La grabación de la trabajadora despedida no atentó contra su intimidad

Una trabajadora del DIA Almendralejo fue despedida por comer artículos del super en horario laboral, en el almacén. Tenía pleno conocimiento de la existencia de cámaras de vigilancia allí y en otros lugares del supermercado pero alegó ataque contra su intimidad. El juez dice que la zona de almacén no era un área de privacidad y que los actos por lo que fue sancionada tuvieron lugar en un marco de riesgo asumido.

[Saber más]