Tipos de colchones en el mercado

Tipos de colchones en el mercado

Qué es un colchón

Un colchón podría definirse como un lecho rectangular, relleno de lana, pluma, espuma, muelles, látex, material viscoelástico, etc. y de tamaño proporcionado al cuerpo humano, ideado para dormir y descansar sobre él.

El colchón reposa generalmente sobre una base o somier. Es decir, una estructura más o menos rígida de metal o láminas de madera que sostiene y ayuda a mantener la rigidez al colchón. Al conjunto del colchón, base, almohada y ropa de cama se le conoce como cama o más técnicamente equipo de descanso.

Un buen colchón es fundamental para disfrutar del merecido descanso al final del día. Y para conciliar el sueño reparador que nos permitirá afrontar las actividades del día siguiente con energías renovadas, proporcionándonos bienestar físico y mental.

Tipos de colchón según sus materiales

Según los materiales empleados en su fabricación, podemos hablar de cuatro grandes categorías de colchones, cada una con sus peculiaridades: colchones de muelles, de espumas, las camas de agua y los colchones de aire.

  1. Colchones de muelles.
  2. Colchones de espumas (de látex, viscoelástico, poliéster y poliuretano).
  3. Camas de agua.
  4. Colchones hinchables.

1 Colchones de muelles

Hoy en día, los colchones más utilizados en España son los colchones de muelles. Su núcleo está compuesto por una red de muelles recubierta de varias capas de materiales como el algodón o la lana que aportan adaptación y confort.

Colchón de muelles ensacado
Colchón de muelles ensacado

Los muelles pueden ir ensamblados entre sí de distintas formas. Así hay en el mercado:

  • colchones de muelles independientes unidos entre sí por muelles de acero.
  • colchones de hilo continuo (también llamados “de carcasa compacta”, son de los más resistentes y firmes del mercado).
  • colchones ensacados o embolsados (son muelles independientes en forma de cilindro que van dentro de unas bolsas de material textil para evitar el ruido del rozamiento).
  • colchones bicónicos (en forma de doble cono, son de acero tradicional y pertenecen a la gama media/baja, es la llamada “carcasa tipo Bonell”), etc.

El grado de firmeza del colchón dependerá del refuerzo de los muelles así como de la cantidad de estos que contenga. Conviene que tenga un refuerzo en la zona lumbar, con mayor densidad de muelles para proporcionar mayor resistencia al hundimiento.

Y en el caso de camas de matrimonio, dos zonas de descanso independientes. Esto permitirá evitar los hundimientos por el lado de la persona más pesada.

Ventajas de los colchones de muelles

Los colchones de muelles en un primer momento proporcionan un buen apoyo para la espalda. Aunque con el uso van cediendo y tienden a hundirse en el centro con lo que no mantienen la columna vertebral alineada.

Son muy transpirables, con lo que la aireación es excelente. Se venden a un buen precio.

Inconvenientes los colchones de muelles

Nunca se debe doblar el colchón pues se deformaría, con lo que el transporte es más complicado. Y hay que renovarlos más a menudo que los colchones de espumas. Se recomienda cambiarlos como máximo cada 10 años.

Bases recomendadas

Los colchones de muelles se recomiendan para todo tipo de bases, excepto para somieres articulados.

2 Colchones de espumas

Los colchones de espuma (o de “espumación”, que es la técnica empleada para su fabricación) se caracterizan por su modo de fabricación consistente en insuflar aire comprimido a un material gelatinoso para conseguir una espuma llena de burbujas.

Esta después se trata con endurecedores y resinas estabilizadoras resultando en un bloque homogéneo pero poroso que constituye una superficie de apoyo adecuada para el descanso.

Aunque tradicionalmente se asociaba la espuma a un producto de baja densidad como la gomaespuma, las espumas de última generación (látex, poliuretano y viscoelástica) resisten al hundimiento y duran más tiempo que otros materiales.

Cada fabricante vende los colchones de espuma con su nombre propio (como el Bultex  de Pikolin o el Airvex de Flex).

En general se puede decir que los colchones de espuma son menos firmes que los colchones de muelles pero más adaptables, flexibles y mullidos.

Su principal inconveniente es el precio, ya que son más caros.

