Consejos antes de comprar una silla salvaescaleras

Consejos antes de comprar una silla salvaescaleras

La legislación española sobre normas de edificación es bastante exigente en materia de accesibilidad. Desde 2017 las edificaciones con personas de movilidad reducida (PMR) deben tener soluciones accesibles. Es lo que se conoce legalmente como “elementos de adaptabilidad funcional”. Esto afecta a bordillos y desniveles con escaleras que hacen imposible la circulación de una silla de ruedas. Y para evitar estos obstáculos, en el mercado hay múltiples soluciones, rampas con pendiente aparte. En este post te hablamos de los salvaescaleras (sillas, plataformas y elementos similares).

Tipos de soluciones elevadoras salvaescaleras

Una rampa está indicada para evitar dos o tres escalones. Para evitar un tramo de escaleras tenemos estas otras soluciones elevadoras en el mercado:

 Sillas salvaescaleras: es una silla fija que corre sobre un raíl situado en la pared. El usuario tiene dificultades en su movilidad pero se vale por sí mismo una vez situado a nivel. Despliega la butaca y reposapies y se sitúa en la silla con el cinturón de seguridad. Acciona el mando elevador y en unos segundos está cómodamente en otro nivel de su casa. Se recomienda un ancho mínimo de la escalera a salvar de unos 80 cm. Normalmente la instalación se hará en el recorrido interior de la escalera, el más corto.

Silla salvaescaleras de Thyssenkrupp
Silla salvaescaleras de Thyssenkrupp

 

 Plataformas elevadoras: cuando el usuario se mueve en silla de ruedas no vale una silla elevadora. En ese caso, la solución pasa por una plancha abatible en la que se sube el usuario con su silla. La plancha tiene la superficie de la silla y eleva el conjunto a otro nivel. Se recomienda un ancho mínimo de la escalera a salvar mediante platadorma de unos 1,20 cm.

Plataforma salvaescaleras

 Mini-ascensores caseros (elevadores verticales): Existen distintos modelos que pueden ser instalados tanto en el interior, como en el exterior de una vivienda. Estos son más caros que las sillas. En este caso se requiere la instalación de un motor, circuito vertical y una caja en la que se desplaza el usuario. El motor suele estar en el suelo y se requiere una guía vertical. Esto supone una inversión mayor y disponer de un hueco para la caja.

RELACIONADO  ¿Es una buena inversión comprarse una casa?
Elevador vertical exterior
Elevador vertical exterior

 

A diferencia de sillas y plataformas, los elevadores verticales exigen un mantenimiento legal obligatorio. Si salvan dos plantas de una casa hay que contratar una empresa mantenedora. El mantenimiento mínimo legal será de tres veces por año. Además, tienes el deber de comunicar el ascensor en el Registro de aparatos elevadoras de la Consejería de Industria de tu Comunidad autónoma. Estas gestiones son similares a las de una comunidad de propietarios con un ascensor en un bloque de apartamentos.

Qué es un salvaescaleras

Un salvaescaleras (o salva escaleras) es una plataforma mecánica elevadora plegable que corre sobre raíles y “salva” un desnivel al pie de una escalera. Si tiene butaca incorporada hablamos de silla salvaescaleras. En estos casos, además los hay con butaca y reposa pies plegables eléctricamente. Si es una plancha plana donde se sube la silla de ruedas, hablamos de plataforma salvaescaleras.

El caso de uso más típico de estas plataformas es el de un hogar con varias plantas con escaleras. El usuario impedido despliega la plataforma al pie de la escalera y sube su silla de ruedas o sienta en una butaca adaptada. Luego solo tiene que accionar el motor del salvaescaleras para subir silenciosamente al siguiente nivel. Y así puede continuar su vida en su casa, con bastante normalidad y calidad de vida.

La forma de los mecanismos salvaescaleras puede adaptarse a cualquier configuración de la casa. Es decir, que los salvaescaleras pueden ascender de forma recta o con curvas. Obviamente, al ser instalaciones a media, el coste variará en función de la dificultad que presente el desnivel. Además, estas plataformas elevadoras se pueden situar en cualquier parte, tanto en interiores como exteriores. En cuanto al raíl, dispone de soportes que se fijan o en a los peldaños de la escalera o a la pared.

Consejos antes de comprar una solución salvaescaleras

Pensar bien el grado actual y futuro de movilidad del usuario

Hay una solución salvaescaleras para cada usuario pero lo importante es que resuelve sus problemas de movilidad de hoy y mañana. Lo importante es que, antes de elegir una solución se tenga claro qué se necesita hoy. Pero también qué se necesitará mañana si la movilidad será aún más reducida.

Ponerse en manos de profesionales

Un segundo consejo es huir de soluciones caseras. Los problemas de escaleras y desniveles los deben solucionar profesionales que tienen cientos de instalaciones hechas. Son ellos quienes pueden asesorarte sobre tu caso particular.

Un buen profesional te deberá ofrecer varias soluciones con distintos acabados y precios. Podrá recomendarte una solución concreta, pero desconfía si se empeña desde el principio en una y no te ofrece más. Puede que quiera a toda costa “venderte” algo porque está en sus objetivos, y no en tu interés.

