Devolución

En materia de comercio, una devolución de un producto es el acto por el cual devolvemos a un comerciante el producto previamente comprado por cumplirse alguna de estas razones:

 porque es política de ese comercio admitir devoluciones dentro de un plazo (suele variar entre 1 y 15 días según el comercio, y sobre todo es una práctica que sólo las grandes superficies y centros comerciales se pueden permitir) y cumpliendo una serie de requisitos: devolver el artículo en su envase original junto con el tique de compra, dentro del plazo fijado y a cambio de un cheque por el valor de la compra para poder emplearlo en una nueva compra en ese mismo establecimiento.

 porque está estropeado o no es conforme para su uso (falta de conformidad);

 porque, tratándose de una venta a distancia (por teléfono, catálogo o Internet), hacemos la devolución dentro del período de siete días que permite la Ley de Comercio* para devolverlo sin penalidad alguna y sin alegar nada (derecho de desistimiento).

Al conjunto de normas de un comercio que tengan que ver con el derecho a devolver productos se le conoce como política de devoluciones.

¿Está obligado un comercio a admitir devoluciones?
La Ley no obliga a los comerciantes con establecimiento comercial donde atienden presencialmente al público a aceptar devoluciones de productos una vez comprados salvo que haya un problema de conformidad. Es decir, que salvo que el comercio lo anunciara previamente, no podremos devolver o “descambiar” el artículo comprado si está en perfectas condiciones de uso.

La Ley sí prevé un derecho de desistimiento de siete días en el caso de ventas celebradas a distancia, es decir, sin presencia física en el momento de la compraventa del comprador y del vendedor.

* Ley 7/1996, de 15 de enero de 1996, de Ordenación del Comercio Minorista (Boletín Oficial del Estado nº 15, de 17 de enero de 1996).


GD Star Rating
loading...
Comparte!