Viajar en autocaravana: lo que tienes que saber

En este momento estás viendo Viajar en autocaravana: lo que tienes que saber
Furgoneta camper vintage (Kevin Schmid Unsplash)

Hay múltiples formas de viajar por el mundo. La mayoría lo hacen desplazándose en avión con el objetivo de llegar más lejos y perder menos tiempo en el trayecto. Cuanto antes estén en destino, mejor aprovechamiento del dinero invertido. Frente a estos, están los que incluyen el trayecto como parte importante del propio viaje. En tiempos difíciles en los que cada vez se cuestiona más la impaciencia por consumir, viajar en autocaravana se ha convertido en un contrapeso interesante y mucho más respetuoso con el medioambiente.

En este post analizamos los tipos de autocaravanas y las ventajas e inconvenientes de las distintas formas de hacerte con una de ellas (alquilar, comprar furgonetas camper segunda mano o comprarlas nuevas).

Viajar en autocaravana

Una de las formas más interesantes de hacer turismo es viajar en autocaravana. El viaje en autocaravana es una acción de descubrimiento y una invitación a rutear. Aquí ya no es tan importante llegar a un destino cuanto antes para devorar un lugar, sino planificar y recorrer una ruta, aprovechando para visitar todos los lugares interesantes que ver.

Ventajas

Frente a los que renuncian al trayecto como parte de su viaje, la autocaravana hace que el propio desplazamiento por carretera, con las pausas que sean necesarias, sea la parte principal del viaje.

Esta forma de viajar, que podríamos llamar turismo slow, ciertamente se parece mucho más a lo que significó viajar en el siglo XIX o primera mitad del XX.

Entonces, viajar era explorar y descubrir nuevos lugares, además de descubrirse a sí mismo y a sus compañeros de viaje, a lo largo de las largas jornadas de un periplo.

Inconvenientes

El principal inconveniente de esta forma de viajar es que necesitas tiempo. Y también que limita el radio de acción de tu turismo. 

Obviamente, si vives en España y quieres visitar otro país europeo en fin de semana, no te quedará más remedio que volar hacia tu destino (salvo que estés cerca de la frontera con Portugal, Francia o Marruecos, nuestros países fronterizos).

Pero planear una ruta con escalas a lo largo del camino, y visitar lugares cerca de ti que no conocías es otra forma, más sostenible, de hacer turismo. Y de descubrir la propia geografía de tu país.

Tipos de autocaravanas

Las autocaravanas, también conocidas como furgonetas camper, son vehículos de gran dimensión acondicionados en su interior para albergar los mínimos para hacer vida normal: descansar, dormir, asearse, cocinar.

Su principal virtud es que no tienen barreras interiores que separen el puesto de conducción del habitáculo. Además, suelen tener una puerta de acceso al interior desde el exterior.

Cada modelo de furgoneta requiere una homologación para un máximo de personas, tanto para desplazarse como para dormir. Cuantas más personas, mayores las dimensiones de la furgoneta. Y a mayor tamaño, mayor consumo de carburante. Tenlo en cuenta.

Hay 4 tipos de autocaravanas en función de su tamaño y de la forma y habitáculos de su interior:

  • Furgonetas camper: son las de menor tamaño, normalmente pensado para dos personas, pero las hay para 4. Por lo tanto, son ideales para parejas con o sin hijos que quieren explorar sus alrededores en excursiones de corto y medio alcance.
  • Autocaravanas capuchinas: se las llama así por la especie de «capucha» que forma el habitáculo al cubrir parte de la cabina de conducción por su parte superior. Permiten desplazarse y alojar entre 4 y 6 personas (las hay de hasta 7 personas). Miden entre 6 y 8 metros de largo por más de 3 metros de alto.
  • Autocaravanas perfiladas: son más aerodinámicas que las capuchinas y de mayor tamaño que las camper. Pueden disponer de dos dormitorios dobles, aseso y duchar separados y cocina.
  • Autocaravana integral: son las king size de esta modalidad de turismo. Incluyen todo tipo de servicios en su interior y su mobiliario es versátil.

Formas de viajar en autocaravana

Ahora que ya sabes los tipos de vehículos con los que puedes hacer este tipo de turismo de ruta tan especial, veamos las distintas formas de hacerse con una autocaravana: alquiler, comprar de ocasión, comprar una nueva.

Alquiler de autocaravanas

Alquilar una autocaravana es la mejor forma de iniciarse en este tipo de turismo en el que no pagas alojamiento, porque el vehículo es tu casa.

Frente a la compra de ocasión o nueva, las ventajas del alquiler son muchas:

  • Puedes descubrir los distintos tipos de furgonetas: Si no tienes ni idea de turismo en autocaravana, idealmente, lo mejor será probar los cuatro tipos de furgonetas que hemos visto más arriba. Sólo viajando en cada modelo podrás entender las ventajas e inconvenientes de cada modelo de autocaravana.

