Consejos antes de consumir chucherías

Consejos antes de consumir chucherías
Tienda de chucherías chuches

Consumir chucherías

Las chucherías son un manjar para golosos, generalmente dulce, cuyo único valor nutritivo es el azúcar (u otros carbohidratos) o grasa. Tienen escaso o nulo aporte de proteínas, vitaminas y minerales, así que, básicamente solo satisfacen un gusto o antojo.

El consumo en exceso de golosinas es un mal hábito que se ha extendido en los niños y algunos adultos. Y puede desencadenar problemas de salud como la obesidad infantil, la diabetes e incluso anemia, debido a que rara vez aporta hierro y ocasiona pérdida de apetito por alimentos más nutritivos.

Consejos de consumo

Aquí te damos unos consejos a la hora de consumir caramelos, chicles y demás chucherías. Algunos son obvios, pero vistos en su conjunto, te recomendamos su lectura.

Conocer los tipos de golosinas

Conoce y sé conocedor/a de los tipos de chucherías en el mercado. Conoce sus definiciones legales y su forma de fabricar para entender mejor lo que comes.

La Ley regula y define las chucherías en cuatro categorías: caramelos, chicles o goma de mascar, confites y golosinas. Dentro de cada una hace subdivisiones según los ingredientes o el método de fabricación.

Composición de las chuches

Conoce y sé consciente de la composición e ingredientes de las chucherías.

¿Sabías que los caramelos duros (caramelos propiamente dichos) tienen un mínimo de 80 % de azúcar y/o azúcares? ¿O que el chicle es un preparado elaborado con una base masticable plástica e insoluble en agua, natural o sintética, azúcar y/o azúcares y otros ingredientes y/o aditivos autorizados?

Consumo moderado

Otro consejo es consumir moderadamente chucherías. Su único valor nutritivo es el azúcar o la grasa. Es decir, que como decíamos al principio de este post, las chuches tienen un escaso o nulo valor nutritivo en proteínas, vitaminas y minerales.

Caramelos peligrosos

Los caramelos y chucherías no son juguetes ni se deben administrar a pequeños. No des a probar caramelos o chucherías a un bebé o a un niño demasiado pequeño. Y ojo con las chuches que encierran un regalo sorpresa en su interior.

Hay un riesgo de asfixia, sobre todo en el caso de los caramelos duros y de los caramelos provistos con un palito. Si el caramelo se desprende del palo y es tragado accidentalmente por el pequeño, se podría atragantar o asfixiar.

Chuches y caries dental

Vigila la salud dental de los niños a la hora de consumir chucherías.

Higiene de las tiendas de chuches

Valora la higiene de los establecimientos donde se vendan chucherías. Las chucherías y demás golosinas deben estar correctamente envasadas y mantenidas en compartimentos secos, en los que no dé la luz solar, alejados de fuentes de calor, y por supuesto, aislados de cualquier fuente de contaminación por contacto con otros alimentos o insectos y roedores.

Higiene en la manipulación

Observa la manipulación de los caramelos, chicles y chucherías en el establecimiento donde los compres. Especialmente en el caso de autoservicios.

Fecha de caducidad

Ten en cuenta la fecha de caducidad de las chucherías que compres. Son alimentos como cualquier otros. Si se trata de un embalaje con varias unidades, debe indicar la fecha de consumo preferente.

Usa la papelera

Sé cívico/a con el desecho de las chucherías y sus envoltorios una vez consumidos.

Las chucherías y especialmente los chicles ensucian los lugares públicos. Son de difícil y costosa extracción de aceras, calzadas y papeleras. Incluso se pegan en bancos y en lugares de mucho tránsito donde es fácil llevárselos puestos en nuestra ropa, pelo o calzado, para fastidio de los demás.

Reclamaciones

Las chucherías son productos de consumo humano que deben estar en óptimas condiciones de consumo en locales debidamente acondicionados.

Si no lo tienes claro denuncia el producto y el establecimiento donde lo hayas comprado ante la OMIC de tu localidad por medio de las hojas de reclamaciones.

Eva María

Licenciada en Derecho y Postgrado en traducción. Soy una profesional por cuenta propia que se dedica a la traducción de documentación y al mantenimiento de sitios web, en particular mantengo el sitio www.consumoteca.com. Colaboro con Consumoteca porque creo en este proyecto y creo que hacía falta ordenar la información de ayuda a la compra y presentarla de una forma amigable, en una web bien diseñada. Animando a la gente a que se exprese se está dando un gran paso adelante en la emancipación de los consumidores españoles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close