Matricular y asegurar una moto nueva antes de su entrega

Unos días antes de que te entreguen tu moto nueva, el concesionario te debe comunicar la recepción de su documentación (la Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos que es una ficha del Ministerio de Industria). Es el momento de matricular la moto.

Trámites de matriculación
Si decidiste matricular tú la moto nueva, el concesionario te llamará para decirte que tiene la Tarjeta de Industria. Tendrás que recogerla y acercarte a la Dirección General de Tráfico (DGT), con tu DNI para hacer las gestiones para obtener el Permiso de Circulación de la moto (documento expedido por el Ministerio del Interior, DGT), que es un documento de “identidad” que asocia el vehículo a tu persona, y después conseguir la placa de matrícula de la moto, que tendrás que entregar al concesionario para que te la instalen.

Si matriculas a través de la gestoría del concesionario, éste hará los trámites por ti y te avisará cuando la moto tenga la matrícula en su sitio, pero te saldrá caro (entre 150 y 300 euros).

Otro de los trámites a tener visto antes de llevarte tu nueva moto del concesionario es el de contar con un seguro con fecha de inicio de la cobertura el mismo día que la retiremos del concesionario.

Se pueden dar, básicamente, dos supuestos:

 El consumidor entregó la moto antigua como parte del pago,

 El consumidor compra una moto nueva sin entregar otra a cambio, y por tanto asegura la nueva moto con una póliza de seguros nueva.

Asegurar la moto nueva con el seguro de la moto vieja
En este caso, previamente, con la entrega de la moto vieja, deberíamos haber comunicado a la aseguradora nuestro deseo de “congelar” la prima en curso. Bastará con indicarle a la aseguradora en cuanto sepamos la matrícula y la fecha de matriculación de la nueva moto estos dos datos.

La aseguradora, si no ha pasado un mes desde que le comunicamos la petición de “congelación” del seguro, hará un cálculo de los días que con arreglo a la parte no consumida del seguro y con el “riesgo” de la nueva moto, quedarán para ser disfrutados por ésta. La fecha de terminación del nuevo seguro probablemente sea bastante anterior a la del viejo porque al cambiar la cilindrada, el motor, la marca y el modelo de moto, tu “riesgo” habrá cambiado también, a peor.

Si estás de acuerdo, la aseguradora te enviará por correo postal una propuesta de modificación de la póliza actual con los datos de la moto nueva y la nueva fecha de vencimiento del seguro.

El inconveniente de esta modalidad es que el nuevo seguro tiene la misma cobertura del seguro que tuviéramos con la moto antigua, y habrá que esperar al vencimiento del seguro para pactar una modificación de la póliza de seguros con una nueva cobertura para la moto nueva (por ejemplo, todo riesgo con franquicia).

Asegurar la moto nueva con una nueva póliza de seguro
Esta es la modalidad mas “limpia”. La nueva moto necesita un contrato de seguro nuevo, y rapidito, que me quiero llevar la moto ¡ya!
Hoy en día, gracias a Internet es posible prácticamente contratar un seguro sobre la marcha, por teléfono o directamente en la web de la aseguradora.

Basta con comunicar a la aseguradora (por teléfono será más cómodo) los datos del nuevo vehículo (marca, modelo, número de bastidor, matrícula y fecha de matriculación) y nuestros datos (DNI, fecha de antigüedad del carné de conducir y datos de pago) y ésta nos hará llegar por correo electrónico una “propuesta de seguro” válida para circular (incluye el número de seguro).

Esta propuesta es un documento provisional a la espera de recibir en nuestro domicilio el contrato de seguro, las condiciones de contratación y un sobre pre-franqueado en el que devolver un ejemplar firmado del contrato a la aseguradora.

Ya sólo queda ir a recoger la moto nueva, ¡qué ilusión!


GD Star Rating
loading...
Comparte!