Nueva clasificación de hoteles en La Rioja

Nueva clasificación de hoteles en La Rioja

La Rioja acaba de publicar un Reglamento* que repasa todas las figuras de actividad turística en ese territorio al tiempo que actualiza algunas de ellas y sienta los requisitos para que el turismo siga siendo una actividad de calidad. Esta norma define la actividad turística como cualquier actividad destinada a proporcionar a los usuarios los servicios de alojamiento, intermediación, restauración, información, acompañamiento, ocio o cualquier otro servicio relacionado directamente con el turismo. Las actividades turísticas en La Rioja se organizan en las siguientes categorías:

Actividades turísticas de alojamiento (hoteles, hostales, llamados a desaparecer en un año y pensiones, apartamentos turísticos y viviendas de uso turístico; campamentos de turismo o camping; casas rurales y albergues turísticos y de peregrinos.

Actividades turísticas de intermediación turística: agencias de viaje: mayoristas, minoristas y mayoristas-minoristas y centrales de reserva.

Actividades turísticas de restauración y de información turística.

-Actividades turísticas complementarias y profesiones turísticas.

En este post vemos lo más relevante de la nueva clasificación de hoteles en La Rioja.

Nueva clasificación de hoteles, hostales y pensiones

Los hoteles son los establecimientos que ofrecen la prestación del servicio de alojamiento turístico en unidades, con o sin servicios complementarios, que ocupan la totalidad de un edificio o parte independizada del mismo constituyendo sus dependencias un todo homogéneo con entradas, ascensores y escaleras de uso exclusivo, y reúnen los requisitos técnicos mínimos que se establecen en este reglamento.

-Los hoteles podrán tener las siguientes categorías en La Rioja: cinco, cuatro, tres, dos y una estrella.

-Podrán tener estas especialidades:

a) Hoteles-apartamento: son los establecimientos que, por su estructura y servicios, disponen de las instalaciones adecuadas para la conservación, elaboración y consumo de alimentos dentro de la unidad de alojamiento, y que como mínimo constarán de dormitorio, salón-comedor, baño o aseo y cocina, esta última integrada o no en el salón-comedor según la categoría.

Se entiende por ‘Estudio’ el apartamento de capacidad máxima para dos personas en el que el salón-comedor y el dormitorio se encuentran en una pieza común, pudiendo la cocina estar integrada en esta pieza común.

b) Hoteles balnearios: son los establecimientos que, por su situación, ofrezcan servicios relacionados con la utilización de aguas termales o minero-medicinales

c) Hospederías: son los establecimientos ubicados en edificios singulares bien por formar parte de un conjunto con una iglesia, capilla o santuario, bien por ser un edificio con valor histórico-artístico, cultural o etnográfico. Se entenderá que poseen este valor aquellos que estuvieran incluidos en inventarios oficiales del patrimonio histórico.

Los hostales son aquellos establecimientos que, ofreciendo alojamiento en habitaciones, con o sin otros servicios complementarios, por sus estructuras y características no alcanzan los niveles exigidos para ser clasificados como hoteles. Los hostales tendrán solo las categorías de dos estrellas y una estrella.

Las pensiones son aquellos otros establecimientos que, ofreciendo alojamiento en habitaciones, con o sin otros servicios complementarios, por sus estructuras y características no alcanzan los niveles exigidos para ser clasificados como hostales. Tendrán una categoría única.

En los tres casos (hoteles, hostales y pensiones)

-podrá haber dos regímenes de explotación: a) general: cuando se faciliten conjuntamente los servicios de alojamiento y comedor y b) específico de alojamiento (cuando no haya instalaciones de comedor y cocina).

-los establecimientos hoteleros podrán desarrollar su actividad habitual de modo continuado o limitar su funcionamiento a una determinada época del año (en cuyo caso podrán ser dispensados de la obligación de instalar calefacción o refrigeración si la temperatura ambiente no lo requiere).

-los establecimientos hoteleros tendrán que mostrar obligatoriamente en la entrada principal y en un lugar muy visible, una placa identificativa del grupo, categoría y especialidad y también en su publicidad.

