Los peligros en el hogar

Los peligros en el hogar
Casa alfombras

Los peligros en el hogar

¿Es tan importante conocer los seguros de hogar y contratar uno para casa? ¿Realmente vale la pena realizar tal gasto o se trata más bien de una inversión en tranquilidad? La respuesta a estas dos preguntas en un sí rotundo. Si la vivienda es generalmente la mayor inversión que una persona llega a realizar a lo largo su vida, lo más sensato que se puede hacer es protegerla bien. Aún así, todavía a mucha gente contratar un seguro de hogar le parece un gasto superfluo. En este post repasamos los principales peligros en el hogar a los que nos enfrentamos las personas.

Nunca me ha pasado nada

“Nunca me ha pasado nada”, suele ser el principal argumento de las personas que juegan a estar seguras de todo. Pero la realidad es que nuestras casas están expuestas a toda clase de riesgos y peligros inesperados que pueden presentarse en cualquier momento. Y cuando llegan los problemas, tanto si es por una imprudencia nuestra como si es por puro azar, envejecimiento de los materiales o por inclemencias meteorológicas, tener un buen seguro de hogar es lo único que puede salvarnos del desastre.

He aquí un pequeño catálogo de los peligros del hogar más comunes contra los que un seguro de hogar nos brindará protección:

Incendios

Según datos de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA), en nuestro país cada 3 minutos y medio se produce un incendio en una vivienda. El fuego puede destruir una casa o un edificio entero en muy poco tiempo, dejando reducido a cenizas nuestro hogar y todo lo que contiene.

Un buen seguro de hogar te cubrirá no solo el riesgo de incendio sino también el de explosión o caída de un rayo.

Inundaciones y filtraciones de agua

El agua puede ser incluso más peligrosa que el fuego. Además de las clásicas goteras y humedades, se pueden dar otras situaciones como una cañería rota, el descuido de dejarse un grifo abierto o, en el caso de una planta baja, una riada provocada por lluvias torrenciales.

En cualquier caso, el efecto del agua en casa es devastador. Puede echar a perder todos los muebles y objetos de valor, además de causar graves daños estructurales y en la instalación eléctrica.

Roturas de lunas, espejos, cristales, etc.

Otra de las coberturas interesantes de un seguro de hogar son los daños por roturas accidentales de los objetos de nuestra casa hechos de cristal o metacrilato. Pero ojo, porque normalmente el resquebrajamiento o fragmentación o cualquier defecto estético no se cubrirá sino la rotura total que haga inservible el elemento asegurado.

Robos y actos vandálicos

Por desgracia, nadie está a salvo de este tipo de contingencias. Hay pocas cosas tan desagradables como encontrar tu casa desvalijada al volver de unas vacaciones. Además, a las pérdidas provocadas por el robo en sí, en estos casos hay que sumar las de los destrozos que los ladrones pueden causar: cerraduras, puertas, vidrios, etc.

Daños eléctricos

Algo que sucede más a menudo de lo que cabe pensar y a lo que cualquier hogar se encuentra expuesto. Una subida de la tensión eléctrica puede hacer que los aparatos conectados a la red (televisores, frigoríficos, aparatos de calefacción/aire acondicionado, ordenadores…) sufran daños irreversibles.

Además de los daños en los electrodomésticos, si el apagón nos pilla de fin de semana fuera de casa, puede que también se estropeen los alimentos y bebidas en nuestra nevera y congelador, con lo cual, las pérdidas podrán ser aún mayores.

Para qué un seguro de hogar

¿Cómo nos puede ayudar tener un seguro de hogar en estas situaciones? Además de la tranquilidad que supone disponer de la ayuda de buenos profesionales ocupándose de los trámites necesarios, dependiendo de las coberturas del seguro contratado podremos contar con:

  • Servicios de reparación de los desperfectos (cerrajeros, albañiles, fontaneros, electricistas, etc.)
  • Alojamiento en un hotel en caso de tener que abandonar temporalmente la vivienda.
  • Gastos de reposición de objetos dañados (electrodomésticos, muebles, etc.)
  • Cobertura para animales y mascotas que se encuentren en la casa, como por ejemplo los gastos de veterinario.
  • Indemnizaciones monetarias que cubran el valor de los bienes perdidos o malogrados (por ejemplo, el contenido de un frigorífico o congelador).
  • Asistencia jurídica, en los casos en los que el siniestro derive en un proceso judicial.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4300 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close