Cómo reciclar pilas y baterías de coche

Cómo reciclar pilas y baterías de coche
Pilas y baterías Duracell

Reciclar pilas. Reciclar baterías de coche

Las pilas y baterías nos hacen la vida más cómoda. Hacen funcionar coches, motos y todo tipo de electrodomésticos a pilas. Pero son residuos peligrosos una vez cumplida su misión, al final de su vida útil. Por eso, la normativa europea dice que pilas y acumuladores usados se deben recoger por separado para su valorización o eliminación.

Por su parte, la normativa española (Real Decreto 106/2008*) dice que todos los residuos de pilas y acumuladores usados deben ser recogidos selectivamente, por medio de puntos de recogida próximos a los usuarios y en los que ni se nos puede cobrar nada por dejar los residuos usados ni tampoco se nos puede obligar a sustituir los residuos entregados por productos nuevos.

Obligaciones de los productores

Los productores (los que pongan las pilas nuevas por primera vez en el mercado) tienen una serie de obligaciones legales:

Deben poner en el mercado pilas o acumuladores, incorporados o no a aparatos, que contengan menos de 0,0005 % de mercurio en peso. Ello salvo las pilas botón con un contenido de mercurio no superior al 2 % en peso.

Deben poner en el mercado pilas o acumuladores portátiles, incluidos las pilas o acumuladores que hayan sido incorporados a aparatos, que contengan menos 0,002 % de cadmio en peso. Ello salvo pilas y acumuladores portátiles destinados a ser utilizados en dispositivos de emergencia y de alarma, incluida la iluminación de emergencia, equipos médicos o herramientas eléctricas inalámbricas.

 Están obligados a hacerse cargo de la recogida y gestión de la misma cantidad y tipo de pilas, acumuladores y baterías usados que hayan puesto en el mercado para su venta al usuario final en territorio español. Y ello cualquiera que haya sido su modalidad de venta (directa, electrónica por Internet, por correo o automática vía máquinas expendedoras).

Los sistemas de recogida y gestión por el que opten los productores deberán estar dotados de los medios suficientes para cubrir todo el territorio en el que se hayan comercializado sus productos. Deben disponer también de una red de puntos de recogida selectiva periódica, que sea suficiente a juicio de la autoridad competente para su autorización en cada una de las comunidades autónomas donde se comercialicen

 Deben garantizar, mediante su propio sistema de gestión individual, a través de terceros o mediante sistemas integrados de gestión, el transporte de estos residuos desde los centros de almacenamiento temporal hasta las plantas de tratamiento y reciclaje.

Deberes de la Administración

Las Administraciones públicas, en el ámbito de sus respectivas competencias:

 Promoverán la investigación y fomentarán las mejoras en el rendimiento ambiental de las pilas, acumuladores y baterías durante todo su ciclo de vida, así como el desarrollo y la comercialización de pilas, acumuladores y baterías que contengan cantidades menores de sustancias peligrosas o que contengan sustancias menos contaminantes, en particular las sustitutivas del mercurio, cadmio y plomo en estas aplicaciones.

 Fomentarán el desarrollo de nuevas tecnologías de tratamiento y reciclaje, y promoverán la investigación de nuevos métodos de reciclaje, ambientalmente más respetuosos y económicamente más eficientes en términos costo/beneficio, para todos los tipos de pilas y acumuladores.

 Promoverán que las instalaciones de tratamiento y reciclaje utilicen procedimientos de gestión ambiental debidamente certificados de acuerdo con el Reglamento 761/2001/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de marzo de 2001, por el que se permite que las organizaciones se adhieran con carácter voluntario a un sistema comunitario de gestión de auditoría ambiental (EMAS), así como de sistemas de calidad y seguridad laboral debidamente certificados.

 Fomentarán el consumo prioritario de las pilas, acumuladores y baterías mas respetuosas con el medio ambiente, mediante programas de concienciación ciudadana, campañas y otras iniciativas similares en materia de residuos.

 Promoverán mediante instrumentos económicos, la recogida de residuos de pilas y acumuladores o fomentar el uso de pilas y acumuladores con sustancias menos contaminantes. Cuando se adopten estos instrumentos, el Ministerio de Medio Ambiente informará a la Comisión Europea sobre las medidas adoptadas.

Deberes de los usuarios

Los poseedores de pilas, acumuladores o baterías usados estarán obligados a entregarlos en los puntos de recogida selectiva, o en los correspondientes establecimientos de los distribuidores o vendedores, para su correcta gestión.

Circuito para reciclar pilas

El circuito que siguen estos residuos de pilas y baterías desde su generación es el siguiente.

