Cuidado con la seguridad eléctrica de los hoverboards

Cuidado con la seguridad eléctrica de los hoverboards

Los patinetes eléctricos o patinetes scooter (hoverboards) están causando furor entre los consumidores españoles el último año. Estos conocidos patinetes eléctricos o mini-segways, permiten al usuario, mediante un ejercicio de equilibrio, desplazarse a una velocidad que puede alcanzar los 30 km/h y cuentan con dos ruedas de goma de alta calidad. Su peso suele rondar los 11 kilogramos (tienen fibra de carbono que los hace más ligeros) y su batería de litio permite desplazar hasta 110 kg de usuario encima e iluminar el camino de noche, con una capacidad de carga completa entre 2 a 3 horas.

Patinete eléctrico SmartGyro Amazon
Patinete eléctrico SmartGyro (en Amazon por 230 euros)

 

Sin embargo, tras la irrupción de la moda, el mercado se ha llenado de patinetes eléctricos baratos, y además de los problemas de seguridad vial (que en países como Reino Unido han llevado a su total prohibición) no todos ellos pasan las pruebas de los distintos mercados en materia de seguridad (sobre todo la eléctrica) como veremos en este post, hasta el punto de estallar en llamas, provocar daños cuantiosos por incendios y ser peligrosos por inseguros.

Moda de los últimos meses

Si hacemos una búsqueda en Google Trends de cómo ha evolucionado la categoría en España, vemos que el de los hoverboards es un fenómeno

menos de un año que empezó a tirar a partir de mayo-junio de 2015, y tuvo su pico en las navidades pasadas.

Google Trends Hoverboard

Y si hacemos una búsqueda en Google Shopping España nos encontramos con esto: patinetes por doquier entre 200 y 350 euros.

Google Shopping Hoverboards

Problemas de seguridad mundiales

En Europa, ya hay varios países como Irlanda, que han decidido (noviembre 2015) retirar de la venta en el mercado (product recalls) varios modelos por inseguros. La “Competition and Consumer Protection Commission” (http://ccpc.ie/) que es el organismo que vela por la seguridad de los consumidores irlandeses, retiró del puerto de Dublín un cargamento con 1.400 patinetes (Smart Balance Wheels) porque, tras una inspección rutinaria, descubrieron que no cumplían los estándares europeos de seguridad (la batería de litio o el cargador AC de los hoverboards analizados se sobre-calentaban pudiendo prender fuego).

En todos ellos, los organismos de protección de los consumidores están revisando que las unidades de patinetes requisadas para ser testadas en todo tipo de comercios, cumplen estas cinco directivas europeas:

  • Directiva 2001/95/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 3 de diciembre de 2001, relativa a la seguridad general de los productos;
  • Directiva 2009/48/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de junio de 2009, sobre la seguridad de los juguetes;
  • Directiva 89/686/CEE del Consejo, de 21 de diciembre de 1989, sobre aproximación de las legislaciones de los Estados Miembros relativas a los equipos de protección individual
  • Directiva 2009/142/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de noviembre de 2009, sobre los aparatos de gas;
  • Directiva 2006/95/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros sobre el material eléctrico destinado a utilizarse con determinados límites de tensión (Directiva de Baja Tensión).

Por su parte, el mecanismo europeo de contacto de todas las autoridades de consumo, el RAPEX, no parece disponer de resultados para la búsqueda de alertas por hoverboards defectuosos…

En cuanto a Estados Unidos, donde la seguridad de los consumidores es mucho más extrema, el organismo Consumer Protection Safety Commission (CPSC), acaba de mandar (18 de febrero 2016) una circular a fabricantes, importadores y distribuidores de estos patinetes advirtiéndoles de los riesgos de algunos de estos productos y de la necesidad de que cumplan con las normativas voluntarias de seguridad y de seguridad eléctrica del cargador y batería.

Efectivamente, estos pueden causar un innecesario riesgo de fuego y de muerte del usuario si el patinete se prende fuego. De hecho, en esta demoledora carta, la CPSC declara que entre diciembre de 2015 y 17 de febrero de 2016, ha recibido 52 casos de fuego de los hoverboards en 24 Estados, que han generado daños por fuego valorados en 2 millones de USD, incluidos dos incendios de casas y otro de un coche.

CPSC carta hoverboards

Ya más lejos, en Singapur recomiendan buscar la etiqueta de seguridad de allá (Safety Mark), comprobar si el producto ha sido retirado del mercado y prestar atención a las instrucciones de uso y carga de la batería de los hoverboards.

Singapur Hoverboards Safety

La marca CE como garantía

De vuelta a Europa, las autoridades europeas recuerdan que la mejor garantía para un patinete eléctrico es comprobar que lleva la etiqueta CE de seguridad y que el importador o distribuidor son de confianza, ya que eso nos asegurará que, en caso de problemas, se hagan cargo de recogernos la unidad comprada, devolviéndonos el importe pagado, y retirar de sus lineales los patinetes invendidos, al tiempo que permitirán notificar al RAPEX el problema encontrado.

La marca CE como garantía

De vuelta a Europa, las autoridades europeas recuerdan que la mejor garantía para un patinete eléctrico es comprobar que lleva la etiqueta CE de seguridad y que el importador o distribuidor son de confianza, ya que eso nos asegurará que, en caso de problemas, se hagan cargo de recogernos la unidad comprada, devolviéndonos el importe pagado, y retirar de sus lineales los patinetes invendidos, al tiempo que permitirán notificar al RAPEX el problema encontrado.

Cuidado con la seguridad eléctrica de los hoverboards
Valora esta entrada

Juan de la Torre

Manitas experto en bricolaje

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú