Partes de un colchón

Partes de un colchón

Colchón

Un colchón podría definirse como un lecho rectangular, relleno de lana, pluma, espuma, muelles, látex, material viscoelástico, etc. y de tamaño proporcionado al cuerpo humano, ideado para dormir y descansar sobre él, en un principio directamente en el suelo, aunque generalmente sobre un somier o base.

Colchon viscoelastico Ergo Therapy Top Mueble
Colchon viscoelastico Ergo Therapy Top Mueble

Partes de un colchón

Un colchón debería constar de las siguientes partes, cada una de las cuales cumple su función:

 Núcleo: es la parte más importante de un colchón, ya que determina su nivel de firmeza. El núcleo puede ser de diferentes tipos de muelles o de otras tecnologías como látex, viscoelástico o espumas de alta densidad

 Planchas amortiguadoras: capas de diversos materiales que actúan de soporte y de resistencia.

 Acolchado: capas perimetrales de distintos materiales blandos y adaptables (lana, algodón, combinaciones de fibras, poliéster, látex, viscoelásticos, etc.) que  recubren el núcleo y proporcionan confort al contacto con el cuerpo.

 Válvulas de aireación: normalmente ubicadas en los laterales, facilitan la ventilación del interior y la higiene del colchón.

 Funda: los tejidos actuales tienen tratamientos que previenen la proliferación de microbios, bacterias y hongos.

 Asas: son importantes para girar y trasladar el colchón con facilidad (se aconseja rotar el colchón cada tres meses -a excepción del colchón viscoelástico-, girándolo de arriba abajo y de la cabeza a los pies).

Materiales de un colchón

Según Asocama (Asociación Española de la Cama), en general, la tecnología más utilizada en la fabricación de colchones es la tecnología de los muelles combinada con múltiples capas de confort que garanticen la mayor comodidad del cliente, siendo la tendencia cada vez mayor hacia el uso de acolchados con una capa de látex o de espumas viscoelásticas.

Asocama recomienda sustituir un colchón cada diez años, por razones de pérdida de firmeza y de calidades del equipo, por higiene (fluidos corporales, ácaros, etc.) a pesar de que, en apariencia, el colchón esté bien.

Base de un colchón

Las bases forman con los colchones, las almohadas y la ropa de cama un equipo de descanso o cama.

La base de una cama es la superficie lisa sobre la que descansa el colchón, separada del suelo por dos sistemas:

  • patas, dejando el espacio inferior hueco, o
  • por una estructura de la misma superficie que el colchón que permite disponer de espacio físico de almacenamiento (para ropa, toallas, mantas, etc.) por medio de cajones o levantando toda la base por uno de sus extremos.

Hay dos grandes tipos de bases para colchones:

  • bases rígidas: suelen ser tapizadas y tienen una gran durabilidad.
  • bases articuladas: pueden llegar a ser sofisticadas e incluso pueden poder elevar uno de sus extremos.

No todas las bases son adecuadas para todos los colchones, por lo que es necesario que, una vez elegido el colchón, se pruebe con diferentes bases para encontrar la que mejor se adapte a nuestras necesidades. Una base puede aumentar o paliar la sensación de firmeza o elasticidad de un colchón.

Somier

Un somier (del francés, sommier) o base es un soporte flexible o rígido sobre el que se coloca el colchón.

La versión flexible consiste en un bastidor metálico o de madera sobre el que se encastran transversalmente una serie de láminas de madera u otro material. Las de madera suelen ser de haya o, en su gama más barata, de chopo. También se fabrican somieres con láminas de fibra de vidrio aunque están menos extendidos. En las medidas de matrimonio, el bastidor dispone de larguero central.

La firmeza del somier dependerá del número y anchura de láminas de que disponga. Así mismo, puede ofrecer sistemas de regulación de firmeza para adaptarse al diferente peso de los usuarios. La adecuación se consigue agrupando o liberando un determinado número de láminas mediante el desplazamiento de unos tensores.

Las láminas pueden adaptarse a la forma del cuerpo si utilizan cápsulas basculantes.

En este caso, las cápsulas no realizan una unión rígida sino que, con forma de mariposa, pivotan vertical y horizontalmente en función de la presión que soportan.

Según las características del modelo, las patas se acoplan mediante abrazadera si son metálicas o con rosca si son de madera o plástico.

Tipos de colchón

Aquí te explicamos los diferentes tipos de colchón que puedes encontrar en el mercado. Lee nuestra entrada sobre cómo elegir el mejor colchón. Y nuestros 10 consejos para elegir un buen colchón.

Fuentes: Elaboración propia y www.asocama.es

Eva María

Licenciada en Derecho y Postgrado en traducción. Soy una profesional por cuenta propia que se dedica a la traducción de documentación y al mantenimiento de sitios web, en particular mantengo el sitio www.consumoteca.com. Colaboro con Consumoteca porque creo en este proyecto y creo que hacía falta ordenar la información de ayuda a la compra y presentarla de una forma amigable, en una web bien diseñada. Animando a la gente a que se exprese se está dando un gran paso adelante en la emancipación de los consumidores españoles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú