Consejos antes de contratar talleres a domicilio

Consejos antes de contratar talleres a domicilio

En las grandes poblaciones cada vez los consumidores andamos más apurados con el tiempo, a la hora de llevar el coche al taller. Por esta razón, los talleres a domicilio pueden ser de bastante utilidad para pequeños mantenimientos del coche, como cambiar los neumáticos gastados, sustituir la batería, cambiar el aceite o las pastillas de freno.

Este tipo de talleres facilitan nuestra vida pero siempre que estén legalizados, cumplan la normativa de talleres de reparación de coches y respeten tus derechos como consumidor. En este post te damos algunas pistas para saber elegir bien un mecánico o un servicio de taller a domicilio si quieres estar cubierto por la ley.

Talleres a domicilio

 Lo primero, siempre que tengas una avería en tu coche que te impida andar con él, consulta si tu seguro de coche tiene incluida la cobertura de asistencia en carretera y en caso favorable, si esta es desde el kilómetro cero de nuestro domicilio (algunas pólizas sólo te envían la grúa si estás a una distancia de casa).

En caso favorable, que no se te ocurra llamar a nadie otro que al servicio de grúa de tu aseguradora, que en menos de media hora (algunas compañías hasta prevén indemnizaciones si se retrasan) debería presentarse en tu domicilio para ayudarte a resolver la avería y poder poner tu coche operativo.

 Si tu coche no está averiado y simplemente necesita un mantenimiento periódico, una inspección pre-itv o la colocación de un accesorio (navegador, alarma, radio, manos libres, etc.) pero no tienes tiempo para ir tú al taller, la opción de los talleres a domicilio puede ser buena aunque tienes que tener la precaución de informarte primero de quién es la empresa que te presta el servicio ya que hay muchos mecánicos y talleres a domicilio piratas.

RELACIONADO  Taller de reparación de vehículos automóviles

 Antes de elegir un taller a domicilio fíjate o pregunta por los dos precios que te cobrarán, básicamente el coste de la hora de mano de obra y el precio que pagarás por el desplazamiento (rondará los 40 euros) y compara. Por supuesto valora si te puedes permitir el coste del desplazamiento.

 También ten en cuenta que hay talleres clásicos que te ofrecen, algunos gratis, la recogida en tu domicilio de tu coche y te lo devuelven ya reparado también en casa, con lo cual te puedes ahorrar el coste del desplazamiento a tu casa del taller a domicilio.

 Si eliges un servicio a domicilio de sustitución de neumáticos, ten en cuenta que tendrás que pagar online, por adelantado, los neumáticos a la web, y que luego ellos te enviarán a un taller asociado al que más tarde, abonan una parte del importe pagado.

 Para saber si tu mecánico o taller a domicilio es legal, lo primero es consultarles y consultar después su número de inscripción en el registro especial de talleres de reparación de vehículos automóviles y de sus equipos y componentes (hay uno en cada Comunidad Autónoma). Si no está es que es pirata así que cuidado.

 Otra obligación que tendrán estos talleres es la de estar legalmente clasificados por su actividad (mecánica, electricidad, carrocería o pintura del automóvil) y ostentar en un lugar fácilmente visible (se supone que de la furgoneta) la placa-distintivo que le corresponda, indicando la actividad, las siglas de la provincia de ubicación del taller y el número correspondiente en el anterior registro especial.

 Si la reparación es importante no olvides pedirles un presupuesto, que debe ser gratuito (salvo que tengan que hacer una tarea para localizar la avería) y que debe estar firmado. La ley* dice al respecto que “únicamente podrá procederse a la prestación del servicio una vez el usuario, o persona autorizada, haya concedido su conformidad mediante la firma del presupuesto o haya renunciado de forma fehaciente a la elaboración del mismo”.

RELACIONADO  Pieza original

 Todos los talleres de reparaciones (oficiales de marca o independientes, físicos o a domicilio) tienen que dar al consumidor cliente una factura detallada que identifique perfectamente al taller, al usuario, al vehículo y los distintos trabajos que se le hayan realizado, así como el precio de la reparación.

Recuerda que la factura es un documento clave una vez que te devuelvan las llaves tras la reparación ya que si algo no va bien, tienes una garantía legal de la reparación y su resguardo es la factura y que debe ser escrita, firmada y sellada y debidamente desglosados los conceptos.

 Por último recuerda que tenemos derecho a una garantía sobre la reparación de tres meses o 2.000 kilómetros recorridos, lo que llegue antes (de 15 días en caso de vehículos industriales), mientras no hagamos manipulaciones posteriores en otros talleres o por nuestra cuenta.

Que te lo reparen bien.

*Real Decreto 1457/1986, de 10 de enero, por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles, de sus equipos y componentes.

Raúl

Experto en informática y amante de las motos, la bicicleta y la caza

Deja un comentario

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close