Recogida selectiva

El primer paso del circuito de una pila o batería usados es la puesta a disposición por parte del usuario final de la misma en un punto de recogida selectiva (es una obligación legal*). Nunca se deben tirar al cubo de la basura.

En esta fase, como usuarios debemos colaborar prestando atención a las diferentes ranuras para cada tipo de pila en los contenedores especiales para pilas. Los sistemas gestores de los puntos de recogida de pilas están obligados a informar de ello a las autoridades si los usuarios no colaboramos con esta separación.

Como mínimo debemos separar las pilas de botón del resto, ya que sus componentes son diferentes y residuos peligrosos también.

Transporte y almacenamiento temporal

Del punto de recogida, las pilas pasan a centros de almacenamiento temporal a la espera de su tratamiento final.

La recogida de los residuos de pilas, acumuladores y baterías industriales o de automoción y su traslado a las plantas de tratamiento y reciclaje deberán realizarlos preferentemente bien los propios productores. O los servicios de los sistemas de gestión establecidos por ellos, previa autorización de las comunidades autónomas.

En los centros de almacenamiento temporal las pilas y baterías usadas se reclasifican de nuevo en:

  • pilas y acumuladores que constituyan residuos peligrosos (residuos de pilas botón y de acumuladores con cadmio o plomo).
  • residuos de pilas botón, pilas estándar, acumuladores portátiles que contengan cadmio o plomo.
  • restantes acumuladores portátiles.
  • otros tipos de pilas portátiles.

Estos centros de almacenamiento temporal no tienen la consideración legal de gestores de residuos. Se limitan a recibir en sus establecimientos las pilas o baterías usadas para su entrega a un gestor. Pero sí están obligados a almacenar las pilas y baterías en lugares impermeabilizados y convenientemente cubiertos, o en contenedores adecuados.

Entrega, tratamiento y reciclaje por gestores de residuos

El tratamiento y reciclaje de los residuos de pilas y acumuladores deberá realizarse en plantas autorizadas según el principio de proximidad. Estos serán propiedad de los productores o de terceros, siguiendo las mejores técnicas disponibles para la protección de la salud y del medio ambiente.

El tratamiento comprenderá, como mínimo, la extracción de todos los fluidos y ácidos de las pilas usadas. Esta tarea se hará en lugares impermeabilizados y convenientemente cubiertos o en contenedores adecuados.

Los residuos peligrosos de las pilas (especialmente de las pilas de botón y acumuladores con cadmio o plomo) se entregarán a un gestor autorizado de residuos peligrosos.

Cuando los residuos de pilas y acumuladores sean recogidos conjuntamente con los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, las pilas y acumuladores deberán ser extraídos del interior de estos residuos. Por ejemplo, si tiras una radio o un ordenador con las pilas o la batería incorporada.

Estas operaciones está permitido que se realicen en plantas ubicadas en otro Estado miembro de la Unión Europea. O fuera de una Comunidad autónoma, siempre que se cumpla la normativa europea sobre transporte transfronterizo de residuos (Reglamento (CE) 1013/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de junio de 2006, relativo a los traslados de residuos) y se sometan a los mismos tratamientos que hubieran sufrido en España.

Incineración

La citada ley dice que los residuos de cualquier tipo de pilas y acumuladores que hayan sido sometidos a ambos procesos de tratamiento y reciclaje (para desproveerlas de los materiales y residuos peligrosos) podrán ser eliminados en vertederos legales o mediante incineración.

Normativa sobre pilas y baterías de coche

  • Real Decreto 106/2008, de 1 de febrero, sobre pilas y acumuladores y la gestión ambiental de sus residuos (ver online).
  • Directiva 2006/66/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de septiembre de 2006 , relativa a las pilas y acumuladores y a los residuos de pilas y acumuladores y por la que se deroga la Directiva 91/157/CEE.
  • Directiva 91/157/CEE del Consejo, de 18 de marzo de 1991, relativa a las pilas y a los acumuladores que contengan determinadas materias peligrosas (derogada por la Dtectiva 2006/66/CE).

Eva María

Licenciada en Derecho y Postgrado en traducción. Soy una profesional por cuenta propia que se dedica a la traducción de documentación y al mantenimiento de sitios web, en particular mantengo el sitio www.consumoteca.com. Colaboro con Consumoteca porque creo en este proyecto y creo que hacía falta ordenar la información de ayuda a la compra y presentarla de una forma amigable, en una web bien diseñada. Animando a la gente a que se exprese se está dando un gran paso adelante en la emancipación de los consumidores españoles.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Ingeniero Industrial Luego de 20 de seguir los distintos "tratamientos" de pilas y baterias, la conclusión es que no se ha conseguido nada, o casi nada. Falta la "bombilla" que ilumine la idea brillante que permita la recuperación de los elementos de composición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú