Comercio mayorista

Comercio mayorista
Almacen mayorista (Chuttersnap Unsplash)

Comercio mayorista

Legalmente, el comercio mayorista es aquel establecimiento cuya actividad comercial tiene como destinatarios finales a otros comerciantes o empresarios que no constituyan consumidores finales.

Por tanto es diferente del comercio minorista cuya misión es poner a disposición de los consumidores finales los bienes y servicios que adquieren a otros comercios mayoristas que les proveen (son sus proveedores). Por ejemplo, una compañía mayorista de viajes ofrece sus servicios a las agencias de viajes minoristas.

Actividad comercial

Las normativas que regulan el Comercio en el ámbito estatal y autonómico* definen lo que se entiende por actividad comercial. Y dentro de esta distinguen la actividad comercial mayorista de la minorista.

Así, en la Comunidad de Madrid, se define la actividad comercial como:

Se entiende por actividad comercial la consistente en situar u ofrecer en el mercado, por cuenta propia o ajena, productos naturales o elaborados, así como aquellos servicios que de ella se deriven, independientemente de la modalidad o soporte empleado para su realización, y ya se realice en régimen de comercio mayorista o minorista.

La actividad comercial se ejerce bajo el principio de libertad de empresa y en el marco de la economía de mercado, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 38 de la Constitución y en las leyes.

Y se aclara que:

La actividad comercial mayorista no podrá ejercerse simultáneamente con la minorista en un mismo establecimiento, salvo que se mantengan totalmente diferenciadas, identificadas, señalizadas y se respeten las regulaciones específicas aplicables a cada una de ellas.

Qué dice la Ley

La normativa de Comercio estatal y las autonómicas definen la actividad comercial mayorista así (en el ejemplo, la normativa de Comercio de Castilla-La Mancha de 2010):

1. Se considera actividad comercial de carácter mayorista, a los efectos de esta Ley, el ejercicio profesional de la actividad de adquisición de productos para su reventa que tiene como destinatarios a otros comerciantes, empresarios o artesanos que no sean consumidores finales.

2. La actividad comercial mayorista no podrá ejercerse simultáneamente con la minorista en un mismo establecimiento, salvo que se mantengan debidamente diferenciadas y se respeten las normas específicas aplicables a cada una de estas modalidades de distribución.

Normativa que regula el comercio mayorista

La normativa estatal sobre la que se basan las CCAA para legislar sus propias leyes de comercio interior es la Ley 7/1996 de comercio minorista.

  • Decreto Legislativo 1/2012, de 20 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Comercio Interior de Andalucía (BOJA de 30 de marzo de 2012).
  • Ley 16/1999, de 29 de abril, de Comercio Interior de la Comunidad de Madrid (ver online).

  • Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista (ver online).

Fernando García

Inversiones, Bolsa y Fondos de Inversión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close