El seguro de instrumentos musicales

En este momento estás viendo El seguro de instrumentos musicales
Violín (Josep Molina Unsplash)

El mundo de los seguros tiene soluciones para prácticamente cualquier cosa, persona, empresa o necesidad. En el grupo de los seguros que nos protegen de los daños que puedan sufrir nuestras cosas, tenemos el seguro de instrumentos musicales. En este post te contamos lo más relevante de esta modalidad de seguro para tu más amado, único y exclusivo amante musical. Sigue leyendo si quieres saber cómo asegurar tu guitarra, violín, piano, o cualquiera que sea tu instrumento musical en las mejores condiciones.

Seguro instrumentos musicales. Qué es y cómo funciona

El seguro para instrumentos musicales es una modalidad de seguro que cubre los daños que pueda sufrir el objeto asegurado o cualquiera de sus accesorios (boquillas, varas, estuches, etc.).

Los distintos riesgos que puedan ocurrir a esta herramienta de trabajo se protegen con la contratación de un seguro con las adecuadas coberturas.

En caso de siniestro, la aseguradora se obliga a reparar el instrumento para dejarlo como estaba antes del siniestro. Si se trata de un robo o siniestro total, abonará al asegurado o beneficiario el importe declarado o, en caso contrario, el valor de mercado en el momento del siniestro.

La aseguradora, en todo caso, se reserva el derecho a decidir ante un siniestro que le haya sido comunicado si el instrumento se reparará, si se reemplazará por uno de similares características y valor o si indemnizará al asegurado por el valor declarado al suscribir la póliza.

En caso de desaparición por huro, robo o expolio, si pasan 30 días, por ley se tendrá derecho a percibir la indemnización. Si después de este plazo apareciera, el indemnizado podrá restituir la indemnización a cambio del instrumento o renunciar a este, que pasará a ser propiedad de la aseguradora.

Principales coberturas

Las principales coberturas de este seguro para instrumentos musicales que tienes que tener en mente son:

  • Daños durante el transporte del instrumento. Aquí es importante delimitar en qué medios de transporte está cubierto el instrumento y si hay excepciones. Por ejemplo, algunas aseguradoras cubren el daño en vehículos a motor, transporte por avión o barco, pero no mencionan el ferrocarril.

  • Daños durante la estancia (caídas o golpes).

  • Accidentes durante su utilización: esta cobertura te protege en caso de que estando tocando el instrumento este pueda sufrir daños.

  • Hurto, robo (importante entender la diferencia entre ambos) o atraco.

    El atraco (expoliación) se produce si se emplea la intimidación, amenazas o la agresión verbal o física sobre la persona.

  • Servicio de reparación del instrumento por parte de un experto luthier en caso de daños reparables.

  • Depreciación de un instrumento antiguo o exclusivo de gran valor.

    En este caso, al contratar el seguro este se valora económicamente para calcular con la prima a pagar. En caso de depreciación por daños reparables que hagan que pierda valor, el seguro te abonará el 100% del valor declarado.

Como ves, hay muchas coberturas disponibles. Elige aquel seguro que incluya las coberturas que tú necesites.

Para todo tipo de instrumentos y personas

Estos seguros cubren todo tipo de instrumentos musicales y a cualquier persona o entidad, de forma individual o colectiva.

Es decir, que valen tanto para un aficionado como para un profesional o una entidad que se dedica a la música (una banda de música, un conservatorio una orquesta, una tienda de instrumentos de música, etc.).

El aficionado puede que tenga mucha estima a una guitarra eléctrica firmada por su artista favorito. Y el músico profesional seguro que tendrá a su instrumento como su herramienta profesional, sin la cual, incluso podrá sufrir pérdidas económicas importantes.

En cuanto a las bandas de música profesionales, al vivir de esta profesión, necesitarán tener cubierto el riesgo de pérdida o rotura de sus instrumentos. 

¿Solo en España o en todo el mundo?

Otro aspecto interesante a tener en cuenta a la hora de contratar tu seguro de instrumentos musicales es estudiar su cobertura geográfica.