Colchón de látex

El colchón de látex es un colchón cuyo núcleo interior es de látex. Representa el 15% del mercado. Al comprar un colchón de látex hay que fijarse en los siguientes aspectos:

Colchón de látex
Colchón de látex
  • Composición del látex: la composición puede ser natural, mixta o sintética.El látex natural es un material ecológico extraído de la resina del árbol del caucho. Se consideran de látex 100% naturales los colchones con más del 85% de látex natural en su composición. Cuanto mayor porcentaje de látex natural contenga un colchón, mejor será su calidad y su confort. Exige la etiqueta que confirme que es 100% látex natural.Por su parte, el látex sintético es un material químico derivado del petróleo. Los colchones son más firmes, menos elásticos, y por lo tanto más incómodos, y de tacto y olor gomoso. Además, desprenden más calor.

    El látex mixto (también llamado “Eurolátex”). Los colchones tienen un 20% de látex natural y un 80% de látex sintético.

  • Densidad del látex: la densidad idónea es la intermedia: 75 kilos / m3. Una densidad inferior puede resultar excesivamente mullida y una superior, excesivamente firme. Aunque ten en cuenta que la densidad no es sinónimo de calidad, solo indica los kilos de material empleados para hacer un metro cúbico de espuma y por lo tanto, la firmeza.
  • Adaptabilidad del látex: los modelos traen zonas diferenciadas de descanso, cuantas más zonas, mayor adaptabilidad. Si se trata de un colchón de matrimonio, debe tener lechos independientes.

Ventajas de los colchones de látex

  • Se amolda al cuerpo y a los movimientos que se hacen al dormir, pero sin perder la firmeza necesaria para descansar bien.
  • Tienen una gran elasticidad y capacidad de recuperación.
  • Independientemente de la presión ejercida, el colchón siempre vuelve rápidamente a su estado original sin deformarse.
  • Su textura suave y agradable proporciona gran confort.
  • Es transpirable, ya que su estructura está formada por millones de hilos de caucho que permiten la aireación.
  • Es un material hipoalergénico (no provoca alergias) y resistente a la suciedad, ya que los ácaros no anida en él.
  • Son más duraderos que los colchones de muelles (de 15 a 18 años).

Desventajas de los colchones de latex

  • Son más caros.
  • Para un buen mantenimiento del colchón de látex natural, conviene ventilarlo y evitar la humedad.
  • Hay personas alérgicas al látex.
  • Los colchones de látex sintético acumulan más calor y tienen un fuerte olor gomoso por lo que siempre es mejor optar por los de látex 100% natural.

Bases recomendadas

Se recomienda combinar con cualquier tipo de somier, tanto articulado como no articulado, siempre que la base sea de láminas, para que pueda transpirar. En principio, no se recomienda combinar el colchón de látex con las bases tapizadas y los canapés ya que no se permitiría la aireación del colchón (salvo casos de bases y canapés especiales transpirables).

Colchón viscoelástico (o de espuma viscoelástica)

El viscoelástico (también llamado viscolástica, viscoelástica, viscolastic y Tempur) es un material sintético desarrollado por la NASA, en el contexto de su programa espacial en los años sesenta. Su finalidad era aliviar la presión del cuerpo de los astronautas durante el despegue.

Colchon viscoelastico Ergo Therapy Top Mueble
Colchon viscoelastico Ergo Therapy Top Mueble

A principios de los años noventa los investigadores incorporaron este material al uso doméstico, siendo la marca Tempur (www.tempur.es) el primer comercializador en el mercado del colchón viscoelástico.

Se empezaron a utilizar mucho en hospitales ya que ejercen poca presión sobre el cuerpo y alivian la presión en zonas inflamadas, pero empiezan a estar presentes también en los hogares.

No se recomienda usar estos colchones por las dos caras por lo que no se deben girar nunca, a diferencia del resto de los colchones.

Existen dos tipos de viscoelástico:

  • Colchón viscoelástico espumado (de “poro abierto” o de “célula abierta”): suele usarse para el acolchado de colchones y en colchones de gama económica. La viscoelástica se mezcla con espumas de baja densidad para abaratar el producto (no es tan elástico, soporta menos la fatiga y no es tan duradero), y tiene unos rellenos de más baja calidad (no son hipoalergénicos ni atérmicos y transpiran peor).
  • Colchón viscoelástico moldeado: la célula o poro es más pequeño y la circulación del aire es más lenta. Es superior en calidad y precio.

Ventajas de los colchones viscoelásticos

Este tipo de colchones ofrece una firmeza intermedia óptima (son menos duros que los de muelles y menos blandos que los de látex).

Ofrecen también un alto grado de adaptabilidad al cuerpo (ninguna zona del cuerpo queda sin apoyo), manteniendo una correcta alineación de la espalda. Se adaptan al cuerpo totalmente, mientras que otros colchones obligan al cuerpo a adaptarse al colchón. Según los fabricantes, son los más recomendados para problemas lumbares, musculares, de articulación, etc.

