Derechos de los consumidores en una mudanza o porte

Derechos de los consumidores en una mudanza o porte
Mudanza camión de la mudanza (Alex Mecl Unsplash)

Hay cientos de empresas de mudanzas y portes que están a nuestra disposición en Internet. También las verás en carteles pegados por doquier en la calle, en farolas, fachadas, en la guía telefónica, en la salida de tiendas de muebles (ya sabes, los Ikea).

La Ley está de nuestra parte y regula una serie de obligaciones para las empresas de mudanzas y portes y nos reconoce una serie de derechos que aquí te contamos.

Derecho a un presupuesto previo

Cualquier usuario interesado en realizar una mudanza tiene derecho a que la empresa de mudanzas le entregue un presupuesto previo por escrito que contenga, al menos, la información siguiente:

 Nombre, domicilio y número de identificación fiscal de la empresa,

 Nombre y domicilio del cliente,

 Fecha y lugar de recepción y entrega de los objetos,

 Existencia de objetos cuyo transporte esté sujeto a regulación especial,

 Tipo de mercancía y número de objetos a cargar,

 Indicación sobre la necesidad o no de utilizar embalajes especiales, de tener que realizar desmontaje, montaje, colocación de muebles, etc.

 Precio desglosado del servicio contratado, impuestos incluidos,

 Seguro.

Coste de elaboración del presupuesto

Las empresas de mudanzas pueden, por Ley, cobrar por la elaboración del presupuesto si, una vez hecho, el cliente rechaza el servicio.

Por eso, antes de encargarlo es conveniente informarse sobre el coste de elaboración del presupuesto o sobre si este es gratuito, aunque hay que desconfiar de los presupuestos hechos a distancia sin presencia de un representante de la empresa de mudanzas que pueda hacer una visual del encargo.

Derecho a conocer el precio de los servicios a prestar

Las empresas de mudanzas están obligadas a exhibir al público, mediante carteles y de forma perfectamente visible, los precios de los servicios o las tarifas de referencia que hayan sido establecidas por la Comunidad Autónoma.

El precio de la mudanza depende de los siguientes aspectos:

 metros cuadrados de la vivienda,

 cantidad, tamaño y embalaje de los objetos a trasladar,

 número de operarios necesarios y

 facilidad del acceso al inmueble de recogida y al de entrega.

Derecho a un contrato por escrito

Si aceptamos el presupuesto de la empresa de mudanzas y acordamos la prestación del servicio, se debe formalizar un contrato por escrito y en él deben figurar, al menos, los datos siguientes:

 Nombre y apellidos o denominación social, domicilio, identificación fiscal y número de teléfono de la empresa de mudanza,

 Nombre, apellidos y domicilio del cliente,

 Derechos y obligaciones de las partes,

 Descripción del servicio solicitado,

 Fecha y lugar de carga y descarga de los objetos,

 Fijación de la cuantía de la responsabilidad asumida por la empresa,

 Seguro contra daños y deterioro de los objetos,

 Precio total, con desglose de descuentos o incrementos por servicios especiales (por ejemplo, embalajes especiales, monta-muebles, colgar lámparas, etc.), impuestos y modalidad de pago,

 Forma a través de la que el consumidor puede poner fin al contrato y cuantía de la  indemnización,

 Procedimiento de resolución de litigios,

 Firma de las partes.

Cuando el contrato se formalice por teléfono o por internet, el consumidor tiene derecho a solicitar una copia por escrito.

Se concretará con el cliente, al menos 48 horas antes, la fecha de prestación del servicio, así como los horarios previstos de llegada al domicilio y entrega en la dirección de destino. En caso de que no pueda realizarse el servicio, se comunicará al cliente lo antes posible.

Contratos-tipo

En el sector de mudanzas existen contratos-tipo homologados (aprobados) por la Administración, en los que se recogen los derechos y obligaciones de las partes y que podrán ser utilizados por todas las empresas que lo deseen.

