Ensanchador de zapatos: consejos de compra

Ensanchador de zapatos: consejos de compra
Zapatos y botines (Radek Skrzypzak Unsplash)

Seguro que te has comprado unos zapatos muy bonitos que te gustan un montón. En la tienda los viste fenomenales, te pusiste uno en el pie derecho, diste unos pasitos con él, te miraste en un espejo y le los llevaste. Y, sin embargo, el día del estreno, tras dar una buena caminata, notaste que los zapatos te molestan. Te topan un pelín en la puntera, o te molestan porque tus pies de cuarentón comienzan a crecer a lo ancho y tienen juanetes. En este post te damos unos consejos antes de comprar un ensanchador de zapatos. Lee atentamente lo que sigue a continuación y no cometas nuestros errores al comprar zapatos estrechos.

Qué es un ensanchador de zapatos

Un ensanchador de zapatos o estirador de zapatos es un aparato de madera o plástico con la forma de la horma del pie, y separado por dos mitades longitudinales y a veces un talón. En su eje longitudinal tiene un largo tornillo de rosca que al ser apretada abre lentamente las dos mitades de la horma forzando al cuero o tela del zapato a ensancharse. 

Ensanchador de zapatos Medipaq Amazon
Ensanchador de zapatos Medipaq Amazon

Solo con esta acción se consigue, con el ensanchador en el zapato y cierta tensión, que su cuero se deforme a nuestro gusto o necesidad.

Este efecto de ensanche lateral es el más habitual para usuarios y usuarias con problemas de juanetes, bunion, pies anchos, etc.

Alargamiento longitudinal del zapato

Para quienes tienen pies finos pero la molestia es en la punta de los dedos, se puede usar el taco de madera trasero que también se puede ajustar. De esta manera, introduciendo el ensanchador y la talonera en el talón, se puede conseguir ganar algunos milímetros al cuero o tela del zapato.

Ensanches especiales

Pero además, hay usuarios con problemas de dedos del pie montados o juanetes acusados que necesitan algo más que un ensanchamiento general del zapato. Para ellos están pensadas las pequeñas piezas negras con pivotes destinadas a los agujeros que las hormas de madera tienen en lugares estratégicos.

Qué ensanchador comprar

Fíjate en el ensanchador Medipaq en venta en Amazon por 18 euros. Tiene un par de hormas y admite ajustes longitudinales y a lo ancho del zapato. Es de madera y las piezas negras se pueden ajustar tanto en la parte superior de la madera (dedos montados) como en las laterales (bunion y juanetes).

Ensanchador de zapatos Medipaq Amazon
Ensanchador de zapatos Medipaq (en Amazon por 18 euros)

Por su parte, este ensanchador de zapatos Langer & Messmer en venta en Amazon es una pieza única (no vienen dos). Y solo cumple con la función de ensanchado del empeine y parte delantera del zapato. Es decir, que con él no lograremos que el zapato se «estire» longitudinalmente.

Langer & Messmer en venta en Amazon
Langer & Messmer en venta en Amazon por 27 euros

Qué no es un ensanchador de zapatos

Importante aclarar que no hay que confundir ni comparar un ensanchador de zapatos con unos dispositivos similares destinados a que los zapatos no pierdan su forma en nuestro zapatero.

Fíjate ahora en este otro modelo parecido a un ensanchador Langer & Messmer en venta en Amazon: es unisex, admite un amplio universal de tallas y vienen dos unidades. No, no es un ensanchador de zapatos. Las maderas delantera y talonera se pueden apretar con un movimiento de muelle. Se mete el aparato en el zapato y el muelle hace que el zapato no se deforme al ejercer el muelle presión hacia fuera.

Ensanchador de zapatos Langer & Messmer de Amazon
Falso ensanchador de zapatos Langer & Messmer de madera de cedro (en Amazon por 27 euros)

Consejos al comprar un ensanchador de zapatos

Si vas a comprar ensanchadores de zapatos ten en cuenta esto:

  • Mejor madera que plástico.

  • Mejor un par que uno suelto.

  • Infórmate de si es para zapato de caballero o zapato de mujer o ambos.

  • Infórmate de las tallas para las que es adecuado.

  • Fíjate en que el aparato sirva para ensanchar (a lo ancho) y que tenga también la posibilidad de estirar el zapato por el talón (pieza de madera trasera).

  • Mejor uno con piezas sueltas y agujeros en los laterales y parte superior de las hormas de madera.

  • Fíjate en que sea un ensanchador y no un dispositivo para mantener la forma del zapato.

Consejos si compras zapatos sin equivocarse de medidas

Te damos a continuación una serie de consejos para evitarte comprar un ensanchador de zapatos.

Pruébate los zapatos con calcetín de cierto grosor

El primer consejo que te podemos dar antes de comprarte un par de zapatos, zapatillas, botas o botines es llevar contigo unos calcetines de cierto grosor para probártelos con ellos. En verano, con el calor, nuestras extremidades, pies incluidos, se dilatan y tienden a expandirse. Y la sensación a la hora de probártelos, será bien distinta de en invierno o con temperaturas bajas.

Por tanto, si te llevas unos calcetines contigo e intentas simular con ellos puestos el uso en temporadas más frías, te acercarás a la talla correcta del zapato mejor que si te los pruebas sin calcetines (uf, qué problema de higiene).

Pruébatelos en una tienda física

Muchas tiendas online de zapatos te animan a pedir un par de tallas de zapato y devolver una de ellas. Esto está bien y es cómodo porque sabes que puedes devolverlos sin pagar gastos de envío. Pero, si lo piensas, esta decisión es tan cómoda como ambientalmente insostenible. Solo por tu pereza de acercarte a una zapatería de tu barrio, estás incurriendo en emisiones de CO2 en el medio ambiente.

Por tanto, siempre que puedas, acércate a una zapatería, a ser posible de tu barrio, a probarte unos zapatos. Y si quieres hacer un bien por tu barrio, cómprales a ellos. Comprar zapatos en Amazon o Zalando está bien, pero haces un poco más pobre el tejido comercial y el empleo en tus calles.

Pruébate los dos zapatos mejor que uno

Esto que te decimos no es ninguna tontería. Un zapato puede presentar ligeras pero perceptibles diferencias entre el pie izquierdo y el derecho.

Esto es especialmente probable en el zapato artesanal fabricado a mano. Por ejemplo, las zapatillas de lona, alpargatas, etc. pueden tener un ligero desajuste entre las hormas de los pies izquierdo y derecho. Por tanto, uno de los pies te puede quedar bien pero el otro no.

Infórmate de la política de cambios y devoluciones

Recuerda que los comercios físicos no están obligados por ley a aceptar devoluciones. Por tanto, pregunta primero si aceptan cambios en caso de que los zapatos no te gusten o no te ajusten bien a los pies. Y del procedimiento de devolución o cambio. ¿Dan un vale de compra o te reembolsan tu dinero?

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.