  • Puedes pagar solo cuando vayas a viajar: muchos usuarios de este tipo de vehículo solo disponen de un par de semanas libres a lo largo del año para planear un viaje en autocaravana. Por tanto, alquilar una de estas frente a comprarla es una decisión siempre interesante. Alquilando se paga por uso, no por tener un vehículo parado que no eres capaz de usar constantemente.

  • Te evitas el gasto en aparcamiento cuando no la uses. ¿Podrías meter tu autocaravana en tu plaza de garaje comunitaria? No sé la tuya, pero en mi caso, solo cabe un turismo de dimensiones contenidas.

  • Mantenimiento y seguro. Alquilando una autocaravana te ahorras tener que hacer frente a su mantenimiento: batería, neumáticos, revisiones de motor, frenos, etc. También te ahorras el seguro, que en este tipo de vehículo se recomienda que sea a todo riesgo.

Ahora bien, cuando alquilas una cosa que no es tuya:

  • Estas usando un equipamiento e instalaciones que han pasado por muchas manos. Y para mucha gente, usar una cocina, un aseo o un colchón que no has estrenado tú, es una barrera psicológica importante.
  • Tendrás un vehículo distinto cada vez que alquiles, con lo cual, unos viajes disfrutarás más que otros porque cada autocaravana (marca, modelo, motorización y equipamiento), es un mundo.
  • Si eres un viajero frecuente en este tipo de vehículo, acabarás pagando mucho dinero por el alquiler. La suma de alquileres a lo largo del tiempo bien podría superar el coste de comprar (sobre todo las autocaravanas de segunda mano).

Compra de autocaravanas de ocasión

Frente a la opción del alquiler, comprar una autocaravana de segunda mano puede ser una buena opción. Sobre todo para los usuarios frecuentes y decididamente enamorados de esta forma de viajar.

Las ventajas de comprar de ocasión frente al alquiler son muchas también:

  • Puedes comprar un modelo en función de tu presupuesto. Las de segunda mano realmente son baratas.
  • Puedes encontrar vehículos en buen estado ya que, al ser pesados y no poder correr mucho, lo normal es que su propietario las haya cuidado.
  • Puedes añadirles los accesorios y extras que desees, y así ir perfeccionando tu proyecto.
  • Lo vintage está de moda. Y más en este estilo de turismo «retro» donde lo que importa es el trayecto y no llegar cuanto antes.

El principal inconveniente de todo vehículo de segunda mano es que no sabes quién ha sido su anterior propietario ni qué uso de la autocaravana ha hecho. Pero, de nuevo aquí, con un poco de pericia y conocimiento, se puede examinar perfectamente uno de estos vehículos para conocer su estado (estético y funcional) y saber el precio máximo a pagar.

Compra de autocaravanas nuevas

La tercera opción frente a la opción del alquiler o compra de autocaravanas de segunda mano es comprar una nueva.

Las ventajas de esta forma de hacerte con una de estas preciosidades son las de estrenar y configurar la furgoneta a tu entero gusto. En función de tu presupuesto podrás adquirir un vehículo de una gama inferior o superior.

El inconveniente para este tipo de compra a nuevo es el precio a pagar si no eres capaz de usar tu nuevo vehículo todo el tiempo. Por ello, esta opción solo es recomendable para un trotamundos sin obligaciones profesionales terrenales.

Si no es tu caso, pero te encanta hacer escapadas regularmente, no dudes en optar por la compra de una autocaravana de ocasión.

Consejos de última hora

Si planeas viajar en autocaravana próximamente por primera vez, ten en cuenta:

  • Las autocaravanas de hasta 3.500 Kg de Masa Máxima Autorizada (MMA) se pueden conducir con un permiso de conducir tipo B, ya que se consideran vehículos ligeros. Las de peso mayor requieren tener el carné tipo C1 para vehículos pesados.
  • La velocidad máxima a la que puedes circular en autocaravana por la carretera es de 100 km/hora en autopistas y autovías.
  • Mide bien dónde aparcas el vehículo ya que en muchas poblaciones se sanciona a quien las aparca en lugares no pensados para ello. Y por supuesto, salvo en zonas acondicionadas, no se permite hacer vida «exterior» (tumbonas, picnic, mesita, camping gas, fregar vajillas, etc.).
  • Conviene llevar una lista de útiles en tu viaje como el botiquín, un extintor, una rueda de repuesto o unos calzos si aparcas en pendiente y quieres descansar en paz.
5/5 - (2 votos)

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3800 contenidos y 8900 comentarios a pie de post, te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Sofia

    Me impresiona lo mucho que disfruté leyendo este artículo, me resulta un contenido muy interesante e importante!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.