Este tipo de contrato garantiza al consumidor que la empresa de mudanzas se responsabilizará de todos los desperfectos que puedan sufrir los objetos durante el desplazamiento, y de que se cumplan todas las garantías detalladas en él.

Las empresas de mudanzas que dispongan de contratos-tipo están obligadas a tenerlos expuestos al público y el consumidor tiene derecho a solicitar una copia de este formulario para informarse de las condiciones antes de contratar los servicios.

Derecho a recibir una factura

Una vez realizada la mudanza, el transportista está obligado a entregar al cliente una factura o documento equivalente donde deberán constar los siguientes datos:

 Número de factura,

 Nombre, domicilio y número de identificación fiscal de la empresa,

 Nombre y domicilio del usuario,

 Precio total con descripción de las operaciones realizadas y el IVA,

 Fecha y firma del prestador del servicio y del cliente.

El pago del servicio se efectuará de la forma y por los medios que hayan acordado las partes (en metálico, transferencia, etc.).

Derecho a obtener una indemnización por daños y perjuicios

La empresa de mudanzas es responsable de la pérdida, deterioro o retraso en la entrega  de los objetos transportados. En estos casos, la compañía está obligada a indemnizar al cliente de la forma siguiente:

 Por pérdida o deterioro: salvo otro tipo de acuerdo, hasta el límite de 4,50 € por kilogramo,

 Por retraso en la entrega de la mercancía: no podrá exceder, salvo otro tipo de acuerdo, del precio del transporte.

El usuario puede reclamar por los siguientes daños:

 Daños aparentes: son los que se perciben de manera externa en el momento de la entrega; es entonces cuando el consumidor debe reclamarlos. La reclamación puede realizarse en la copia del inventario que el cliente debe firmar al transportista.

 Daños no aparentes: concluida la mudanza, el cliente dispone de 24 horas para reclamar. La queja debe dirigirse por escrito a la empresa de mudanzas.

Derecho a reclamar

Las empresas de mudanzas tienen que tener hojas de reclamaciones a disposición del consumidor que las solicite.

Cuando se cumplimente una de estas hojas, el consumidor debe quedarse con 2 de los 3 ejemplares auto-copiativos de los que consta la hoja de reclamaciones; y la empresa puede reflejar su opinión en el impreso. Además la empresa tiene que firmar o sellar los ejemplares.

El consumidor tiene que presentar la hoja de reclamaciones, ante la oficina de consumo más próxima al domicilio. Allí se ofrecerá información sobre si la empresa está adherida al Sistema Arbitral de Consumo o al Arbitraje de Transporte, y sobre el organismo competente para tramitar la reclamación, en caso de que se desee solicitar un arbitraje.

María Gallego Igea

Licenciada en Derecho. Experta en Derecho de Consumo. Soy Licenciada en Derecho y Master en Derecho Empresarial (Universidad Antonio de Nebrija 1997). Soy actualmente Abogada en ejercicio, con más de diez años de experiencia en despacho propio, que desarrolla su labor profesional en diferentes ámbitos del mundo del consumo (asesoría, mediación y arbitraje). Soy Letrada del turno de oficio y Arbitro de la Corte Arbitral del Colegio de Abogados de Madrid. Colaboro con Consumoteca porque es una oportunidad de acercar mis conocimientos legales a la realidad diaria de las personas que accedan a esta web, y porque supone una oportunidad única para conocer de primera mano los problemas reales que surgen en la vida cotidiana.