Si eres un/a profesional que va de gira por Europa o por cualquier país del mundo tienes, sí o sí, que contratar un seguro con cobertura mundial. Pero antes mira qué países pueden estar incluídos o excluídos de la póliza.

Por ejemplo, por Europa las aseguradoras suelen entender la Unión Europea y otros países no miembros como Andorra, Suiza, Liechtenstein, Noruega o Reino Unido. Y ten en cuenta que la póliza excluirá de cobertura cualquier país que tenga un conflicto bélico.

Las principales pólizas distinguen a la hora de calcular la prima entre una cobertura nacional, europea o mundial. En cualquiera de estas dos últimas la prima puede que sea algo superior, pero tu tranquilidad ganada será más que recompensada.

Posibilidad de contratarlo por días

Otro aspecto interesante a mirar en la póliza a contratar sería la cobertura de la póliza por un tiempo limitado menor que el habitual contrato anual.

Por las razones que sean, te puede interesar asegurar tu instrumento solo por unos días, unas semanas o unos meses del año. En este caso no dejes de comparar el importe a pagar con el importe de la prima anual, ya que puede que te lleves una sorpresa de lo cercanas que ambas cifras estén.

¿Y si me lo han prestado o lo he alquilado?

Esta es otra posibilidad que algunas aseguradoras cubren. Imagina que te han prestado el instrumento solo unos días para dar un concierto y lo tienes que devolver. O imagina que se lo has alquilado a alguien (a cambio de un precio).

Exclusiones

Como cualquier otro seguro, esta modalidad no está exenta de exclusiones. Las más habituales en el seguro de instrumentos musicales son:

  • el desgaste natural, la corrosión, la humedad, etc.
  • el ataque de plagas de insectos.
  • la avería mecánica.
  • el daño estético (no funcional).
  • la avería de instrumentos eléctricos / electrónicos.

Compañías que aseguran instrumentos musicales

A continuación te enumeramos algunas de las compañías de seguros que comercializan este tipo de seguro, el nombre de su producto y sus principales características:

Helvetia Seguros

El seguro Helvetia Instrumentos Musicales Penta te cubre los daños durante el transporte, la estancia o la utilización. La firma suiza ofrece también la reparación del instrumento por parte de un luthier.

Mussap Mutua de Seguros y Reaseguros

Mussap comercializa a través del mediador Art Insurance Consulting un seguro de instrumento musical que te cubrirá en caso de daño accidental, robo, expoliación, hurto o depreciación en caso de un instrumento valioso. En este último caso, antes de asegurar se notifica a la aseguradora tu valoración del instrumento y en caso de daños graves que deprencien la cosa se compromete a reembolsarte el importe pactado.

Además Mussap te ofrece un instrumento de sustitución temporal en caso de pérdida, daños reparables o robo. Se trata de un seguro bastante completo que incluso te permite contratar períodos de tiempo inferiores al año.

Cuánto cuesta. ¿Hay franquicias?

Lo más importante antes de plantearte la clásica pregunta es valorar cuánto vale para ti tu instrumento musical. Sobre todo si eres un/a profesional que vive de la música y que pasa larguísimas jornadas anclado a su herramienta de trabajo.

La reflexión a hacerse antes de mirar el precio del seguro, es qué cuesta más, si la prima de seguro o la reparación del instrumento en caso de daños.

Por ejemplo, Art Insurance Consulting dispone de un simulador de prima a pagar que da distintos resultados de prima a pagar en función de la coberturas elegidas. Si tienes un instrumentos normalito y quieres cubrir las garantías de daño accidental, robo y expoliación la prima rondaría los 50 euros anuales.

Pero lo ideal siempre es conocer el máximo número de coberturas y solicitar una póliza a la medida de nuestras necesidades.

Y por último, a veces puede compensar contratar una franquicia en caso de que la prima suba mucho y comience a hacernos dudar sobre si nos merece la pena contratar el seguro o no.

Es importante preguntar a la aseguradora o al mediador que nos asesore si existe la posibilidad de contratar la franquicia, de qué importe se trata y cómo impacta a la reducción de la prima a pagar. En cuanto a la indemnización por siniestro, conviene recordar que la franquicia minora la indemnización a percibir.

Danos tu opinión

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.