Daños en una mudanza

Daños en una mudanza
Mudanza camión de la mudanza (Alex Mecl Unsplash)

Te contamos dos casos de daños en una mudanza.

Altavoces rotos en una mudanza

Un consumidor contrató un servicio de mudanzas en el transcurso de la cual se produjeron unos desperfectos en varios de sus muebles y en unos altavoces.

El consumidor, nada más apreciar los desperfectos remitió un fax a la compañía de mudanzas notificándoles los daños constatados sobre sus pertenencias.

La empresa envió a un empleado para realizar las reparaciones sobre los objetos, pero el consumidor no quedó satisfecho.

Solución por arbitraje de consumo

Por ello, reclamó a la junta arbitral de consumo de su localidad para que un perito suyo valorase los desperfectos y que los servicios oficiales los reparasen adecuadamente.

Pidió además que, si esto no era posible, le abonasen 600 euros para reparar todos los desperfectos. Junto a la reclamación aportó fotografías del estado en que quedaron los enseres.

El tribunal arbitral tras comprobar que los daños habían sido producidos por la empresa de mudanzas (extremo que esta no negó), estimó la pretensión del consumidor solicitante.

Y obligó a la empresa a recoger las cajas acústicas y llevarlas a un servicio técnico y a enviar un ebanista para reparar los arañazos de los diversos muebles.

La alternativa que dio a la empresa fue el pago de 450 euros.

Daños en una vajilla de porcelana

Una consumidora contrató un servicio de mudanzas por el que pagó 1.682 euros. Al desembalar las cajas ya en su lugar de destino, se dio cuenta de que varios vasos de cristal y platos de porcelana estaban rotos y los muebles tenían numerosos arañazos.
 
Intentó que la empresa respondiera por esos daños a través del seguro que incluía el servicio contratado, pero no obtuvo respuesta de la empresa de mudanzas, por lo que decidió acudir en busca de ayuda a una Junta Arbitral de Consumo.

La consumidora presentó diversas pruebas en su escrito de reclamación, como el contrato firmado, fotografías con los desperfectos, el burofax que había enviado a la compañía reclamando los daños, etc.

Laudo arbitral

Una vez estudiado el caso, el tribunal arbitral decidió dar la razón a la consumidora.

En el laudo estableció que la empresa debía pagarle 841 euros en compensación por los daños.

Y además por el incumplimiento de contrato, que tenía incluido el desmontaje de las cajas pero que nunca se realizó.

María Gallego Igea

Licenciada en Derecho. Experta en Derecho de Consumo. Soy Licenciada en Derecho y Master en Derecho Empresarial (Universidad Antonio de Nebrija 1997). Soy actualmente Abogada en ejercicio, con más de diez años de experiencia en despacho propio, que desarrolla su labor profesional en diferentes ámbitos del mundo del consumo (asesoría, mediación y arbitraje). Soy Letrada del turno de oficio y Arbitro de la Corte Arbitral del Colegio de Abogados de Madrid. Colaboro con Consumoteca porque es una oportunidad de acercar mis conocimientos legales a la realidad diaria de las personas que accedan a esta web, y porque supone una oportunidad única para conocer de primera mano los problemas reales que surgen en la vida cotidiana.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Johana Guaman Naranjo

    Buenos días

    Compré un vehículo de segunda mano. Cuando me lo entregaron tenían que cambiarse los asientos delanteros porque no se regulan bien y están en mal estado. Me dijeron que eso tarda en que lo traigan y que en cuanto lo tengan me los cambian. Han pasado 3 meses y ahora dicen que tengo que pagar el cambio de un de los asientos. Me niego porque ellos dijeron que los cambiarían.

    Que puedo hacer. Poner una hoja de reclamación y denunciar para que me lo hagan sin ningún coste.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.