Préstamo hipotecario

Préstamo hipotecario

En materia de financiación de vivienda, un préstamo hipotecario es un préstamo que una entidad financiera prestamista (banco, antes también las cajas de ahorros, etc.) ofrece a un consumidor (prestatario) y que, además de contar con la garantía personal del prestatario, se garantiza adicionalmente con el bien inmueble (apartamento, piso, casa, chalet, etc.) sobre el que se constituye un derecho de hipoteca (por eso se conocen también como préstamos con garantía hipotecaria).

Los préstamos hipotecarios se suelen formalizar en escritura pública ante Notario que se inscribe en el Registro de la Propiedad para garantía de los compradores de una vivienda, que pueden saber qué cargas recaen sobre esta.

Tipos de préstamos hipotecarios

Los préstamos con garantía hipotecaria pueden ser, según la forma de revisar su cuota:

 préstamos hipotecarios a tipo de interés fijo: el interés no varía a lo largo de la vida del préstamo, es decir, que el usuario prestatario siempre pagará la misma cuota mensual durante toda la vida del préstamo. En España, esta modalidad no es muy frecuente, pero en los últimos años comienza a crecer ante la necesidad que buscan los usuarios de “blindarse” frente a oscilaciones de los tipos de interés, en caso de que vuelvan a estar en positivo.

 préstamos hipotecarios a interés variable: contienen un índice o tipo de interés de referencia con arreglo al cual –a su evolución en el tiempo- son revisados periódicamente. El índice de referencia más común en España, al que se referencian la mayoría de préstamos es el Euríbor. En general la mayoría de estos se expresan y referencia con arreglo a la variación del euro.

Una variante de estos préstamos a interés variable cuando la moneda y el índice al que se referencian no es el euro son los préstamos multidivisa, que han dado muchos problemas a sus prestatarios.

Préstamos hipotecarios multidivisa

Se trata de préstamos hipotecarios variables, en los que la moneda en la que se referencia la devolución del capital y las cuotas mensuales no es el euro sino una divisa, entre varias posibles, a elección del usuario prestatario. En estas hipotecas el índice de referencia para la revisión anual tampoco es el Euribor sino el Libor (London Interbank Offered Rate).

El reclamo de estos préstamos era poder referenciarse respecto a una divisa de otro país con tipos de interés inferiores a los de la España de los años 2000, además de la posibilidad de cambiar esa moneda si la tomada como referencia mejoraba su relación respecto al euro. Sin embargo, los riesgos de estos préstamos, eran dobles: además de los riesgos de un préstamo hipotecario de tipo variable por subida de los tipos de interés de mercado existía el riesgo de que la fluctuación de la moneda extranjera respecto al euro (o de todas ellas), empeorara la situación.

Cláusula suelo

La cláusula suelo es una cláusula financiera del condicionado de un préstamo hipotecario a tipo variable que establece límites a la variación del tipo de interés, por debajo (cláusula suelo) o por encima de un umbral determinado (cláusula techo). Llegado a ese umbral superior o inferior, el usuario sigue pagando ese máximo o mínimo, con independencia de cómo estén los tipos de interés en el mercado. Estos préstamos también han dado muchos problemas a los prestatarios.

RECLAMAR IRPH
SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Uno de nuestros abogados te contestará en menos de 24 horas







Un buen asesoramiento es básico para no encontrarnos con problemas legales en una reclamación extrajudicial o en una posible demanda. La cantidades a recuperar de media ascienden a más de 15.000€. No dudéis en preguntar todo lo que sea necesario.

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto.Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas.Consumoteca, con 4.200 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada.Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close