Inconvenientes de los colchones viscoelásticos

Algunas personas tienen sensación de ingravidez, de flotar en el aire, por lo que no se recomiendan a quienes sufran de vértigo.

Debe incluir acolchados con fibras atérmicas y algodón, para evitar el calor del núcleo y su precio es bastante elevado.

Bases recomendadas

Al no tener problemas de transpiración, el colchón viscoelástico se combina con todo tipo de bases salvo el somier de muelles, que puede dañar su composición. Si se combina con una base tapizada dará al colchón una mayor firmeza y si lo que desea es más adaptabilidad lo mejor es utilizar un somier de láminas.

Colchón de poliéster y poliuretano

Están fabricados con fibra de poliéster y bloques de espuma de poliuretano (resina sintética obtenida por condensación de poliésteres).

Hay espuma de alta densidad (más de 35 kg/m3), como las llamadas “High Resilence” (HR), de alta resistencia al hundimiento y con un comportamiento tan bueno como un colchón de muelles medio; y espuma de baja densidad (menos de 35 kg/m3), más conocida como gomaespuma (los típicos colchones de las camas mueble, o las tumbonas de jardín, por ejemplo).

Ventajas del colchón de poliéster

Hay gran variedad de calidades y durezas, se pueden cortar a medida para adaptarlos a sofás, cunas, etc., y tienen un precio muy económico.

Inconvenientes del colchón de poliéster

Las espumas de baja densidad de mala calidad pierden firmeza con el uso y tienden a hundirse. Además, no regulan bien la temperatura.

3 Camas de agua

De moda en los años 90 en Estados Unidos, en España no tienen mucho mercado. La Fundación Kovacs las considera aceptables siempre que la firmeza del colchón de agua se ajuste adecuadamente, es decir, siempre que preste apoyo a toda la columna.

Colchones hinchables

Las camas hinchables se fabrican en plástico blando con una capa superior afelpada. Resuelven la papeleta como camas auxiliares en caso de tener invitados en casa.

Ventajas de los colchones hinchables

Son baratos, la mayoría tienen un sistema automático de inflado y desinflado que funciona bien, (por conexión a la red eléctrica), y Una vez desinfladas ocupan muy poco espacio.

Inconvenientes de los colchones hinchables

No son recomendables como cama habitual ya que no tienen la firmeza y adaptabilidad necesarias.

Orígenes del colchón

Según Wikipedia, antiguamente, los colchones constaban de una funda rellena de materiales orgánicos como paja, lana, hojas, etc. que eran nido de pequeños insectos por lo que había que ventilarlos y airearlos periódicamente.

Los colchones de lana fueron populares en Europa hasta bien entrado el siglo XX. En algunos países, existía la figura del colchonero que era un profesional que viajaba de pueblo en pueblo aireando, rellenando y ahuecando los colchones de lana.

En el siglo XVI se lanzó en Francia el colchón de aire que gozó de un limitado periodo de éxito al igual que en el siglo XVII en Londres. A principios del siglo XVII se lanzaron en el Reino Unido los primeros colchones de muelles. El problema es que al tratarse de muelles cilíndricos no se comprimían sino que se vencían hacia el frente y los laterales.

A mediados de la década de 1850 se comenzaron a fabricar, todavía de forma artesanal, muelles cónicos que facilitaban su compresión vertical. Uno de los colchones más populares en Estados Unidos fue lanzado en 1925 por el fabricante Zalmon Simmons y se denominó Beautyrest.

Lee nuestra entrada sobre cómo elegir el mejor colchón. Y nuestros 10 consejos para elegir un buen colchón.

Fuentes

Elaboración propia y
Asociación española de fabricantes de equipos de descanso (www.asocama.es)
Consumer Eroski (www.consumer.es)
Foro de consulta (www.forodescanso.com)
Fundación Kovacs (www.espalda.org)
Terminología (www.diccionariodecolchones.com)

Eva María

Licenciada en Derecho y Postgrado en traducción. Soy una profesional por cuenta propia que se dedica a la traducción de documentación y al mantenimiento de sitios web, en particular mantengo el sitio www.consumoteca.com. Colaboro con Consumoteca porque creo en este proyecto y creo que hacía falta ordenar la información de ayuda a la compra y presentarla de una forma amigable, en una web bien diseñada. Animando a la gente a que se exprese se está dando un gran paso adelante en la emancipación de los consumidores españoles.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Mi colchon tiene un 20de algodon y un ,80 de polièster para muy calurosopolièster em
    El poliestet és mas caluroso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close