Normativa sobre aparatos eléctricos y la gestión de sus residuos

Normativa sobre aparatos eléctricos y la gestión de sus residuos
Trabajador oficina ordenador

Legalmente*, un aparato eléctrico o electrónico es un aparato que necesita para funcionar corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinado a ser utilizado con una tensión nominal no superior a 1.000V en corriente alterna y 1.500V en corriente continua, y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos.

La normativa clasifica estos aparatos (que son los que tenemos a nuestro alcance en el hogar), en diez grandes grupos de los cuales siete están en nuestro hogar (electrodomésticos grandes y pequeños, equipos de informática y telecomunicaciones; aparatos electrónicos de consumo, aparatos de alumbrado, herramientas eléctricas o electrónicas, juguetes y equipos deportivos o de tiempo libre eléctricos).

Obligaciones de los usuarios

Los usuarios de aparatos eléctricos y electrónicos utilizados en sus hogares tienen la obligación, a la finalización de su vida útil, de entregarlos, cuando se deshagan de ellos, para que sean gestionados correctamente.

Aquí tienes la lista de electrodomésticos cuyos residuos es obligatorio gestionar.

La normativa europea y española obliga a gestionar debidamente los residuos de estos aparatos eléctricos y electrónicos.

Normativa estatal

La normativa española que regula los requisitos de estos aparatos que funcionan con electricidad y la gestión de sus residuos es:

  • Real Decreto 208/2005, de 25 de febrero, sobre aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de sus residuos (ver online).
  • Real Decreto 255/2003, de 28 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento sobre clasificación, envasado y etiquetado de preparados peligrosos (ver online).
  • Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación, y establece, además, el régimen jurídico dependiendo de las características de las operaciones y la peligrosidad de los componentes que constituyan el objeto de la gestión.
  • Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos (ver online).

    Considera los residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos como residuos urbanos.

  • Real Decreto 363/1995, de 10 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento sobre clasificación, envasado y etiquetado de sustancias peligrosas.
  • Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria.

    Prevé la creación de un Registro de establecimientos industriales en el que se deberán inscribir las empresas fabricantes (productores) de aparatos eléctricos y electrónicos. El Reglamento de este Registro se desarrolla en el Real Decreto 697/1995, de 28 de abril.

Normativa europea

  • Directiva 2003/108/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 8 de diciembre de 2003, por la que se modifica la Directiva 2002/96/CE sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).Esta directiva modifica el artículo 9 de la Directiva 2002/96 (Financiación relativa a los RAEE no procedentes de hogares particulares).
  • Directiva 2002/96/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de enero de 2003, sobre residuos de aparatos eléctricos o electrónicos.
  • Directiva 2002/95/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de enero de 2003, sobre restricciones a la utilización de determinadas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos o electrónicos.

Juan de la Torre

Manitas experto en bricolaje

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.