Pago contra-reembolso

El pago contra-reembolso es un medio de pago utilizado en las ventas a distancia (por Internet, teléfono o catálogo) que consiste en abonar el coste del pedido online directamente a la persona que nos haga la entrega del mismo en nuestro domicilio (el transportista), generalmente en efectivo (moneda y billetes).

Por ejemplo, si hemos comprado un ordenador de sobremesa contrareembolso en una tienda online, cuando el mensajero llame a nuestra puerta deberemos tener disponible, generalmente en efectivo, el importe en efectivo de la compra para entregárselo. El nos hará firmar un albarán de entrega en el que debe quedar claro que ha recibido de nosotros el importe de la compra, al tiempo que nos entrega la cosa comprada.

Según ecommerce-news, el 22,49% de los usuarios compradores online en España, prefieren usar este medio de pago en una tienda online.

Implicaciones para usuarios y comerciantes

Para el usuario de internet (el comprador), comprar contra-reembolso no tiene ninguna obligación, más allá de la formalidad de haber pedido algo online y de que, si ya no estamos interesados, deberíamos llamar a la tienda online para que anule el pedido y la entrega a nuestro domicilio. Esto le evitará al comercio los gastos de preparación y envío del pedido.

Para el comerciante online, el medio de pago contra-reembolso tiene un coste importante de entre el 2 y el 3% del importe que el transportista moverá desde el domicilio del cliente al que se entrega y cobra el pedido en efectivo, hasta su sede, y la gestión de hacer una transferencia posterior a la cuenta del comerciante.

Ventajas del pago contra-reembolso

El pago contra-reembolso es el medio de pago online más seguro que existe en la compra por Internet y en general a distancia (por teléfono o por catálogo). El usuario no arriesga exactamente nada con esta modalidad: solo da su dinero cuando tiene delante la cosa comprada.

Inconvenientes del pago contra-reembolso

El principal inconveniente del pago contra-reembolso es que debido al riesgo de que el cliente se eche para atrás una vez en marcha la entrega, muchos comercios cobran una comisión por utilizarlo.

Otros medios de pago online

Otros medios de pago online son las transferencias bancarias, el pago con tarjeta bancaria, el pago con PayPal o  la financiación a plazos de una compra.

Compartenos!