Reparación

Reparación
taller de coches

Reparación

Reparar algo es hacer una serie de tareas y gestiones para restituirle el nivel de funcionalidad de que gozaba antes de estropearse. A la acción de reparar algo material o inmaterial se le conoce como “reparación”.

El Derecho, la normativa civil, penal, mercantil, administrativa, etc. y en concreto la normativa de consumo en España regulan las condiciones en las que se pueden ofrecer servicios de reparación (de coches, de ordenadores, de electrodomésticos).

En todas ellas se pretende garantizar el derecho previo del consumidor a conocer bien los servicios que se van a prestar y su coste, y a garantizar el resultado mediante garantías post-reparación temporales.

Reparación no es mantenimiento

Si la reparación significa restituir algo a su estado anterior a una avería o daño sufrido, el mantenimiento significa sustituir piezas, fluidos y revisar cosas para alargar su vida útil, y evitar precisamente la avería, que motivará una posterior reparación. En este sentido, podemos decir que mientras que la reparación es paliativa, el mantenimiento es siempre preventivo.

Con el mantenimiento de las cosas, aunque cuesten dinero, nos evitamos tener que repararlos ante averías.

Reparación de un coche

En materia de motor, reparar un vehículo o hacerle una reparación es hacerle todo tipo de operaciones (mecánica, electricidad, chapa, pintura, etc.) para restituirlo a su condición de funcionamiento previa a un siniestro. Estas operaciones de reparación se realizan en los talleres de reparación.

Este sector se regula por una normativa estatal antigua de 1986, modificada en 2010, además de por normas autonómicas posteriores:

 Real Decreto 1457/1986, de 10 de enero, por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles, de sus equipos y componentes.

 Real Decreto 455/2010, de 16 de abril, por el que se modifica el Real Decreto 1457/1986, de 10 de enero, por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles, de sus equipos y componentes.

Reparación de un electrodoméstico

En el caso de los electrodomésticos, la reparación está regulada a nivel estatal por un muy antiguo Real Decreto 58/1988, de 29 enero, de Protección de los Derechos del Consumidor en el servicio de reparación de aparatos de uso doméstico (BOE 29/1988, de 3 de febrero de 1.988). Esta se aplica a los servicios de asistencia técnica (SAT) que pueden ser oficial de la marca, o no oficiales.

Cuando se nos avería un electrodoméstico voluminoso que no podemos llevar a un servicio técnico (SAT) no nos queda más remedio que pedir la visita de un técnico a domicilio. Los derechos básicos del consumidor en este caso son dos información (presupuesto) y garantía (post-venta de la reparación).

Por su parte, si el aparato es de pequeño tamaño, nos tocará acercarnos al servicio de asistencia técnica (SAT) y dejarlo en depósito para que se elabore un presupuesto de la reparación, y tal vez la reparación en si. Si se nos avería un electrodoméstico grande lo primero es comprobar si está o no dentro de garantía. Si lo está es recomendable, si queremos que el fabricante nos siga otorgando como válida la garantía sobre el mismo, hacer venir a un servicio oficial de la marca.

Derecho de reparación

En sentido más amplio y universal, el de reparación es el derecho que tienen las víctimas de crímenes de guerra o de la humanidad, a verse compensados por los daños sufridos.

Y en materia de consumo, se podría definir la reparación de un daño como el derecho del consumidor afectado a la restitución de las cosas o personas al estado en que estaban antes de que se produjera este daño, o lo más próximas a ellas.

Esta entrada se publicó originalmente el 22 de septiembre de 2009 y ha sido actualizada con fecha 8 de abril de 2019.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4300 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close