pedido y un albarán de entrega. Los problemas más habituales con los que nos podremos encontrar el día “D” (la verdad) son:

  • Transportista con retraso (o peor aún, con adelanto sobre la hora convenida porque es su último pedido y quiere irse antes a casa y te llama).
  • Artículos en mal estado.
  • Artículos faltantes porque no los había y no había sustitutos.
  • Artículos que nos han cobrado pero que han “volado” o que se han roto por el camino.

En todos estos casos se recomienda contactar con la tienda online de inmediato, la cual nos debería hacer el abono en nuestra cuenta de esos productos, aunque sólo sean unos céntimos de euro.

¿Y tú de quién eres?

Y tú ¿de qué grupo eres? ¿De los críticos que sólo ven inconvenientes en la compra online o de los positivos que compran les hagan la jugarreta que sea, una y otra vez, con estoica paciencia?

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto. Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas. Consumoteca, con 3.500 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada. Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Ecologic

    El más barato Desde que descubrí los supermercados online no he parado de hacer pedidos. Yo suelo consumir alimentos ecológicos y, en Tudespensa.com he encontrado una gran variedad. Además no me cobraron gastos de envío y en las comparaciones con otros similares aparece como el más barato. Por probar…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.