Precios de los alojamientos hoteleros

Los precios de los alojamientos hoteleros se especificarán por alojamiento y demás prestaciones que formen parte del funcionamiento habitual de la empresa. En el caso de los hoteles con servicio de comedor, se referirán también a la pensión alimenticia y demás servicios integrantes de la misma. El precio de la ‘pensión completa’ se obtendrá por la suma de los correspondientes a la habitación y a la ‘pensión alimenticia’.

Todas las habitaciones tendrán iluminación y ventilación directa al exterior mediante ventana o balcón. Podrán destinarse a habitaciones espacios que den a un patio interior no cubierto siempre y cuando se garantice una ventilación e iluminación adecuadas en correspondencia a su categoría y con sujeción estricta al ordenamiento urbanístico vigente.

En las zonas de uso común podrán utilizarse sistemas de ventilación directa o forzada, siempre que sean suficientes para una adecuada renovación higiénica del aire. Los espacios destinados a estancia, cocina y dormitorio, tendrán huecos de iluminación natural.

Se evitará en la medida de lo posible, mediante el aislamiento necesario, que los ruidos procedentes tanto del exterior como de las propias dependencias e instalaciones del establecimiento puedan ser molestas para los clientes, respetando, en todo caso, los límites fijados en las respectivas normas aplicables.

El suministro de agua corriente caliente y fría será permanente y cuando se exija calefacción o refrigeración, o cuando sin exigirlo la norma se ofrezca este servicio, la misma deberá funcionar siempre que la temperatura ambiente lo requiera. Su intensidad será la adecuada para garantizar el bienestar de las personas, regulando tanto el excesivo frío como el calor sofocante, de acuerdo con la normativa vigente en la materia.

Habitaciones, camas (supletorias) y cunas

En La Rioja, los hoteles podrán disponer de habitaciones dobles y de habitaciones individuales (tendrán que contar con habitaciones adaptadas para personas con discapacidad).

Las camas dobles tendrán unas dimensiones mínimas de 1,50 por 2 metros y las individuales 0,90 por 2 metros. El grosor del colchón será como mínimo de 18 centímetros y su calidad guardará correspondencia con la categoría del establecimiento.

En las habitaciones se podrán instalar como máximo, a petición de los clientes, dos camas supletorias, siempre que la superficie de la habitación exceda en un 25 % de la mínima exigida para su categoría, por cada cama supletoria a instalar.

El precio de la cama supletoria no podrá ser superior al 60 % del precio de la habitación de que se trate, si ésta fuera individual, ni el 35 % si se instalase en una habitación doble. Cuando, en atención a la superficie de la habitación, se autorice la instalación de una segunda cama supletoria, el precio de ésta no podrá ser superior al 25% del precio máximo de la habitación. En el supuesto de que las camas supletorias se instalen en habitaciones tipo ‘junior suite’ los porcentajes anteriores se aplicarán sobre el precio de una habitación doble normal.

La instalación de cunas para niños menores de dos años podrá realizarse en cualquier habitación, siendo suficiente la simple petición del cliente que lo solicite, y su precio no podrá ser superior al 10 % de la habitación de que se trate.

Servicio de recepción y conserjería

La recepción y la conserjería del establecimiento hotelero constituirán el centro de relación con los clientes a efectos administrativos, de asistencia y de información. Corresponderán a la recepción, entre otras funciones:

a) Atender las reservas de alojamiento e informar sobre las condiciones de la prestación del servicio.

b) Recibir a los clientes, identificarlos con sus documentos y formalizar el hospedaje, inscribiéndoles en el libro de registro de entrada y asignándoles habitación.

c) Expedir facturas y cobrar los servicios atendiendo las posibles reclamaciones.

d) Expedir facturas y percibir el importe de las mismas.

e) Recibir, guardar y entregar a los huéspedes la correspondencia, así como los avisos o mensajes que reciban.

En la conserjería existirá un botiquín de primeros auxilios.

El personal de los hoteles

Todo el personal de servicio en los distintos departamentos vestirá uniforme adecuado al cometido que preste, según los usos y costumbres en la industria hotelera, actuando en su trato con el cliente con la debida profesionalidad.

*Decreto 10/2017, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento General de Turismo de La Rioja en desarrollo de la Ley 2/2001, de 31 de mayo, de Turismo de La Rioja (BOR de 22 de marzo de 2017).

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4200 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close