Un arrendatario es la persona física o jurídica que adquiere el derecho de uso de un bien (mueble o inmueble) temporalmente a cambio de un precio mediante un contrato de arrendamiento.

Este contrato es bilateral por lo que se trata de un acuerdo de alquiler entre dos partes: el arrendador y el arrendatario. Ambas figuras se encuentran reguladas en el Código Civil.

Obligaciones del arrendatario

La figura del arrendatario posee las siguientes responsabilidades y obligaciones generales en relación con la cosa arrendada y el contrato:

  • Pagar la cantidad establecida (puede ser fija o periódica) en la fecha marcada en el contrato.
  • Velar por el bien arrendado, destinarlo a su uso normal y mantenerlo en buenas condiciones (con la obligación de comunicar al propietario de los daños o de la necesidad de reparaciones). De no ser así, el arrendatario será responsable del deterioro o de los daños y perjuicios que se ocasionen.
  • Pagar los gastos de la escritura del contrato.
  • Tolerar las obras o reparaciones urgentes que sean necesarias en la cosa durante el arrendamiento.
  • Devolver el bien al finalizar el arrendamiento en el mismo estado en que lo recibió y en las condiciones establecidas en el contrato.

Derechos del arrendatario

Los derechos básicos que posee un arrendatario en un contrato de arrendamiento son:

  • El uso y disfrute exclusivo del bien arrendado durante el tiempo en el que esté vigente el contrato.
  • Exigir al propietario las reparaciones necesarias para el correcto goce del bien.

¿Buscas abogado especialista en arrendamientos?

Podemos ayudarte. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte.







Cerrar menú