Alquiler de furgonetas sin conductor

Alquiler de furgonetas sin conductor
Alquiler de furgonetas sin conductor

Alquiler de furgonetas sin conductor

Si alguna vez has tenido que hacer una mudanza o transportar un objeto voluminoso entonces sabrás lo difícil que es encontrar un transportista fiable, serio y formal que se ocupe de la tarea. Y tal vez hayas llegado a la conclusión de que mejor es hacértelo tú mismo/a. Es decir, que la solución a tu necesidad puede estar en el alquiler de furgonetas sin conductor. En este post te contamos lo que tienes que tener en cuenta si estás pensando en alquilar una furgoneta por tu cuenta, para que todo vaya bien.

Alquiler de furgonetas sin conductor . OneFurgo
Alquiler de furgonetas sin conductor. OneFurgo

 

Qué necesitas tener en cuenta

Te enumeramos a continuación las cosas a tener en cuenta para dar con la empresa de alquiler más adecuada.

Red de oficinas amplia

Lo más importante a tener en cuenta a la hora de alquilar una furgoneta, precio aparte, es que tengan una red de oficinas amplias. Y eso empieza por una oficina de recogida en tu ciudad y otra oficina cerca del lugar de destino de tu porte. Muchas veces el porte tan solo consistirá en mover un mueble grande o en una mudanza dentro de tu ciudad. Pero en otras puede tratarse de llevar tus pertenencias de una ciudad a otra por un cambio de vivienda o trabajo. Y ahí te interesa que la agencia de alquiler tenga oficinas tanto en el punto de origen como en el de destino.

Furgoneta a medida de tus necesidades

Esta pregunta te la debes hacer entendiendo tu necesidad de partida. ¿Tienes que transportar personas para unas vacaciones familiares? ¿Moverás un bulto voluminoso o alargado? ¿Se trata de mover muchas cajas pequeñas pero que entre todas suman bastante volumen?

Elige una empresa que te ofrezca furgonetas de carga de capacidades variadas para que pagues exactamente por lo que necesitas. Lo habitual en este tipo de empresas es que las más competitivas dispongan de varias tarifas de alquiler en función del tamaño medido en metros cúbicos (m3) a mover. Así las hay de tres metros cúbicos hasta los 20 m3 pensando en mover bultos. Y también de hasta 9 plazas (incluyendo al conductor) si quien se tiene que desplazar es un grupo de personas.

Otra necesidad que puedes tener si no quieres deslomarte puede ser una furgoneta con trampilla o pequeña rampa para lograr deslizar al interior cosas muy pesadas o difíciles de manipular.

Furgonetas bien mantenidas

Este es otro aspecto importante. Si tienes garantías de que el vehículo a alquilar será más o menos nuevo, con independencia del kilometraje que haya recorrido. Aquí, como en el negocio de los coches de alquiler, te vas a encontrar con que hay empresas medianas y grandes que se pueden permitir renovar su flota de vehículos a los pocos meses de estar en activo. Y verás que hay otras que te alquilarán un trasto viejo que no te dé mucha confianza y seguridad en la conducción.

Además, una flota de furgonetas más actual y renovada cada poco tiempo te asegura que tu trayecto contaminará menos que si lo hicieras en un vehículo más antiguo, con algunos miles de kilómetros a sus espaldas. Este es un aspecto, el del impacto ambiental y tu huella de carbono, que cada vez más nos importa a los usuarios de a pie. Y que muchos intentan tomar como criterio a la hora de elegir de forma responsable las cosas que se compran o servicios que se contratan.

Opiniones de usuarios

Otra forma de elegir la mejor empresa de alquiler de furgonetas es mirar sus valoraciones y opiniones por parte de los usuarios en su página web. O mucho mejor, en Google My Business. Gracias a las opiniones de usuarios como tú podrás hacerte una idea de cómo de fiable y atenta es una empresa de alquiler de furgonetas antes de contratar con ella.

