Comprar online y no «morir» en el intento

Comprar online y no «morir» en el intento
Compra online e icono de una tienda física

El mercado de venta online ha experimentado una importante subida en los últimos años y parece no haber encontrado su techo. Cada vez más usuarios recurren a este espacio virtual a la hora de realizar sus movimientos comerciales, ya sea comprar o vivir experiencias relacionadas. Todos los sectores están aquí presentes. Si necesitas mejorar la vista, prueba tus gafas online con Alain Afflelou.

Si buscas un coche, puedes acceder a la mejor tecnología virtual para conocer los detalles más íntimos del producto. Es posible, en la mayoría de mercados, hacerse una idea de lo que se va a comprar sin tenerlo delante. 

Existe una amplia gama de productos que se consumen de forma online. Prácticamente todo se puede comprar a través de Internet y aquí se ofrecen una serie de consejos para comprar online y “no morir” en el intento. 

El primer punto importante es acceder a un portal de venta claro y conciso, que sea funcional y en el que la navegación se realice de forma cómoda. Si accedes a una tienda online complicada de entender, lo mejor es salir y buscar otra opción. Lo que estás buscando esté, posiblemente, en otro sitio también. En ese sentido, es preferible realizar compras a través del ordenador porque la pantalla es más grande y la interfaz es más visible. No obstante, el uso del teléfono móvil es masivo y, en muchas ocasiones, no estamos en casa o la oficina cuando necesitamos realizar una compra de forma urgente. Afortunadamente, la mayoría de portales web se han adaptado a la perfección a la pequeña pantalla del Smartphone y ofrecen versiones adaptadas a los distintos formatos de gran nivel y funcionalidad.

Otro consejo es no caer en los impulsos. Salvo que sea un producto muy exclusivo o limitado, volverá a estar disponible si vuelves dentro de media hora. Tómate tu tiempo y descubre lo que ofrece el mercado online, ya que la variedad es tan amplia que resulta bastante sencillo encontrar algo mejor que lo anterior, tanto en cuanto a la calidad del producto como respecto al precio. A veces lo primero que el usuario encuentra es lo idóneo, pero no siempre. Merece la pena invertir unos minutos para rastrear todas las posibilidades. 

Mejor, calidad conocida 

La calidad también marca la diferencia. En Internet están presentes las principales marcas de cada sector y un amplio colectivo de compañías de menor tamaño que tratan de encontrar su espacio.

Recurrir a compañías de prestigio y de producto conocido es una buena elección. Hay sectores muy especializados como el de las ópticas y, en este caso, lo recomendable es recurrir a marcas que ofrezcan garantías como Alain Afflelou. El producto es similar al que se presenta en las tiendas físicas, incluso está la opción de recogerlo en un establecimiento concreto; y el buen servicio post-venta está garantizado. 

Si tienes dudas, entonces pregunta. Las tiendas online activas disponen de un canal de comunicación activo, ya sea mediante chat, teléfono o correo electrónico. Lo más lógico es que recibas una respuesta en un breve periodo de tiempo. Si no es el caso, mejor buscas otra tienda. 

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.