Suelo radiante

Suelo radiante

Suelo radiante

La calefacción radial o calefacción por suelo radiante consiste en la instalación de calefactores (en forma de tubos de polietileno reticulado) bajo el suelo, en las paredes o en el techo con una capa de aislamiento térmico de aluminio.

El suelo radiante puede funcionar con caldera de gas, con placas solares que calientan el agua del circuito o con resistencias eléctricas.

El suelo radiante con caldera de gas de condensación es uno de los sistemas más ecológicos y de mayor rendimiento energético. El agua circula por las tuberías a entre 35ºC y 45ºC, pero la temperatura del suelo no supera los 30ºC por el solado que lleva encima. Se recomienda en viviendas con muchas horas de encendido y de uso diario.

Ventajas del suelo radiante

El suelo radiante es el sistema de calefacción más limpio, silencioso y saludable que hay ya que el calor se disipa lenta y uniformemente de abajo hacia arriba.

Proporciona una gran sensación de bienestar al calentar más los pies que la cabeza y logrando una distribución homogénea por toda la casa.

Aunque la instalación inicial es cara ya que requiere levantar el suelto o colocar una capa por encima del existente y tarima sobre el mismo, a la larga se ahorra en la factura eléctrica. El ahorro se consigue porque solo se necesita calentar el agua a entre 35ºC a 45º C para calentar una vivienda.

Para que te hagas una idea en términos comparativos, con la tradicional caldera de gas con radiadores de agua hay que aumentar la temperatura a unos 70º C para conseguir calentar una casa.

El gasto se puede controlar regulando la temperatura de cada habitación con su propio circuito y termostato.

Además, el sistema también funciona con agua fría para climatizar la vivienda en verano (suelo refrescante).

Inconvenientes del suelo radiante

El principal inconveniente del suelo radiante es el gasto inicial de instalación, que es muy elevado.

El sistema de suelo radiante y suelo refrescante requiere de una buena instalación y mantenimiento para evitar fugas. Una mala instalación puede generar problemas de condensación y humedades cuando se use la modalidad de refresco en los meses mas calurosos del año.

Por otra parte, el sistema tarda varias horas en calentar una vivienda, con lo cual es más recomendado en zonas muy frías que requieren una calefacción permanente.

Cuánto cuesta instalar suelo radiante

Si estás pensando en instalar suelo radiante en tu casa tendrás que calcular una media de 50 a 60 euros por metro cuadrado de instalación. En un piso de unos 100 m2 el coste se puede disparar a los 8000 euros.

Un consejo

Si vas a hacer una reforma en tu hogar, y estás en una zona muy fría durante largas temporadas del año, valora la oportunidad del suelo radiante dentro de tu proyecto. Es el momento ideal para adoptar una inversión de este calado.

Eva María

Licenciada en Derecho y Postgrado en traducción. Soy una profesional por cuenta propia que se dedica a la traducción de documentación y al mantenimiento de sitios web, en particular mantengo el sitio www.consumoteca.com. Colaboro con Consumoteca porque creo en este proyecto y creo que hacía falta ordenar la información de ayuda a la compra y presentarla de una forma amigable, en una web bien diseñada. Animando a la gente a que se exprese se está dando un gran paso adelante en la emancipación de los consumidores españoles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close