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Romualdo

    Problemas con TRANSPORTES MERCADO MUÑOZ S.L. (MOSTOLES)
    Que decir de esta empresa por llamarles así.
    No voy a decirles ningún taco por aquí pero se merecen eso y mucho más.
    Empezando por el supuesto comercial que es llama Daniel que ya dudo que se llame así, porque ha sido mentira sobre mentira.
    Necesitaba hacer una mudanza y me dediqué a mandar mensajes a empresas de mudanzas para tener presupuestos. Estos señores fuero unos de los que respondieron rápidamente.
    Después de varios días recogiendo información sobre la empresa y viendo las opciones que tenía encima de la mesa me decante por esta. Mi insistieron muy mucho en que tenía que dar una señal y eso es lo que hice 50 euros.
    Día antes de la mudanza me manda un mensaje Daniel y me comenta que van a llegar más tarde, primer imprevisto, ya que les había surgido un problema en una mudanza anterior.
    El día de la mudanza llegaron 3 personas sobre las 11:30 con una furgoneta para llevarse todo lo que había en mi casa, al mirar lo mismo que yo había presupuestado y viendo la cantidad que era decidieron irse a por un camión. Dicho camión según me comentaron estaba en otra mudanza. Todo esto os quiero decir que soy familia numerosa y con niños de 10 años.
    Tuvimos que hacer un picnic en la habitación porque imaginaros como estaba la casa.
    Sobre las 15:30 vienen 4 operarios y con muy pocas ganas de hacer nada ya qué habían visto lo que había anteriormente y no tenían intención ninguna de desmontaje de unas camas abatibles que tenía y estaban en el presupuesto. Me comentaron los operarios que el montador había decidido no venir ya que le habían fundido de tanto trabajo.
    Todo esto con muy buenas palabras del señor comercial Daniel, diciendo que el no podía hacer nada, que el no era el dueño, que no era el jefe.
    Les comenté que no se fuesen incluso suplicando y con una impotencia, todo esto viéndolo mis hijos y con la situación que estábamos viviendo todos.
    Se marcharon argumentando que tenían que negociar con sus jefes sobre la mudanza.
    Les comenté que yo sabía desmontar los muebles y que ellos solo tenían que llevarlos. Después de desmontar las camas abatibles con ayuda de mi mujer y mis hijos sobre las 17:00 llame a los operarios y me dijeron que se habían ido y que ya tenían los camiones en la nave y que no iban a volver
    Del señor comercial Daniel no supe nada hasta las 18:00 y le comenté todo lo había ocurrido y sorprendido me dijo que no lo entendía nada y las mismas palabras de siempre, yo no soy su jefe, no puedo hacer nada, etc.
    También me comentó opiniones de los operarios, iban diciendo cosas que no eran ciertas de mí. Que había cogido un martillo para desmontar el mueble por ejemplo, ustedes se pueden imaginar cómo voy a coger un martillo para romper un mueble donde quiero que duerman mis hijas en la nueva casa
    Después de una hora recibí un mensaje de WhatsApp del Señor Comercial Daniel que al día siguiente a las 9 de la mañana estaban en mi casa, Le llame y le comenté que ya que habíamos desmontado nosotros los muebles en el presupuesto tendria que cambiar, él empezó con un tono amenazante, de que nosotros le habíamos tratado mal, que el había hecho todo lo posible por nosotros, etc…
    Sobre las 20:00 mi mujer le mando un audio diciendo que no quería que está supuesta empresa pisase nuestra casa y que se quedasen con los 50 euros de la señal.
    Lo más alucinante fue la respuesta del comercial
    De acuerdo
    Mañana paso nota y lo cancelo
    Siento mucho lo sucedido.
    Mis 4 hijos se han tenido que ir de la casa a dormir ya donde estábamos ya que no se podía dormir en ella ya que estaba todo desmontado. Menos mal que todavía hay gente buena.
    Dejo la interpretación a todos vosotros.

  2. antonio

    OJO con Mudanzas LORENA de Malaga HOla hace relativamente poco tiempo hice una mudanza de Malaga a Bilbao y MUDANZAS LORENA rompio 3 cajas de vajilla, cristaleria, rompio una mesa y araño el cabecero de la cama, y NO SE HA HECHO RESPONSABLE DE ABSOLUTAMENT NADA asi que andad con cuidado cuando contrateis con esta empresa

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.