Implantes dentales, ¿cuántos de una sola vez?

Implantes dentales, ¿cuántos de una sola vez?
Dentista

Los implantes dentales nos ayudan a reemplazar los dientes perdidos, recuperando la estética de una sonrisa perdida. Pero también nos devuelven la funcionalidad de la dentadura, que es masticar, triturar, moler y preparar los alimentos en la boca para su correcta digestión. En este post hablamos de la implantología dental, te presentamos una herramienta para calcular precios de implantes dentales e intentamos a responder a la pregunta del título.

Qué es un implante dental

Cuando pierdes una pieza dental o se debe sacrificar por su mal estado, la implantología dental se encarga de solucionar el vacío posterior en tu boca.

Tradicionalmente en estas situaciones se recurría a las prótesis extraíbles (coloquialmente llamadas dentaduras postizas). Pero en los últimos años, los implantes dentales han evolucionado hasta el punto de ofrecer soluciones permanentes, estéticas y funcionales a la pérdida de una o varias piezas dentales.

La diferencia entre la dentadura postiza y el implante dental es que las primeras  son prótesis removibles mientras que estos son prótesis fijas de gran calidad y acabado que sustituyen la pieza extraída de forma permanente.

El implante va atornillado directamente al hueso del maxilar del paciente, consiguiéndose una fijación similar al del diente original, con un resultado estético mucho mejor.

Al tornillo que sirve de anclaje para el maxilar se le conoce técnicamente como “raíz dental artificial” y sobre este anclaje se construye una “corona”. Esta es una prótesis cerámica a medida que iguala en funcionalidad y estética al esmalte del diente perdido (tamaño, color y forma).

Una advertencia: el implante como tal solo es el tornillo anclado al alveolo óseo de la pieza perdida. La corona como tal no lo es. Pero, coloquialmente, nos referiremos al implante como la suma del tornillo y la corona en este post.

Dudas habituales con los implantes

Entre las preguntas más habituales que se hacen los pacientes que dudan si someterse a esta técnica de recuperación de piezas dentales perdidas destacamos estas que siguen.

Mi cuerpo, ¿puede rechazar el implante?

Los especialistas en implantología dental aseguran que el material de titanio con el que está hecha la fijación a la mandíbula es “biocompatible”. Esto quiere decir que sería raro, salvo que hubiera una infección bucal de por medio, que el implante en sí causara una reacción alérgica en el paciente.

Implante dental de titanio
Implante dental de titanio

 

Ahora bien, lo que sí puede suceder es que la integración del tornillo con el hueso de la mandíbula sea más lenta de lo habitual porque el hueso alveolar disponible para el anclaje sea escaso.

En estos casos, los odontólogos expertos pueden valorar hacer una cirugía de injerto de hueso artificial para completar el grosor del hueso alveolar. Esto puede alargar el tratamiento algunas semanas más de lo habitual.

Una vez lograda la regeneración ósea, el tornillo dispondrá de una base de consistencia ósea suficiente como para anclarlo con firmeza y poder construir la corona. Pero esto no quiere decir que haya un rechazo del cuerpo al implante.

También puede darse el caso de adolescentes cuyo crecimiento óseo no es completo, para los cuales esta técnica, desgraciadamente, está desaconsejada. Pero en general, a partir de la mayoría de edad se puede recurrir a ella cuando se pierden dientes por accidentes o enfermedades de la boca.

¿Cuántos implantes dentales de una sola vez?

Esta es otra duda que se presenta a pacientes adultos con una dentadura en mal estado, y que han sufrido una pérdida de varias piezas a la vez. Poder reconstruir la sonrisa y volver a masticar completamente por todas las zonas de la boca se convierte en una necesidad urgente.

Y la respuesta es que sí. Además, está aconsejado por la duración larga del tratamiento, abordar el estudio y recuperación de las piezas perdidas a la mayor rapidez. Y ello porque cuanto más tiempo quede la oquedad en la dentadura mayor será la degradación del hueso alveolar sobre el que se deberán anclar los implantes.

Imagen: sección de mandíbula con implante dental
Imagen: sección de mandíbula con implante dental

 

De hecho, la implantología ofrece la solución de un solo implante de toda la dentadura en casos de pacientes que han perdido todos sus dientes. Con tan solo 4 tornillos se puede anclar a la mandíbula inferior completa del paciente obteniendo buenos resultados (6 implantes en la mandíbula superior).

El tratamiento, ¿es doloroso?

Otro de los miedos de los pacientes respecto al implante se refiere tanto al dolor durante la operación como al posterior, mientras el tornillo de titanio logra la osteointegración con nuestro maxilar.

La respuesta de nuevo es que, durante la intervención quirúrgica se aplica anestesia local o incluso sedación asistida si la operación es compleja. Los días posteriores a la intervención se pueden producir inflamaciones locales y dolor en la zona del implante.

Y durante las semanas de la osteointegración, más que dolor se pueden sentir molestias si no seguimos una higiene bucal perfecta. Y también un cierto bajón psicológico por la duración del tratamiento, que en el mejor de los casos será de 3 meses, pero que se puede alargar unos meses más en algunos casos. Pero el dolor como tal, no se siente.

¿Cuánto tarda un implante en ser completado?

La respuesta depende de la calidad del hueso maxilar del paciente. Cuanto más reciente sea la pérdida del diente y menos piezas se hayan perdido (idealmente una), el proceso del atornillado y colocación de la corona será menor.

Si se trata de un implante sencillo en un paciente sano con una estructura ósea correcta el tratamiento puede durar 3 meses. Si el paciente necesita un injerto óseo artificial se puede prolongar, en función del hueso a restituir, entre 6 y 9 meses.

Consejos de última hora

Si estás pensando en someterte a esta intervención:

  • infórmate previamente en al menos dos clínicas dentales,
  • consulta si tu seguro médico te cubre el tratamiento,
  • recurre a los mejores profesionales (con la boca no se debe escatimar), y
  • sigue siempre las indicaciones de higiene oral con tu dentista elegido. 

¡Ah, y no olvides que los odontólogos, recomiendan no fumar a los implantados de alguna pieza dental!

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.