El recauchutado de un neumático

El recauchutado de un neumático
Neumático viejo (Gold Chain Collective Unsplash)

Recauchutado

El recauchutado consiste, básicamente, en la sustitución de la banda de rodadura gastada de un neumático por una nueva. Por tanto, el recauchutado es una forma de alargar la vida en servicio del neumático mediante su reutilización.

Qué dice la ley

La producción de neumáticos recauchutados está sometida a reglamentos internacionales de homologación de los mismos de la Convención de Ginebra de Naciones Unidas. Hay dos reglamentos:

  • R-108 para neumáticos de turismo.
  • R-109 para neumáticos de camión.

Estos Reglamentos exigen el cumplimiento de una serie de prestaciones a los neumáticos recauchutados producidos en instalaciones homologadas.

Cómo se hace un recauchutado

Según la página web del sistema integrado de gestión de los neumáticos (SIGNUS), el proceso de recauchutado se inicia con la inspección minuciosa de las carcasas para comprobar la ausencia de daños.

Los daños más comunes en neumáticos gastados son poros, fallos de material, pequeñas rayaduras. Se trata de evitar que estos daños puedan comprometer ni su rendimiento o su seguridad.

El siguiente paso es el raspado de la banda de rodadura vieja antes de pegar una nueva para su posterior vulcanización.

Prestaciones de un neumático recauchutado

Los neumáticos recauchutados ofrecen las mismas prestaciones que un neumático nuevo, es decir:

 Seguridad,

 Rendimiento kilométrico,

 Buen comportamiento en la carretera,

 Adherencia para cualquier tipo de firme.

Mediante el proceso del recauchutado, además de retrasar la aparición de la carcasa desgastada, se contribuye a ahorrar un volumen importante de materias primas, ya que únicamente se añade un 25% de materiales nuevos.

En el año 2007, se han recauchutado en España 40.000 toneladas de las que 24.300 corresponden a neumáticos recauchutados por productores adheridos a SIGNUS, cifra que representa aproximadamente el 60%.

Fuente: www.signus.es

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto. Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas. Consumoteca, con 4.200 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada. Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú