Problemas al desistir de la financiación de un coche nuevo

Problemas al desistir de la financiación de un coche nuevo

Nos escribe Alejandro para contarnos su odisea una vez encargada la compra de su nuevo Nissan con financiación y desistir de esta financiación en plazo, para pagarlo finalmente al contado. Aquí te explicamos lo que dice la ley y los pasos a dar en caso de desistir de la financiación.

Alejandro va a un concesionario oficial para comprarse un coche nuevo. Él ya tenía clarísima la marca (Nissan), modelo y motor y como tienen una unidad en stock con el color y equipamiento deseado, su interés es entonces obtener un buen precio y señalar la compra.

El vendedor propone financiar el coche

El vendedor del concesionario, que, para cobrar su sueldo variable, necesita hacer financiaciones para la financiera de la marca, intenta convencer a Alejandro para que financie parte del precio del coche a cambio de un buen descuento sobre el precio final del coche. A Alejandro le entran dudas. ¿Qué es mejor? ¿Pagar, por ejemplo 11.000 euros por su coche nuevo a tocateja o 10.200 euros habiendo desembolsado cuando devuelva el préstamo 12.500 euros? Ciertamente el precio total a pagar, con gastos financieros incluidos, es elevado así que indica que tiene que estudiar el asunto.

Tras una simulación fallida con la financiera de Nissan (Nissan Financiación), el vendedor le ofrece ahora financiar el 40% del precio del coche (es lo mínimo a financiar) al plazo de reembolso menor posible, 36 meses (la permanencia del crédito debe ser al menos de 18 meses). A última hora del día, Alejandro, con mil números en la cabeza, acepta la financiación de CaixaBank Consumer Finance.

La operación de compraventa con financiación queda así: el concesionario le aplica un descuento de 1,000 euros (IVA e Impuesto de Matriculación incluidos), a cambio de firmar un contrato de financiación con CaixaBank Consumer Finance por el 40% del precio de venta, a 36 meses, que no se pueden acortar por contrato.

Dos días después, el comprador acude al concesionario para firmar la operación de financiación a distancia. Se va a firmar el contrato de préstamo en el teléfono móvil del vendedor, por lo que el comprador quiere que le imprima el contenido de lo que va a firmar. El método para poder imprimir el contrato firmado por el cliente es peculiar: se le envía a su correo electrónico la oferta vinculante de la financiera, que el comprador tiene que reenviar al correo del vendedor, para este poder imprimirla.

Alejandro lee el contrato, no de forma muy completa (hay mucha presión por firmar y cerrar la operación), prestando atención a las cláusulas que considera más importantes. Le dice al vendedor que ni en el pedido, ni en el contrato de financiación, aparece ninguna cláusula que se refiera a la permanencia mínima de 36 meses, con los detalles que el vendedor le había dado verbalmente. La respuesta del vendedor es que, “es un papel del fabricante”, que no lo tiene y que tiene que pedirlo y, no queriendo entrar mucho en el tema, le dice que “eso es así”, que no se preocupe, que se lo dará. Esta situación se mantiene así toda la semana siguiente.

Finalmente, Alejandro hace la transferencia por el 60% del precio del coche y le dice al vendedor que ya le ha llegado la documentación completa de préstamo, con contratación electrónica certificada, y que sigue sin ver nada relativo a la permanencia. El vendedor sigue diciendo que se lo tienen que mandar.

Fecha prevista de entrega y desistimiento de la financiación

El día previsto, el coche se entrega en plazo. Ya en casa con su flamante con en el garaje, Alejandro recapacita sobre las condiciones del préstamo y decide echarse para atrás, ya que en su condicionado se hace mención literal al artículo 9 de la Ley 28/1998, de 13 de julio, de venta a Plazos de Bienes Muebles.

Este artículo 9 (Facultad de desistimiento) reconoce la facultad del consumidor de

desistir del contrato dentro de los siete días hábiles siguientes a la entrega del bien, comunicándolo mediante carta certificada u otro medio fehaciente al vendedor y, en su caso, al financiador” (siempre que no haya usado la cosa y la devuelva en perfecto estado). “Este derecho será irrenunciable, sin que la no constancia de tal cláusula en el contrato prive al comprador de la facultad de desistimiento”.

También aparece en el contrato de préstamo lo que indica el artículo 28 de la Ley 16/2011 de Contratos de Créditos al Consumo:

El derecho de desistimiento de un contrato de crédito es la facultad del consumidor de dejar sin efecto el contrato celebrado, comunicándoselo así a la otra parte contratante en un plazo de catorce días naturales sin necesidad de indicar los motivos y sin penalización alguna.

