Derechos y deberes de los alumnos de colegios e institutos

Derechos y deberes de los alumnos de colegios e institutos

En este post te hablamos de los derechos y deberes de los alumnos en la educación escolar. Las personas consumidoras y usuarias tenemos reconocido el derecho a recibir la educación y formación adecuada en materia de consumo que nos permita conocer nuestros derechos y obligaciones y la manera de ejercerlos con responsabilidad. Mucho más amplio, ya en nuestros primeros años de vida, tenemos el derecho a recibir educación, de forma pública y universal.

Sin embargo no siempre la garantía de este derecho va exenta de obligaciones para los alumnos y cada vez es más frecuente leer sobre problemas de convivencia en las aulas donde pueden darse casos de acoso (bullying) entre niños, la desautorización de los profesores por alumnos o incluso sus padres, la falta reiterada de puntualidad o la inasistencia prolongada a las clases en su etapa obligatoria, etc.

Es la razón por la que algunas Comunidades como Navarra, han regulado en los últimos años la convivencia en los centros educativos no universitarios públicos y privados concertados*. Estas normativas han comenzado por recomendar disponer de un “Plan de Convivencia” (y un “Reglamento” que lo acompañe) en las aulas, donde se detalla el régimen de responsabilidades y derechos de los profesores, de los alumnos y de sus padres, madres y responsables legales.

Además, recientemente y ante la proliferación de teléfonos móviles con datos, estos planes de convivencia comienzan a incluir protocolos de uso de las tecnologías de la información y la comunicación para que se usen de forma segura, y adecuada. Estos equipos se podrán retirar al alumnado quedando en poder del centro, bien hasta el momento en que acaben las clases, bien hasta que sea recogido por los padres, madres, representantes del alumnado o el propio alumno.

Derechos de los alumnos

Los derechos básicos de los alumnos son, básicamente a:

  recibir una formación en el respeto a los derechos y libertades fundamentales dentro de los principios democráticos de convivencia, en la prevención de conflictos y en la resolución pacífica de los mismos.

 recibir una formación integral que permita su desarrollo personal, con criterios de calidad, adaptada a la diversidad y a sus capacidades. También incluye el derecho a recibir orientación escolar, personal y profesional y el respeto a la pluralidad lingüística allá donde haya más de una lengua oficial.

 ser respetados (intimidad, libertad de conciencia; diferencia y diversidad; protección contra toda agresión de cualquier índole y confidencialidad en el tratamiento de sus datos).

 ser valorados con objetividad (conociendo las asignaturas, recibiendo información sobre su evolución y pudiendo solicitar aclaraciones y presentar reclamaciones cuando no esté de acuerdo con su valoración);

 ser educados en igualdad de oportunidades y protegidos socialmente en caso de desigualdad o desventaja, en situaciones familiares complicadas (violencia de género, acoso escolar, etc.), educación que no discrimine por sexos, etc.

 participar en la vida del centro (a través de sus representantes, derecho de reunión, a constituir asociaciones o participar en los órganos de gobierno) y tener una actividad física saludable.

Deberes de los alumnos

Pero no todo son derechos. Los alumnos también tienen reconocidas por escrito una serie de obligaciones:

 estudiar y formarse (asistir a las clases con puntualidad y recurrencia, participar en ellas, estudiar y llevar una vida saludable);

 respetar la autoridad del profesorado (respeto a su labor educativa, realizar las tareas encomendadas en forma de deberes y respetar el Proyecto educativo del centro).

Como principio general, se reconoce a los profesores y equipo directivo de los colegios la presunción de veracidad, salvo prueba en contrario, sobre los hechos constatados cuando abran expedientes a los alumnos por mal comportamiento mediante procedimientos de adopción de medidas correctoras.

 participar y colaborar en la mejora de la convivencia (cumpliendo las normas del centro, participando de forma activa en el desarrollo de las actividades educativas, cooperando con el profesorado, resolviendo de forma pacífica y justa los conflictos y ayudando a quien lo precise).

 otros: respetar a las personas, ir al colegio o instituto con vestimenta e higiene adecuadas, permitir y facilitar que los derechos y deberes se cumplan con una actitud pacífica; respetar la libertad de conciencia, cuidar las instalaciones y respetar los bienes propios y ajenos.

Plan de Convivencia

Todos los centros educativos deben elaborar un Plan de convivencia. Se trata de un documento en el que se incluirá el Proyecto educativo del centro e incluirá las medidas preventivas, la mediación, los compromisos de convivencia, el Reglamento de convivencia y cuantas otras medidas fueran necesarias para la mejora de la convivencia y la resolución pacífica de los conflictos.

Este plan se revisará y concretará anualmente. El director o la directora constituirá la Comisión de convivencia del centro, cuya composición y funciones también quedarán recogidas en el Plan de convivencia. Los ámbitos de actuación del Plan de Convivencia abarcan la gestión y la organización del centro, la participación de los distintos sectores de la comunidad educativa, la acción tutorial, la gestión de aula, los procesos curriculares de enseñanza y aprendizaje, las actividades complementarias y extraescolares y cualquier otro entorno relacional del centro.

Reglamento de Convivencia

El Reglamento de convivencia formará parte del Plan de convivencia y contendrá, al menos:

 Las normas de convivencia, que serán la concreción de los derechos y deberes.

 Las conductas contrarias a la convivencia y las medidas educativas aplicables.

 Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia y las medidas educativas aplicables.

 Los procedimientos para la aplicación de las medidas educativas.

 La forma en que se repararán los daños causados.

* Decreto Foral 57/2014, de 2 de julio, por el que se modifica el Decreto Foral 47/2010, de 23 de agosto, de derechos y deberes del alumnado y de la convivencia en los centros educativos no universitarios públicos y privados concertados de la Comunidad Foral de Navarra (BON de 30 de julio de 2014).

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto.Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas.Consumoteca, con 4.200 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada.Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. me gustaria saber, si el refrigerio o retaurante escolar, solo se le dan a los estudiantes en hora de descanso. o se les tiene q respetar ese descanso y repartir estos alimentos en horario de clase?

  2. yo quisiera saber si para un derecho de los estudiantes es poder llevar una botella de asgua bal salon de clases

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close