Cómo se debe viajar con un perro en coche

Cómo se debe viajar con un perro en coche
Perro abandonado

Son millones las mascotas que acompañan a los hogares de todo el mundo, siendo el perro el animal más popular. A la hora de viajar con un perro, siempre se ha de cumplir con la normativa vigente en materia de dispositivos de retención. Al igual que te pones el cinturón, el perro debe ir bien asegurado por el bien de los ocupantes y por el suyo propio. De esta manera, se evitarán distracciones o que el propio animal ande suelto por el interior de vehículo, aumentando las posibilidades de sufrir un accidente. No cabe duda de que los transportines para perros son un elemento de seguridad básico y que su uso está completamente recomendado.

Transportin para perros de Mismascotas es
Transportin para perros de Mismascotas es

Si vas a viajar con tu perro, hazlo sobre seguro

El transportín para perros es una caja o bolsa portátil con una portezuela enrejada ventilada en uno de sus lados que sirve para transportar animales domésticos pequeños. Los hay de diversos tamaños en función del tamaño del animal a transportar.

El Reglamento de Circulación es tajante en su artículo 18.1, sobre «Otras obligaciones del conductor». Según este, 

El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía.

A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos.

Como puedes ver, es obligación del conductor la adecuada colocación de los animales transportados. Y este mandato lo asegura un transportín para perros, ya que no solo garantiza que el animal no se va a mover, sino que también podemos utilizarlo si deseamos viajar con nuestra mascota en otros medios como un avión.

Por qué otras razones se recomienda un transportín para perros

Invertir en un transportín es garantizar la seguridad completa a bordo de un vehículo, ya que evitamos poner al perro o a los ocupantes en riesgo. De no ser así, en caso de impacto del vehículo con el perro suelto, las consecuencias serían fatales para todos.

Si el perro va suelto durante la conducción, puede distraer gravemente al conductor, poner en riesgo algún elemento de la conducción, como la palanca de cambios o el volante causando la distracción de conductor.

Pero además, la práctica de bajar las ventanillas y que el perro se asome por ellas es tremendamente peligrosa para el propio animal. Por no hablar de las posibilidades de que un perro en movimiento nos dificulte la visión, con los riesgos que lleva asociados.

Sanciones aplicables

Aunque llevar el perro suelto en el interior del coche no detrae puntos del carné, supone una sanción de 100 euros, pudiendo alcanzar los 200 si el animal se encuentra en el habitáculo propio del conductor.

Como ves, no te quitarán puntos, pero, como siempre se dice, lo de menos es la multa, sino adquirir conciencia de que el perro suelto en marcha significa un riesgo más alto de sufrir algún percance.

Estas son razones más que de sobra para adquirir tu transportín de cara a las próximas vacaciones de verano. Viajar con seguridad supone hacerlo con garantías y de saber que estás cumpliendo con la normativa del Reglamento de Circulación.

Otras recomendaciones de seguridad para viajar con perros

Tanto la DGT como el RACE ofrecen ciertas recomendaciones de seguridad para viajar con perros y otras mascotas que nunca está de mas conocer y cumplir. Además del uso de transportín como ya hemos mencionado, existen otros elementos de seguridad que también pueden cumplir una función de seguridad.

Un buen ejemplo de ello son los arneses de sujeción que utilizan el cinturón de seguridad o los anclajes isofix para mantener al perro y a los usuarios del vehículo seguros sin necesidad de retener al animal.

Otra opción muy utilizada son las rejillas divisorias que permiten habilitar un espacio propio, normalmente aprovechando el maletero, para que los perros de gran tamaño pueden viajar mucho más cómodos en el maletero sin riesgo de invadir el habitáculo. En caso de preferir este sistema es importante que la rejilla cumpla las especificaciones del estándar DIN 75410-2.

Normativa relacionada

Es normativa relacionada con el transporte de perros en un vehículo:

  • Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación para la aplicación y desarrollo del texto articulado de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.