El Consejo de Ministros aprueba el Proyecto de Ley sobre servicios funerarios

La muerte de un familiar o amigo es un momento delicado en el que, llevados por la tristeza del momento, tomamos decisiones apresuradas que afectan a nuestros intereses económicos ya que normalmente no se escatima.

Se trata de momentos en los que las empresas que prestan servicios funerarios pueden aprovecharse de nuestro dolor para ofrecernos servicios sin información previa sobre su prestación a sabiendas de que diremos a todo que sí.

Hoy leemos en Iustel que el Consejo de Ministros del pasado viernes ha aprobado remitir a las Cortes Generales el Proyecto de Ley de Servicios Funerarios, que tiene dos objetivos básicos: que más empresarios puedan ejercer la actividad de servicios funerarios, y por tanto que los usuarios tengamos una mayor libertad de elección.

Este texto ha sido elaborado conjuntamente entre los Ministerios de Economía y Hacienda y el Sanidad, Política Social e Igualdad, y elimina barreras de entrada y de ejercicio. En particular:

 La autorización de acceso a la actividad vigente se sustituye por una declaración responsable que habilita para el ejercicio en todo el territorio nacional.

 Se eliminan la obligatoriedad de tener un número mínimo de vehículos y personal, de salas de velatorio, de acreditar la solvencia financiera, etcétera.

 Se elimina la prohibición de trasladar un fallecido hasta pasadas las veinticuatro horas del fallecimiento y las autorizaciones de ejercicio para el traslado de cadáveres cuando no presentan riesgos para la salud pública.

Asimismo, el texto hace especial hincapié en la mejora de la protección de los derechos de los consumidores y usuarios de los servicios, al aumentar las obligaciones de información y transparencia en materia de precios y hacer explícito el derecho a la libertad de elección.

Fuente: Iustel

Eva Tamames

Soy una abogado con ejercicio en Madrid con muchos años de experiencia en el derecho de recuperaciones. He trabajado para varios de los más grandes bancos de este país, en su área de recuperaciones. En la actualidad ejerzo la abogacía en el ámbito de la violencia de género.Creo que Consumoteca es un proyecto participativo que tiene que ocupar un gran vacío entre la información de las empresas por un lado, y la de las asociaciones e instituciones de consumo.En medio no hay nada, y mucho menos, nada que sea participativo, terreno que están ocupando Blogs y contenidos poco elaborados de baja factura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close