Qué son los servicios sociales


Los servicios sociales son una serie de servicios, prestaciones y actividades que se prestan, bien de forma privada, con ánimo o no de lucro, o bien de forma pública a través del Sistema Público de Servicios Sociales de un territorio (Comunidad autónoma o Estado, por ejemplo) a personas vulnerables por cualquier causa (económica, edad avanzada, menores de edad, víctimas de cualquier delito, etc.).

En general, los estados de bienestar de las naciones más desarrolladas del mundo reconocen y protegen el derecho universal de todas las personas a recibir prestaciones y servicios por medio de un sistema de Servicios Sociales, en condiciones de igualdad, para que las personas puedan desarrollarse plenamente individual y socialmente.

Es el reconocimiento universal de estos derechos lo que permite a los usuarios poder exigir su cumplimiento ante la Administración Pública, que tiene la obligación de garantizarlos, incluso reclamando su cobertura en vía administrativa y judicial, si fuera necesario. Al conjunto de servicios sociales ofrecidos por los poderes públicos o empresas privadas se le conoce como catálogo de prestaciones sociales.

Clasificación de servicios sociales

Entre los servicios sociales, destacan los que permiten:

 Llevar una vida digna;


 Contar con un adecuado entorno de convivencia personal, familiar y social;

 Poder integrarse plenamente en la sociedad;

 Alcanzar la plena autonomía personal, tanto en lo relativo a las carencias materiales como a las funcionales;

Por autonomía personal se entiende la capacidad de controlar, afrontar y tomar, por propia iniciativa, decisiones personales acerca de cómo vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias, así como de desarrollar las actividades básicas de la vida diaria;

 Disponer de cauces para la participación social.

Las Administraciones públicas fomentarán y facilitarán la participación ciudadana en la definición y mejora de las políticas públicas en materia de servicios sociales, así como en la planificación, el seguimiento de la gestión y la evaluación del Sistema Público de Servicios Sociales por medio de las asociaciones ciudadanas, organizaciones de profesionales de los servicios sociales, voluntarios, las organizaciones sindicales y empresariales más representativas.

Clasificación de servicios sociales por nivel

El Sistema Público de Servicios Sociales de un territorio suele articularse funcionalmente en una red de prestaciones, servicios y recursos, de dos niveles de atención coordinados y complementarios entre sí (clasificación similar a la sanitaria, donde tenemos atención primaria y especializada):

a) Nivel primario de servicios sociales (servicios sociales comunitarios).

b) Nivel especializado de servicios sociales (servicios sociales especializados de mayor complejidad que requieren una especialización técnica concreta o una disposición de recursos determinada).

Ejemplos de servicios sociales

Ejemplos de servicios sociales son las residencias de ancianos, los centros de día, los servicios de información, valoración, orientación y asesoramiento, el servicio de teleasistencia, la atención inmediata en situaciones de urgencia y emergencia social, los servicios específicos para la protección de niños o niñas en situación de riesgo o desamparo, la protección jurídica y social de las personas con capacidad limitada y de personas menores de edad en situación de desamparo, la protección de las víctimas de violencia de género, el tratamiento a drogodependientes, o el servicio de ayuda a domicilio.


Titulares del derecho a los servicios sociales

Tienen derecho a recibir la prestación de servicios sociales de las administraciones (por ejemplo de las Comunidades autónomas como Andalucía, de cuya normativa* tomamos prestada esta lista):

 Todas las personas que tengan vecindad administrativa en esa Comunidad.

 Las personas de esa Comunidad que residan en el exterior (por ejemplo, en los términos previstos en la Ley 8/2006, de 24 de octubre, del Estatuto de los Andaluces en el Mundo).

 Los menores de edad extranjeros que se encuentren en esa Comunidad.

 Las personas con derecho de asilo a quienes se reconozca la condición de refugiado, o la protección subsidiaria, en los términos que establecen los tratados internacionales y la legislación en materia de extranjería.

 Todas aquellas personas, no contempladas con anterioridad, que se encuentren en esa Comunidad autónoma en una situación de urgencia personal, familiar o social (podrán acceder al menos a las prestaciones que permitan atender tales contingencias, incluyendo el derecho a los servicios de información, valoración, diagnóstico y orientación, tanto en el nivel primario como en el especializado).

Estas personas titulares del derecho a recibir servicios sociales tienen reconocidos por ley una serie de derechos y obligaciones por ley.

*Ley 9/2016, de 27 de diciembre, de Servicios Sociales de Andalucía (BOJA de 29 de diciembre de 2016).

Compartenos!