Vitrocerámicas. Cuál comprar. Cómo elegir la tuya

Vitrocerámicas. Cuál comprar. Cómo elegir la tuya
Mujer cocinando

Vitrocerámicas

Cada vez cocinamos menos en casa. Cocinar se ha vuelto un lujo con el poco tiempo de que disponemos libre. En las tiendas de electrodomésticos tienes a tu disposición cuatro tipos de placas de cocina donde elegir: placas de gas, placas eléctricas, placas de inducción y vitrocerámicas. Para los que siguen pensando que cocinar en casa es también un placer, en este post te hablamos de las vitrocerámicas, un elemento limpio y estético indispensable para cocinar en los tiempos modernos.

Qué es una vitrocerámica

Una vitrocerámica, placa vitrocerámica, vitro a secas o encimera vitrocerámica es un electrodoméstico utilizado para cocinar que se sirve de la electricidad para calentar los alimentos y bebidas calientes que estemos preparando. Pero ojo, que además de la vitro eléctrica, también las hay de gas (ver más abajo). En este post nos fijaremos exclusivamente en las vitrocerámicas eléctricas, que son las más populares.

Las vitrocerámicas funcionan mediante una resistencia eléctrica que calienta el foco escogido y éste distribuye el calor instantáneamente por la superficie delimitada del foco, sin extenderlo en horizontal por el resto de la placa.

La vitrocerámica es un material que se obtiene a partir de una mezcla de mineral de hierro y otros componentes con propiedades semejantes a las del vidrio, resistente a temperaturas muy altas.

Tipos de vitrocerámicas

En contra de lo que se piensa, hay placas vitrocerámicas a gas, eléctricas, de inducción, halógenas, radiantes, rápidas (Hi-Light o High-Light), e incluso modelos que combinan focos de distinto tipo y en distinto número.

Placas vitrocerámicas

Las vitros son las placas de cocina más habituales en los hogares. La vitrocerámica es un material que se obtiene a partir de una mezcla de mineral de hierro y otros componentes con propiedades semejantes a las del vidrio, resistente a temperaturas muy altas. Hay placas vitrocerámicas a gas, eléctricas, de inducción, halógenas, radiantes, rápidas (Hi-Light o High-Light), e incluso modelos que combinan focos de distinto tipo y en distinto número.

Las placas vitrocerámicas funcionan mediante una resistencia eléctrica que calienta el foco escogido y éste distribuye el calor instantáneamente por la superficie delimitada del foco, sin extenderlo en horizontal por el resto de la placa.

Ventajas de las vitrocerámicas

Las vitrocerámicas tienen estas ventajas:

-Son muy seguras al contar con un termostato.

-Tienen pilotos avisadores del calor residual de un foco tras apagarlo, que se puede aprovechar para ahorrar energía apagando el foco unos minutos antes de terminar la cocción.

-Nos permiten calentar recipientes de todo tipo de material

-Son muy fáciles de limpiar. Basta con utilizar un paño suave en frío y una rasqueta con cuchilla para rascar los restos de comida.

-Son resistentes a pesos y a según qué golpes. También son resistentes a grandes diferencias de temperatura.

-Estéticamente son un elemento plano que no abulta y por tanto, ofrece una continuidad a la encimera de piedra o madera de nuestra cocina. Esta forma aplanada hace que tanto la superficie de utilización visible, como el fondo de la vitro sean mínimos, dando una imagen compacta a tu cocina.

Inconvenientes de las vitrocerámicas

-El principal inconveniente de las vitros, a pesar de su buen rendimiento energético, es que son algo más caras que las cocinas tradicionales de gas o electricidad, aunque menos caras que las vitros de inducción.

-Otro inconveniente es que su consumo energético es superior al requerir bastantes vatios de potencia para alcanzar rápidamente su temperatura óptima de funcionamiento.

Tipos de placas vitrocerámicas

Vitrocerámicas de gas

Funcionan a gas butano. Son más caras que las cocinas eléctricas (entre 150 y 250 euros) pero consumen menos energía. Su oferta es limitada, por su elevado precio y su baja eficiencia energética. Busca una con encendido eléctrico para no depender de las cerillas. De limpieza fácil. Por ejemplo, aquí tienes una encimera Teka de gas butano con encendido eléctrico (se vende en Amazon por unos 150 euros). Pesa 10 kg, 58 cm de ancho x 50 cm de fondo.

