Requisitos técnicos a cumplir por las instalaciones de recogida y tratamiento de residuos de electrodomésticos

Legalmente, un aparato eléctrico o electrónico es un aparato que necesita para funcionar corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinado a ser utilizado con una tensión nominal no superior a 1.000V en corriente alterna y 1.500V en corriente continua, y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos.

La normativa europea y española obliga a gestionar debidamente los residuos de estos aparatos eléctricos y electrónicos.

Las instalaciones en las que se recojan residuos eléctricos y electrónicos, incluso temporalmente, y en las que se realicen operaciones de tratamiento de estos residuos deberán cumplir los siguientes requisitos técnicos* en función de tipo de actividad de gestión de residuos que realicen.

 Establecimientos dedicados al almacenamiento (temporal o definitivo) de residuos de aparatos eléctricos o electrónicos. Estos establecimientos deben contar con:

-Zonas adecuadas dotadas de superficies impermeables, con instalaciones para la recogida de derrames y, si procede, decantadores y limpiadores-desengrasadores.

-Zonas que proceda cubiertas para protección contra la intemperie.

 Establecimientos dedicados al tratamiento de residuos de aparatos eléctricos o electrónicos. Deberán contar con:

Básculas para pesar los residuos tratados;

Pavimento impermeable y zonas que proceda cubiertas, dotadas de sistemas de recogida de derrames y, donde sean necesarios, decantadores y limpiadores-desengrasadores;

Almacenamiento apropiado para las piezas desmontadas;

Recipientes apropiados para el almacenamiento de pilas y acumuladores, condensadores que contengan PCB o PCT y otros residuos peligrosos;

Equipos para el tratamiento de aguas que sean conformes con la reglamentación sanitaria y ambiental.

Libro registro
Estas instalaciones de tratamiento llevarán un Libro-registro de su actividad, cuyo contenido se ajustará a lo prevenido por la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos.

Las instalaciones deberán estar previamente autorizadas por el órgano competente de la Comunidad autónoma donde estén ubicadas y se inscribirán por dicho órgano en el Registro de producción y gestión de residuos.

* Real Decreto 208/2005, de 25 de febrero, sobre aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de sus residuos (Anexo IV).

Juan de la Torre

Manitas experto en bricolaje

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close