Alquiler furgoneta pequeña en OneFurgo
Alquiler furgoneta pequeña en OneFurgo

Requisitos y obligaciones al alquilar

Te enumeramos a continuación las cosas a tener en cuenta para alquilar teniendo en cuenta la responsabilidad que como conductor adquirirás desde el momento de la firma del contrato de alquiler. Recuerda que el contrato de alquiler de una furgoneta regula las condiciones en las que te relacionarás con la empresa de alquiler y los derechos y obligaciones de cada parte. Las cláusulas más importantes a tener en cuenta cuando alquiles tu furgo son estas:

  • Ten en cuenta que la empresa puede exigir una edad mínima para el conductor y/o antigüedad en el carné de conducir. Con esto se asegura reducir la posible siniestralidad del alquiler, que la puede haber. En el ejemplo de arriba de OneFurgo verás que exigen una edad mínima de 23 años y dos años de antigüedad con permiso de conducir.
  • Fíjate en la modalidad de seguro con que se realizará el alquiler. La mayoría de empresas del alquiler viven de disponer de su flota de vehículos activa por lo que te ofrecerán una prima de seguro a todo riesgo para curarse en salud. Y algunas puede que tengan un todo riesgo con franquicia. Ten en cuenta en este caso que, si tienes un siniestro en el que como conductor eres culpable, tendrías que hacer frente a dicha franquicia si los daños propios en la furgoneta exceden su importe.
  • Infórmate del límite máximo de kilómetros incluidos en el pago del alquiler y del coste por kilómetro recorrido adicional. Es decir, calcula con precisión la distancia que tendrás que cubrir para tu desplazamiento y si excede el tope a contratar añade al precio el coste por km multiplicado por el exceso de km a recorrer.
  • Infórmate de si reservar tu furgo online en vez de hacerlo presencialmente en una oficina tiene descuento. Para cada vez más empresas de alquiler es más cómodo y eficiente que les lleguen clientes con su reserva hecha y abonada online que tener que dedicar recursos en sus oficinas a atender personalmente durante más tiempo al cliente. Por eso están dispuestas a bajar sus precios si contratas online.
  • Ten en cuenta que puede haber penalizaciones por desistimiento. Es decir, que si reservas una furgoneta, pagas online y luego te echas para atrás antes de disfrutar del servicio, la empresa te puede aplicar una penalización para cubrirse del coste de oportunidad que para ella supone haber bloqueado un vehículo para ti.
  • Ten en cuenta que el tipo de carga, su peso o su fijación y distribución dentro de la furgoneta son tu responsabilidad. Y que como conductor debes cumplir con las normas de tráfico para ese tipo de vehículo. Cualquier infracción por incumplir la seguridad vial, límites de velocidad, exceso de carga, conducción sin estar en plenas facultades por consumos de alcohol o drogas, serán tu responsabilidad.
  • La responsabilidad sobre el vehículo cuando esté en marcha es tuya, incluyendo la de repostar con el combustible adecuado. Si sufrieras algún incidente, avería o accidente deberás notificarlo a la empresa de alquiler y esperar sus instrucciones. También en parado la furgoneta será responsabilidad tuya. Así que tendrás que dejarla bien estacionada, cerrada, lejos de lugares conflictivos, etc.
  • Devuelve la furgoneta en el lugar convenido a la hora acordada si no quieres sufrir una penalización. Normalmente las empresas de alquiler te dan un tiempo de cortesía durante el cual puedes retrasarte, sin penalización. Y hazlo con los mismos elementos y accesorios y documentación que se te entregó si no quieres sufrir una penalización.

Como ves, alquilar una furgoneta para hacer un porte puede ser más económico y cómodo que contratar a un transportista. Pero también, como todo alquiler de vehículos, requiere que pongas de tu parte responsabilidad sobre lo que tienes entre manos. ¡Buen flete!

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.