Encimera vitrocerámica de gas Teka
Encimera vitrocerámica de gas butano Teka

 

Vitrocerámicas de inducción

Funcionan por ondas magnéticas, no con resistencias, y por eso no queman si se toca el foco encendido, lo que las hace recomendables si hay niños en casa. El calor se genera al instante, con lo que consumen menos energía al cocinar. De hecho, son las placas de mayor eficiencia energética y de precio oscilan entre los 250 y los 500 euros. Con el sistema de calentamiento por inducción la energía calorífica se transmite directamente a la sartén o cacerola sin que se produzca pérdida alguna de dicha energía en el entorno de tu cocina.

Por ejemplo, aquí tienes una placa de inducción Zanussi Z6233Iok con Sistema Booster de respuesta inmediata (se vende en Amazon por unos 290 euros).

Placa De Inducción Zanussi Z6233Iok con Sistema Booster
Placa De Inducción Zanussi Z6233Iok con Sistema Booster

Vitrocerámicas halógenas

Generan calor mediante focos halógenos. Consumen mucha energía porque requieren mucha potencia. En España solo se venden placas que combinan un fuego halógeno con otros de otro tipo.

Vitrocerámicas radiantes

Generan calor mediante resistencias radiantes, fabricadas a partir de aleaciones metálicas de forma helicoidal o espiral que van fijadas en un soporte de material aislante. Son las más económicas pero apenas se venden porque se han quedado obsoletas.

Placas rápidas o Hi-light

Funcionan mediante resistencias onduladas que calientan con rapidez. Desbancaron a las radiantes y hoy son las más habituales en las casas, aunque seguidas de cerca por las placas vitrocerámicas de inducción.

Consejos de compra

Si estas viendo vitrocerámicas con la intención de comprarte una, sigue estos consejos y mira las cosas a las que prestar atención: la potencia, el número de focos o zonas de calentamiento varía entre 1 y 4 o más. Y el precio.

Zonas de calentamiento

Las mejores vitrocerámicas serán aquellas que se adapten al tamaño de tu cocina, al de tus cacerolas y sartenes y el uso que vayas a darle. Las vitros de 2 focos son para espacios y familias pequeñas. Las de 3 focos suelen tener dos en línea y un tercero más grande, o al reves, dos grandes y un pequeño, etc.

Otro aspecto relacionado a tener en cuenta será el diámetro de los focos. Esto es importante si tienes alguna olla grande cuya base supera el diámetro del foco.

Potencia

La potencia de las vitros varía. Los modelos más básicos tienen potencias hasta unos 250 W, luego tienes la banda 250-750 W y finalmente los modelos más demandantes te pueden ofrecer más de 750 W hasta unos 2100 W.

Estas potencias son en el supuesto de que enciendas todos los focos al máximo, a la vez. Si te preocupa este aspecto, consulta al vendedor la potencia máxima según cada foco de la vitrocerámica y cotéjalo con la potencia instalada en tu casa por la compañía eléctrica. Vaya a que cuando enciendas la vitro y esté puesta la lavadora se te “fundan los plomos”.

Tipo de enchufe

Ojo con este aspecto puesto que normalmente estas encimeras, por su potencia muy elevada, vendrán con un cable para un enchufe con toma de tierra (3 hilos: fuerza, neutro y tierra). Es decir, que el enchufe no suele estar incluido en el pedido. Esto te exigirá disponer de un enchufe macho con toma de tierra y de un hembra adaptado al enchufe macho de la encimera, próximo a ella, debajo de la encimera de la cocina, para que quede oculto a la vista.

Seguridad

Un elemento de seguridad a mirar es la función antiolvido. Básicamente consiste en seleccionar un número de minutos a partir del cual la placa se apaga total mente, como si de un cronómetro se tratara.

Precios

Los precios de las vitros varían entre los 64 euros de una placa eléctrica vitrocerámica Jata portátil y barata (entendemos que no es lo que buscas)

Placa-eléctrica Jata barata
Placa-eléctrica Jata barata

 

Y los 1500 euros de esta encimera modular Siemens Teppan Yaki, de 1900 W, 2 zonas de cocción, 40 cm, ideal para cocinar comida japonesa.

Encimera modular Siemens Teppan Yaki
Encimera modular Siemens Teppan Yaki

 

Entre medias, y a partir de unos 150 euros, comienzan a haber vitrocerámicas interesantes en el mercado.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4300 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Esta entrada tiene un comentario

  1. No sabia que existían tantos tipos de placas vitrocerámicas, solo estaba habituado a las típicas negras que suelen ser placas de inducción. Buena información y grandes consejos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close