Qué pasa cuando no se devuelven los minicréditos rápidos online

Qué pasa cuando no se devuelven los minicréditos rápidos online

Los minicréditos rápidos online (también conocidos como créditos rápidos, créditos con ASNEF, etc.) son préstamos personales que se ofrecen con rapidez y apenas garantías personales. Técnicamente son un producto financiero no bancario que ofrecen entidades de capital privado a través de páginas webs de mini préstamos muy fáciles de entender y gestionar.

Estos créditos se conceden por importes muy reducidos (suelen rondar entre los 50 y los 750 euros) y tienen un rápido período de devolución del principal recibido más los intereses, habitualmente, un mes más tarde de la concesión. Claramente están pensados para aquellos que necesitan, de improviso, una pequeña suma de dinero que, por las razones que sean, no quieren pedir prestado a otros particulares y ni mucho menos a su banco.

Entre sus ventajas destacan la agilidad con la que se piden y conceden una vez solicitados vía la web de la empresa de créditos rápidos, la rapidez con la que recibimos en nuestra cuenta bancaria el abono del dinero solicitado y que están dirigidos a aquellas personas que por sus condiciones personales no disponen de acceso a entidades bancarias, o aquellas que prefieren la agilidad sobre la burocracia de su banco clásico para pequeñas cuantías a tomas prestadas.

Obligaciones del prestatario de los minicréditos rápidos online

Como préstamos personales que son, los minicréditos rápidos online tienen una serie de obligaciones para los usuarios (los prestatarios) que aquí te desmenuzamos para que las tengas en cuenta y no tengas ningún problema en caso de que te “olvides” de devolver el préstamo a su (corto) vencimiento.

-Los mini préstamos se conceden por un importe relativamente bajo que debe ser reembolsado un mes más tarde junto con los intereses del préstamo. En caso de que puedas tener dificultades para devolver el principal más los intereses en la fecha pactada, lo primero que debes hacer es informar inmediatamente al prestamista, quien será el primero interesado en “negociar” contigo la mejor devolución de tu deuda.

Pacta con la empresa prestamista otras formas de devolución de tu deuda y trata de evitar el impago de las cuotas (es decir, no decir “ni mu” y dejar de pagar);

En caso de impago ten en cuenta que te cobrarán una comisión por impago que se acumulará a la deuda;

En caso de impago ten en cuenta que también empezarán a contar intereses de demora adicionales que se unirán al principal, los intereses del préstamo y la comisión por impago, en forma de peligrosa bola de nieve;

Además, podrán incluirte en los registros de morosos (registros de impagados) que te harán muy difícil en adelante contratar cualquier servicio (teléfono, luz, agua, etc.) o pedir financiación de cualquier tipo a otras empresas (tiendas que financian muebles, coches, préstamos personales, préstamos hipotecarios, etc.).

Te en cuenta además, que en caso de no abonar la deuda acumulada, el prestamista seguramente confíe a una empresa de recuperación de impagados (las famosas cobradoras del frac y similares) la recuperación del pago o transferirá tu deuda a una agencia de cobros.

Estas empresas están especializadas en recuperación de créditos impagados y harán todo lo posible porque devuelvas el dinero: te llamarán continuamente, verán si tienes bienes contra los que ir, te meterán presión y amenazarán con demandarte ante los tribunales para que devuelvas tu deuda (que seguirá creciendo día a día).

Finalmente has de saber que los créditos rápidos se conceden a personas que tienen una “reputación” de pagos contrastada. Esta reputación se mide por las webs de minipréstamos rápidos en solo segundos, de dos formas: comprobando que tu DNI / nombre declarados en la solicitud no aparezca inscrito en un listado de morosos, y estudiando tu “historial de pagos” con el prestamista (la web que te concede el crédito).

Por tanto, ten en cuenta que si no pagas o lo haces tarde, una sola vez, la siguiente vez lo tendrás más difícil para que te vuelvan a conceder “crédito” (para que se fíen de ti). Recuérdalo, los minicréditos rápidos online exigen una responsabilidad por parte de nosotros los usuarios prestatarios. No te la juegues con el impago: antes devuelve tu deuda que perjudicar tu futuro como consumidor.

Fernando

Inversiones, Bolsa y Fondos de Inversión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close