Voluntad del comprador

Voluntad del comprador
Contrato clausulado contratación

Voluntad del comprador

En materia de Derecho del consumo y contratación, la voluntad del comprador es la facultad que le asiste para celebrar o no un contrato.

Cualquier producto que compramos o servicio que contratamos, aunque sea suelto, está sujeto a algún tipo de negociación.

El presupuesto o la propuesta de contratación

El documento clave en el que se expresa con más nitidez la voluntad del consumidor o usuario es el presupuesto previo a la compra de un producto. O la propuesta de contratación de un servicio.

El presupuesto es un documento escrito con una validez no inferior a diez días. Incluirá por ley una descripción general de los servicios que se prestarán. También incluirá:

  • identificación de los bienes o productos que se entregan,
  • el coste de los mismos,
  • el coste de la mano de obra, cuando proceda,
  • todos los demás conceptos, recargos e impuestos aplicables, debidamente desglosados.

Los consumidores tenemos derecho a la elaboración y entrega de un presupuesto previo en la adquisición de bienes, productos o servicios en que el precio no pueda ser determinado de forma directa o cuando así esté establecido en virtud de una normativa específica.

La ley general de defensa de los consumidores vigente en España* dice así en su artículo 60 (Información previa al contrato)

1. Antes de que el consumidor y usuario quede vinculado por un contrato u oferta correspondiente, el empresario deberá facilitarle de forma clara y comprensible, salvo que resulte manifiesta por el contexto, la información relevante, veraz y suficiente sobre las características principales del contrato, en particular sobre sus condiciones jurídicas y económicas.

2. Serán relevantes las obligaciones de información sobre los bienes o servicios establecidas en esta norma y cualesquiera otras que resulten de aplicación y, además:

a) Las características principales de los bienes o servicios, en la medida adecuada al soporte utilizado y a los bienes o servicios.

b) La identidad del empresario, incluidos los datos correspondientes a la razón social, el nombre comercial, su dirección completa y su número de teléfono y, en su caso, del empresario por cuya cuenta actúe.

c) El precio total, incluidos todos los impuestos y tasas. Si por la naturaleza de los bienes o servicios el precio no puede calcularse razonablemente de antemano o está sujeto a la elaboración de un presupuesto, la forma en que se determina el precio así como todos los gastos adicionales de transporte, entrega o postales o, si dichos gastos no pueden ser calculados razonablemente de antemano, el hecho de que puede ser necesario abonar dichos gastos adicionales.

…./……

Por tanto, en un presupuesto, el consumidor dispone de los elementos que le llevarán a una decisión sobre una compra o contratación.

Asimetría del compromiso

El presupuesto y la propuesta de contratación son documentos asimétricos en sus obligaciones:

  • comprometen al empresario o profesional a la venta del bien o a la prestación del servicio al precio indicado.
  • dejan a la voluntad del comprador la compra o contratación finales durante su vigencia.

Si el consumidor termina por no aprovecharse del presupuesto, la oferta y el precio del presupuesto decaen.

Voluntad

Técnicamente, la voluntad es una propiedad o capacidad fundamental de los seres humanos. La voluntad está moderada por la razón, que permite a nuestra mente estructurar un futuro con una línea de acción que ponga de nuestra mano la capacidad de expresar un trabajo que culminará en un éxito previamente calculado.

La voluntad nos dota de capacidad para llevar a cabo acciones contrarias a nuestras tendencias inmediatas en un momento dado. Sin ella, no somos capaces de hacer lo que realmente se necesita o nos conviene.

*Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias (ver PDF).

Eva Tamames

Soy una abogado con ejercicio en Madrid con muchos años de experiencia en el derecho de recuperaciones. He trabajado para varios de los más grandes bancos de este país, en su área de recuperaciones. En la actualidad ejerzo la abogacía en el ámbito de la violencia de género. Creo que Consumoteca es un proyecto participativo que tiene que ocupar un gran vacío entre la información de las empresas por un lado, y la de las asociaciones e instituciones de consumo. En medio no hay nada, y mucho menos, nada que sea participativo, terreno que están ocupando Blogs y contenidos poco elaborados de baja factura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú