Hotel devuelve 1341 euros por no informar de alérgenos de la comida

Hotel devuelve 1341 euros por no informar de alérgenos de la comida

La asociación de consumidores FACUA Madrid informa que la cadena hotelera Meliá ha acordado devolver a una familia 1.341 euros como compensación por no haber podido disfrutar de los servicios todo incluido de su hotel Sol Lanzarote All Inclusive el pasado verano del 2016 debido a que son celíacas.

A pesar de que la familia informó a la cadena hotelera que dos de sus miembros eran celíacos y que, por tanto, no podrían ingerir ciertos alimentos en los restaurantes del hotel, cuando llegaron allí no había comida apta para ellos. Por tanto, el hotel en contra de lo que marca la ley*, no informaba en sus instalaciones de los alérgenos presentes en cada uno de los alimentos que ofrecía en su buffet y las consumidoras pagaron por algo que no pudieron disfrutar con garantías para su salud.

Alimentos seguros y saludables

En la Unión Europea los ciudadanos tenemos derecho a la libre circulación de alimentos seguros y saludables. Y también a recibir información suficiente de cada alimento que consumimos por criterios de salud (somos alérgicos), económicos (lo más barato), sociales (producido a 5 km de mi casa) o éticos (café o chocolate producidos con criterios éticos, productos Bio, etc.).

En España está vigente desde el 13 de diciembre de 2014 la citada* norma europea que obliga a los productores de alimentos y a los que los distribuyen a facilitar al consumidor información alimentaria clara, comprensible y legible, por medio de su etiquetado sobre propiedades nutritivas y de avisos particulares para alimentos específicos. Además, la publicidad y el etiquetado de los alimentos no deberán inducir a error sobre las propiedades de un alimento.

Todas las empresas alimentarias tienen la obligación de facilitar la información sobre ingredientes alergénicos empleados en los alimentos que venden o suministran. Esta obligación incluye también aplicables a establecimientos que vendan alimentos a granel como supermercados o restaurantes (incluidos los de los hoteles), o a negocios hosteleros de comida para llevar.

RELACIONADO  Densidad nutricional de los alimentos

Alergias e intolerancias alimentarias

Esta norma europea* reconoce que determinados ingredientes utilizados en la producción de alimentos, si siguen estando presentes en el producto acabado, pueden provocar alergias o intolerancias en algunas personas, lo que es un riesgo para la salud de las personas afectadas.

En esos casos es importante que se facilite información sobre la presencia de aditivos alimentarios, coadyuvantes tecnológicos y otras sustancias o productos con efectos alergénicos o de intolerancia demostrados científicamente para que los consumidores, especialmente aquellos que sufran una alergia o intolerancia alimentaria, elijan con conocimiento de causa las opciones que sean seguras para ellos.

Por eso el artículo 21 (Etiquetado de determinadas sustancias o productos que causan alergias o intolerancias) dice así (texto abreviado):

1. Sin perjuicio de las normas adoptadas con arreglo al artículo 44, apartado 2, las menciones a que se refiere el artículo 9, apartado 1, letra c), cumplirán los siguientes requisitos:

a) se indicarán en la lista de ingredientes con una referencia clara a la denominación de la sustancia o producto, y

b) la denominación de la sustancia o producto se destacará mediante una composición tipográfica que la diferencie claramente del resto de la lista de ingredientes, por ejemplo mediante el tipo de letra, el estilo o el color de fondo.

Si no hay lista de ingredientes, la indicación de las menciones incluirá la palabra «contiene» seguida del nombre de la sustancia o el producto. Cuando varios ingredientes o coadyuvantes tecnológicos de un alimento provengan de una única sustancia o producto deberá especificarse así en el etiquetado para cada ingrediente y coadyuvante tecnológico.

