En qué consiste el pago contra-reembolso en una compra online

Compartenos!

El pago contra-reembolso es un medio de pago utilizado en las ventas a distancia (por Internet, teléfono o catálogo) que consiste en abonar el coste del producto comprado, con sus recargos (por entrega y por elegir este medio de pago) directamente a la persona que nos haga la entrega del mismo en nuestro domicilio (el transportista), generalmente en efectivo (moneda y billetes) aunque también se puede hacer con tarjeta si el empleado dispone de un terminal punto de venta (TPV), que lo permita.

Para que se pueda hacer un pago contra-reembolso es necesario:

 Que haya algo físico que entregar en el domicilio del cliente. Si no lo hubiera, por ejemplo, un servicio, no podría darse esta forma de pago.

 Que estén presentes en el momento de la entrega del producto el comprador y el representante del vendedor (el transportista).

 Disponer de dinero en efectivo. Si en el momento de la entrega, el consumidor comprador online no dispusiera de monedas o billetes, el transportista no podría entregarle al producto.

 Desembolsar el pedido online completo, que comprenderá el coste del bien comprado IVA incluido, el coste de entrega a domicilio del transportista y el coste de la modalidad de pago contra-reembolso.

Ventajas del contra-reembolso

La principal ventaja del pago contra-reembolso en las compras online es que no tiene ningún riesgo para el comprador, ya que puede abrir la mercancía en su hogar, comprobar que corresponde con lo solicitado y, sólo en ese caso, desembolsar su importe en efectivo.

El vendedor no nos puede penalizar si hacemos caso omiso al transportista y no estamos presentes el día de la entrega o directamente no abrimos la puerta (no puede hacer nada), aunque como consumidores tenemos la obligación de ser formales y comunicar al vendedor si no estaremos el día de la entrega o si ya no nos interesa la cosa.

Inconvenientes del contra-reembolso

La principal desventaja del pago contra reembolso en las compras online para el comprador es que el vendedor le puede cobrar una comisión por elegir esta modalidad de pago, ya que a él el transportista le cobrará dinero por mover “fondos” y asumir el riesgo de robo, pérdida, etc. De hecho, de media los transportistas pueden cobrar a los vendedores cerca de un 3% del importe gestionado. Por ejemplo, una compra de 300 euros contra-reembolso le puede costar al vendedor el 3%, es decir 9 euros, frente al menor coste de otros medios de pago como la tarjeta bancaria o la transferencia bancaria.

Esta comisión que el comprador soporta cuando elige el pago contra-reembolso se debe al coste que este medio de pago supone para el vendedor:

 Cuando hacemos un pedido contra-reembolso, el comercio online se obliga a entregárnoslo en nuestro domicilio sin haberlo cobrado antes, por lo que existe un alto riesgo de que el comprador (que no tiene nada que perder) no esté en su domicilio en el momento de la entrega, o que simplemente sea un pedido fallido porque el comprador es un “graciosillo”.

Para ello las empresas de comercio electrónico deben asegurarse de que el cliente existe y de que tiene la intención de comprar online, por ejemplo, comprobando que el domicilio de entrega existe y corresponde a un hogar cierto.

 La empresa transportista (MRW, Seur, etc.), tiene que confiar a sus transportistas (muchos son autónomos), “mover” dinero del domicilio del cliente a la empresa vendedora, y le cobran a esta una comisión por ese servicio (seguridad de que el dinero llegue del comprador al vendedor), en torno al 3% del importe del pedido.

Utilización del pago contra-reembolso en España

Según un estudio de medios de pago publicado por Red.es* en el año 2008, los medios de pago más utilizados por los compradores online en España son:

 el 54% de los compradores prefiere pagar sus compras online a través de la tarjeta de crédito;

 el pago contra-reembolso con un 27,7%;

 las transferencias bancarias con un 11,7% y

-el sistema PayPal con un 4,5%.

* Estudio sobre Comercio Electrónico B2C 2008, elaborado por el equipo de la ONTSI, y publicado por Red.es.

Fuente: Elaboración propia y Libro blanco del comercio electrónico (www.aecem.org)

Otros artículos recomendados


Compartenos!