Qué es el régimen económico de separación de bienes

Qué es el régimen económico de separación de bienes

La separación de bienes es un tipo de régimen económico del matrimonio donde cada cónyuge aporta patrimonio al hogar común pero cada uno administra sus propios bienes preexistentes y posteriores al matrimonio civil (bienes privativos). Lo que cada cónyuge aporta al matrimonio se debe acordar en las “capitulaciones matrimoniales”. Estas capitulaciones matrimoniales se pueden hacer antes o después del matrimonio y son los acuerdos que fijan las normas que regirán la vertiente y aspectos económicos del matrimonio, respetando las leyes existentes.

Cuando las capitulaciones matrimoniales se realicen antes de la boda, deberán registrarse en forma de acuerdo escrito ante notario y luego ser inscritas en el Registro Civil junto con la inscripción de matrimonio, teniendo un plazo de un año (si la boda no se celebra en el año posterior a la firma el pacto pierde su eficacia). Los novios elegirán libremente el notario y el precio de la escritura oscila entre 60 y 90 euros.

Importancia del régimen económico en el matrimonio

El Código Civil* regula los regímenes económicos del matrimonio civil en nuestro país en sus artículos 1315 y siguientes. Este primero dice así:

Artículo 1315
El régimen económico del matrimonio será el que los cónyuges estipulen en capitulaciones matrimoniales, sin otras limitaciones que las establecidas en este Código.

Artículo 1316
A falta de capitulaciones o cuando éstas sean ineficaces, el régimen será el de la sociedad de gananciales.

Se debe elegir muy bien en qué tipo de régimen económico se va a formalizar el matrimonio teniendo siempre en cuenta las obligaciones y los derechos de la opción elegida, ya que, cuando todo va bien nunca se mira la letra pequeña pero cuando hay problemas de convivencia, no somos tan objetivos.

Por eso, en el régimen económico de separación de bienes, cuando se hacen las capitulaciones matrimoniales debemos ser consecuentes y, por ejemplo, viene muy bien que cada cónyuge cree su propia cuenta bancaria donde domicilie su nómina y hacer otra cuenta común para afrontar los gastos familiares donde cada cónyuge, según sus gastos e ingresos, realice aportaciones que sirvan para atender los gastos comunes en convivencia.

RELACIONADO  La grabación de la trabajadora despedida no atentó contra su intimidad

Regímenes económicos por CCAA

En España, cada Comunidad autónoma cuenta con una legislación propia en materia de regímenes económicos matrimoniales:

 Si te casas en Cataluña, Valencia o Islas Baleares, al regir allí por defecto el régimen de  separación de bienes, te casarás bajo ese régimen, salvo que pidas lo contrario.

 En Aragón, Navarra y Vizcaya cuentan con sistemas propios muy parecidos al régimen económico de sociedad de gananciales.

 En el resto de Comunidades si no se pacta ningún régimen económico ante notario o antes de casarse, lo que rige por defecto es el régimen de gananciales.

Consecuencias de la separación de bienes

La separación de bienes implica que:

 Los cónyuges contribuyen al sostenimiento de las cargas del matrimonio en proporción a sus respectivos recursos económicos, siempre y cuando, no se acuerde otra cosa de forma expresa ante notario;

 El cónyuge que trabaja en el hogar, en caso de haberlo, está contribuyendo a las cargas del matrimonio teniendo derecho a una pensión compensatoria que se fijará judicialmente en caso de que se extinga el régimen de separación de bienes;

 El cónyuge que gestiona los bienes del otro actúa como mandatario y tiene responsabilidades; no se rendirán cuentas de la administración de las rentas obtenidas de estos bienes si se destinan al mantenimiento de la familia.

 Las obligaciones que cada cónyuge contrae son exclusivamente su responsabilidad (por ejemplo un crédito rápido, un préstamo hipotecario etc.;

 Cuando no se pueda determinar con cláridad a cual de los cónyuges pertenece un bien o derecho adquiridos tras el matrimonio civil, se presumirá que pertenece a ambos por mitades iguales;

 Cuando uno de los cónyuges se declare en quiebra o concurso de acreedores, los bienes adquiridos por el otro cónyuge, durante el año anterior a la quiebra o concurso de acreedores, se donarán en su mitad al cónyuge declarado en quiebra.

Separación y divorcio

¿Qué ocurre con el régimen económico de separación de bienes cuando el matrimonio se rompe y hay un divorcio? Se tendrá que valorar, por un perito judicial, qué y cuánto han ido aportando cada uno en esa cuenta en común determinando los porcentajes de contribución. Por ejemplo: de las deudas de cada cónyuge responden exclusivamente sus bienes privativos y nunca los del otro, como acabamos de ver.

*Real Decreto de 24 de julio de 1889, texto de la edición del Código Civil mandada publicar en cumplimiento de la Ley de 26 de mayo último (Vigente hasta el 30 de Junio de 2017).

Belén

Soy Licenciada en Derecho con una especialización en los asuntos de consumo habiendo prestado mis servicios como asesora de una asociación de consumidores y para una OMIC.Este proyecto me parece interesante para las profesionales como nosotras, especialmente porque permite a todo el que quiera colaborar aportar su conocimiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close