Alimentos o productos que causan alergias alimentarias

El Anexo II de la norma cita los alimentos que producen alergias. Son estos (resumidos):

 Cereales que contengan gluten: trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas y productos derivados (con algunas excepciones de jarabes de glucosa, cereales utilizados para hacer destilados alcohólicos, etc.);

RELACIONADO  Descienden 2 puntos el sobrepeso y la obesidad en los niños de 7 y 8 años en España

 Crustáceos y productos a base de crustáceos;

 Huevos y productos a base de huevo;

 Pescado y productos a base de pescado, salvo gelatinas de pescado soporte de vitaminas y otros;

 Cacahuetes y productos a base de cacahuetes

 Soja y productos a base de soja, salvo aceites y grasas de semilla de soja totalmente refinados.

 Leche y sus derivados (incluida la lactosa), con alguna excepción;

 Frutos de cáscara (almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, alfóncigos, nueces de macadamia o nueces de Australia) y productos derivados, salvo los frutos de cáscara utilizados para hacer destilados alcohólicos, incluido el alcohol etílico de origen agrícola.

 Apio y productos derivados.

 Mostaza y productos derivados.

 Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.

 Altramuces y productos a base de altramuces.

 Moluscos y productos a base de moluscos.

Información alimentaria obligatoria

El artículo 4 de la anterior norma* dice que:

1. En caso de que la legislación alimentaria requiera información alimentaria obligatoria, esta se referirá a información que entre en una de las categorías siguientes:

a) información sobre la identidad y la composición, las propiedades u otras características de los alimentos;

b) información sobre la protección de la salud de los consumidores y el uso seguro de un alimento; en particular, se referirá a la información sobre:

i) las propiedades relacionadas con la composición que puedan ser perjudiciales para la salud de determinados grupos de consumidores,

ii) duración, almacenamiento y uso seguro,

iii) los efectos sobre la salud, incluidos los riesgos y las consecuencias relativos al consumo perjudicial y peligroso de un alimento;

c) información sobre las características nutricionales para permitir que los consumidores, incluidos los que tienen necesidades dietéticas especiales, tomen sus decisiones con conocimiento de causa.

Y el cinco que la información alimentaria, además de ser precisa, clara y fácil de comprender para el consumidor, no inducirá a error, en particular:

RELACIONADO  Regulación de la venta directa de alimentos en Comunidad valenciana

a) sobre las características del alimento y, en particular, sobre la naturaleza, identidad, cualidades, composición, cantidad, duración, país de origen o lugar de procedencia, y modo de fabricación o de obtención;

b) al atribuir al alimento efectos o propiedades que no posee;

c) al insinuar que el alimento posee características especiales, cuando, en realidad, todos los alimentos similares poseen esas mismas características, en particular poniendo especialmente de relieve la presencia o ausencia de determinados ingredientes o nutrientes;

d) al sugerir, mediante la apariencia, la descripción o representaciones pictóricas, la presencia de un determinado alimento o ingrediente, cuando en realidad un componente presente de forma natural o un ingrediente utilizado normalmente en dicho alimento se ha sustituido por un componente o un ingrediente distinto.

*Reglamento (UE) n o 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2011 , sobre la información alimentaria facilitada al consumidor y por el que se modifican los Reglamentos (CE) n o 1924/2006 y (CE) n o 1925/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, y por el que se derogan la Directiva 87/250/CEE de la Comisión, la Directiva 90/496/CEE del Consejo, la Directiva 1999/10/CE de la Comisión, la Directiva 2000/13/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, las Directivas 2002/67/CE, y 2008/5/CE de la Comisión, y el Reglamento (CE) n o 608/2004 de la Comisión Texto pertinente a efectos del EEE.

¿Tienes coche? Lee esto

Consumoteca te presenta la guía definitiva para la compra o reparación de tu coche con garantías

Este libro repasa y soluciona 53 situaciones problemáticas cuando compras un coche nuevo, un coche de ocasión a un particular o un compraventa y cuando lo llevas a reparar a un taller. 225 páginas para que puedas decir ¡Jo, qué coche! Disponible en Amazon pastas blandas o Kindle.

  • 225 páginas
  • 53 casos reales de tribunales
  • Pastas blandas / Kindle

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4200 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close