Caja de Ahorros

Una Caja de ahorros es una entidad de crédito similar en su actividad a un banco, de los que se diferencian por su carácter legislativo.

En concreto, los bancos son sociedades anónimas, mientras que las cajas de ahorro se rigen por la ley de sociedades limitadas de carácter fundacional, motivo por el que deben destinar, por ejemplo, una parte de sus dividendos a fines sociales o tienen representación gubernamental en su seno, aunque no por ello dejan de ser privadas.

Orígenes
En España, el origen de muchas cajas de ahorro está en los Montes de Piedad, que eran casas de empeños orientadas a los pobres y que no entregaban interés sobre los depósitos.

Tradicionalmente, las cajas se han dedicado únicamente al fomento del ahorro mediante la captación de depósitos, por los que pagaban una tasa de interés, y a efectuar préstamos sobre el monto depósito, pero no financieros.

Además, su clientela tradicional han sido particulares y pymes, y su ámbito de actuación solía ser local o regional.

Sin embargo, en España, en 1977 se eliminaron las restricciones legales a su actividad (Reforma de Fuentes Quintana), lo que les permite ofrecer los mismos servicios que los bancos.

Actualmente, en España, las cajas de ahorros, cuya naturaleza jurídica está regulada por las Comunidades autónomas, se consideran entes de carácter social. Disfrutan de beneficios fiscales, y sus órganos de gobierno son elegidos por los poderes públicos correspondientes a su domicilio social.

Sin embargo, desde el punto de vista operativo, se consideran empresas, de acuerdo con la legislación de la Unión Europea.

Algunas cajas son cooperativas de ahorro y crédito, y otras son de tipo rural.

Fuente:
Wikipedia

GD Star Rating
loading...
Comparte!