En el caso de Alejandro, al tener la condición de consumidor, dispone de 14 días para el desistimiento en lugar de los 7 de la primera norma. En este mismo artículo se establece el deber del particular de devolver al financiador el principal más el interés acumulado desde la disposición del préstamo hasta el reembolso del capital, en un plazo máximo de 30 días naturales.

Las cosas así, Alejandro decide ejercer en plazo su derecho al desistimiento y abonar el principal más los intereses a la financiera y el descuento que le habían hecho por la financiación parcial al concesionario, ya que el precio al contado era algo mayor que el precio con financiación. Así lo hace por uno de los dos métodos que la financiera indica en la documentación, llamando a un teléfono de Atención al Cliente.

La financiera no se entera

El empleado del Servicio de Atención al Cliente de la financiera demuestra no tener ni idea de lo que le están hablando. Tampoco su superior. Al final, tras varias pausas para consultar, asegura que ya está tramitado, aunque Alejandro se queda con serias dudas de que se hayan enterado de qué iba el caso. Por eso, al día siguiente se va a Correos y envía un burofax, comunicando el desistimiento a la dirección indicada por la financiera. En él les pide que le indiquen, a la mayor brevedad posible, el importe a abonarles (capital más intereses por los poquísimos días que ha durado el préstamo), y la forma de hacerlo.

A los tres días, el comercial del concesionario llama a Alejandro para decirle que ha recibido un correo electrónico de la financiera, diciéndole que el préstamo se va a liquidar Está muy alterado, habla de que la financiera aporta una cantidad para contribuir al descuento por financiación, monta un buen pollo: “el concesionario te va a hacer un cargo en tu cuenta, que ya sabrás lo que te conviene, que ellos no regalan el dinero, etc.”

Alejandro insiste en que está dispuesto a devolver el descuento y que, puestos a incumplir su palabra, nunca le llegó el documento de permanencia de 36 meses de la financiación. Ahora, es el comercial quien responde que ese documento se lo tiene que enviar la financiera al cliente (ya no se trata del fabricante del coche como había mantenido hasta la fecha).

Ahora el frente de batalla de Alejandro es conseguir que la financiera le comunique los intereses debidos y la cuenta de abono para cancelar el préstamo, teniendo que llegar a poner una reclamación para que se los faciliten. Después de siete días de insistencia la financiera le envía una liquidación por cancelación anticipada errónea al incluir una comisión de cancelación anticipada y otra de apertura del préstamo y un seguro de vida vinculado que no deben pagarse ya que el desistimiento es por definición gratuito, como hemos visto.

Para colmo, la financiera le dice que no tiene que devolverles el dinero a ellos, sino al concesionario, y este, a su vez, devolvérselo a ellos. Alejandro, haciendo caso omiso de lo que le cuentan, decide actuar cómo está indicado en el contrato, y en la ley. Una vez que se desiste en plazo de la financiación del vehículo a motor hay que hacer la transferencia por los interese corridos esos escasos días a la financiera, poniendo en el concepto de la transferencia “Desistimiento del préstamo nº tal, NIF y nombre”.

Al final, después de reclamar una vez más, Alejandro recibe la comunicación que esperaba de CaixaBank: “En relación a su petición, le informamos que la devolución se ha gestionado correctamente”.

Y lo curioso de todo este penar para Alejandro es que el comercial, finalmente, renuncia al descuento que le dio por financiar su coche, a pesar de que este insiste en pagar la diferencia del precio con financiación, respecto al precio contado, unos 1.000 euros a mayores.

Ya lo sabes, tienes derecho a desistir de la financiación de tu próximo coche durante los 7 días hábiles tras la entrega y si además tienes la condición de consumidor, durante los 14 días naturales siguientes a la firma del contrato de préstamo.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4300 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Buenos días,
    Sería interesante saber si transcurrido ya un tiempo desde que ocurrió el caso que relata Alejandro, “Y lo curioso de todo este penar para Alejandro es que el comercial, finalmente, renuncia al descuento que le dio por financiar su coche, a pesar de que este insiste en pagar la diferencia del precio con financiación, respecto al precio contado, unos 1.000 euros a mayores”, sigue sin haber tenido que hacer el desembolso de esa cantidad.
    No se ve en Internet otro caso que trate de problemas con un un desistimiento, ni de la posterior reclamación de cantidad y mucho menos de que se la hayan perdonado.
    Parece que hay algo muy turbio en la incentivación de las financiaciones de las compras de automóviles, que igual produce que se vean cortados por algo a la hora de reclamar los concesionarios su mordida. Tal vez habría que dar una vuelta a lo relativo a la Ley de Defensa de la Competencia.
    Saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close