RELACIONADO  Dudas sobre presupuestos de instalación de calefacción y aislamiento en un edificio para albergue turístico de montaña

Y recuerda que la visita del profesional para “tomar requerimientos” y presupuestar, debería ser gratuita. Nada de cobrar por el desplazamiento.

Pide al menos dos presupuestos

Cuando tengas clara la solución, tienes que tener también claro su coste integral. En el mercado, cerca de tu hogar, hay decenas de profesionales a los que recurrir. Así que no dudes en pedir al menos a dos de ellos una visita a tu hogar para toma de medidas y elaboración del presupuesto.

Ojo con el mantenimiento anual

Aunque la ley no dice nada concreto sobre el mantenimiento de un salvaescaleras, es aconsejable hacerlo. Ojo, porque en el presupuesto te ofrecerán los gastos de primera instalación de tu plataforma salvaescaleras. Pero debes pedir también dos aspectos fundamentales: ¿qué duración tiene esta plataforma en años? ¿Cual es el mantenimiento anual recomendado por el fabricante y qué coste tiene?

Una vez que conozcas ambos estarás en mejores condiciones de elegir la solución más interesante. En cualquier caso, recuerda que un mantenimiento prolongará la vida útil de tu salvaescaleras y te evitará sustos.

Ojo con el consumo energético

Como cualquier elemento elevador, los “salvaescaleras” funcionan con electricidad. El elemento dispone de un enchufe normal que se enchufa a una toma normal en uno de los extremos de la escalera. Técnicamente, se requiere una acometida eléctrica monofásica de 220 V / 50 HZ.

Infórmate de la eficiencia energética de tu solución. Que te expliquen el consumo eléctrico diario, mensual o anual de tu silla. De esta manera podrás hacer unos números y elegir la mejor solución.

Pregunta por el ruido del conjunto

Otra cosa a tener en cuenta aparte del consumo de luz de la silla, es el ruido. Para ello lo mejor es probar una silla, aunque sea en una instalación acondicionada por el instalador para pruebas. Si es tu caso, intenta el día de la prueba “ponerte en situación”, como si en tu casa se tratara. En la prueba ten en cuenta el ruido, la “sensación” de marcha, la velocidad de subida o bajada, etc.

Cuánto cuesta un salvaescaleras

Recuerda que no hay dos salvaescaleras iguales. El precio dependerá de la solución. Lo que tienes que saber es que dependerá de lo complicada que sea tu escalera. En cualquier caso, al tratarse de soluciones que se fabrican a medida para cada escalera los precios variarán.

¿Es recomendable comprar un salvaescaleras de segunda mano?

La respuesta es que no. Recuerda que estos elementos están hechos a medida con lo que es muy difícil que te valgan. Solo en el caso de que se trate de una solución para el mismo bloque de edificios te podría valer. Y solo en caso de que conozcas el uso y mantenimiento recibido por la instalación.

RELACIONADO  Consejos para el alquiler de guardamuebles y trasteros

Normativa sobre salvaescaleras

 Real Decreto 88/2013, de 8 de febrero, por el que se aprueba la Instrucción Técnica Complementaria AEM 1 “Ascensores” del Reglamento de aparatos de elevación y manutención, aprobado por Real Decreto 2291/1985, de 8 de noviembre.

 Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio. (Modifica el Reglamento de Aparatos de Elevación y Manutención, aprobado por Real Decreto 2291/1985, de 8 de noviembre).

 Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre, por el que se establecen las normas para la comercialización y puestaa en servicio de las máquinas.

 Directiva 2006/42/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de mayo de 2006, relativa a las máquinas y por la que se modifica la Directiva 95/16/CE. (Se ocupa de los ascensores de velocidad no superior a 0,15 metros por segundo).

 Real Decreto 57/2005, de 21 de enero, por el que se establecen prescripciones para el incremento de la seguridad del parque de ascensores existente.

 Real Decreto 1314/1997, de 1 de agosto, por el que se dictan las disposiciones de aplicación de la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo 95/16/CE, sobre ascensores.

 Directiva 95/16/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de junio de 1995, sobre la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros, relativas a los ascensores.

 Real Decreto 2291/1985, de 8 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Aparatos de Elevación y Manutención de los mismos (parcialmente derogado).

 Directiva del Consejo 84/529/CEE, relativa a la aproximación de la legislación de los Estados miembros sobre los ascensores movidos eléctricamente.

¿Tienes coche? Lee esto

Consumoteca te presenta la guía definitiva para la compra o reparación de tu coche con garantías

Este libro repasa y soluciona 53 situaciones problemáticas cuando compras un coche nuevo, un coche de ocasión a un particular o un compraventa y cuando lo llevas a reparar a un taller. 225 páginas para que puedas decir ¡Jo, qué coche! Disponible en Amazon pastas blandas o Kindle.

  • 225 páginas
  • 53 casos reales de tribunales
  • Pastas blandas / Kindle

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4300 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close