La importancia de probar y comparar bien cada producto antes de comprarlo en el canal online

La importancia de probar y comparar bien cada producto antes de comprarlo en el canal online

Internet ha revolucionado la forma de concebir el mundo y la vida. Y todo lo que gira en torno a ella. En este círculo se encuentra, cómo no, también la forma de comprar y de consumir por parte de los usuarios y, por parte de las empresas, la forma de vender.

El canal online es tan vasto y hay tanto acceso a información que diferenciarse cada vez cuesta más. Consultamos a Mario Camacho, el fundador de la web CLM. “Cada vez notamos más que los usuarios están más interesados en informarse bien antes de comprar, hemos registrado crecimientos del 100% cada año y esto nos muestra de forma clara que la gente busca informarse mejor antes de comprar un producto

La inmediatez prima en el canal online

Con la irrupción de internet el mundo del marketing tradicional ha ido cambiando poco a poco. Si bien las bases siguen estando, – esas famosas 4P: product, price, place, promotion – el entorno se ha convertido en algo mucho más dinámico que hace unas décadas.

En este sentido, el consumidor se ha convertido en alguien muy volátil, escurridizo, donde las estrategias de fidelización tradicionales no sirven ya para engancharle. Es un consumidor libre y, además, impaciente. Impaciente porque la venta online actúa en un entorno de inmediatez cada vez más elevado.

Quiero esto, lo compro y lo quiero ya. Y, quizá, en un par de días ya se tiene en casa. Todo a golpe de clic, sin necesidad de desplazamientos y, en muchas ocasiones, sin tener que sacar siquiera la cartera del bolso o el bolsillo porque la tarjeta ya está incluida de manera inmediata en las operaciones.

El auge del comercio online impulsado también por la crisis sanitaria

Si la venta online empezaba tímidamente hace años, sobre todo en el sector turístico, con la llegada de grandes marketplaces se ha democratizado aún mucho más. A esto, además, hay que unirle también la crisis sanitaria y el coronavirus.

Según el VII Estudio Anual de eCommerce en España 2020, elaborado por IAB Spain y Elogia, el comercio online sigue creciendo, llegando ya a los más de 20 millones de españoles entre los 16 y 70 años, casi un 70% del total de la población en esa franja.

Es una cifra que, además, se ha visto impulsada también por el confinamiento, ya que la mayoría de los encuestados de este estudio afirmaba que sus compras habían sido más repetitivas durante esa primavera.

Se espera que esta tendencia siga en los próximos años. La tienda física no está condenada a desaparecer ni mucho menos, pero se espera que cada vez sean más las personas que prefieran hacer las compras desde casa.

Tener contacto e información sobre el producto antes de comprarlo

Muchas de aquellas que prefieren acudir físicamente a las tiendas lo hacen porque prefieren tener contacto con el producto que vayan a adquirir, probarlo y tener el consejo del vendedor.

Esta experiencia, sin embargo, también se puede tener online aunque no sea de manera tan sensorial, pero sí puede ser más completa. En muchas ocasiones en las tiendas las personas que allí trabajan sólo defenderán su marca. Contar con un portal que desmenuza las bondades de distintas, sus aspectos negativos, su lado más funcional y menos funcional es muy interesante sobre todo para determinados grupos de productos como pueden ser electrodomésticos, mini-electrodomésticos, accesorios para bebés o temas tecnológicos.

Si a esto además se le une también comentarios de los usuarios se cuenta con una información preciosa para poder adquirir el producto de forma más segura y convencida, sin riesgos de devolución o cambios porque no cumpla las expectativas.

Pero no sólo. Todo este arsenal de información no es exclusivo de la compra online y se puede combinar perfectamente con la tienda física. Estudiar qué es lo que necesitamos y de qué tipo y luego desplazarse a una tienda física para verlo – y adquirirlo quizá – es una práctica que cada vez se estila más, lo que se suele llamar popularmente “ir a tiro hecho”.

Esto se puede entender perfectamente con la compra de un coche. Nadie se recorre los concesionarios sin haberse informado antes de qué prestaciones necesita, horquilla de precios, garantías, etc.

Las políticas de devolución, tanto de compra física como online suele ser, hoy por hoy, bastante flexibles, pero para según qué tipo de compras – familias de productos como las mencionadas con anterioridad – suele ser más práctico tener casi la seguridad 100% que ese es el producto que se está buscando que luego tener que cambiarlo.

En cualquier caso, muchas casas dan la oportunidad de probar el producto durante 15 días y si no se está satisfecho, siempre se puede cambiar.

El canal de las compras seguirá evolucionando durante los próximos años, crecerá todavía bastante la fórmula online a través de redes sociales y otras plataformas para que el usuario ni siquiera tenga que cambiar de pantalla, pero si hay algo que no cambiará es la necesidad de estar satisfecho con la compra y eso sólo se consigue a través de la comparación, como decía ese eslogan de finales de los 80.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.