Un hogar medio ahorra +300€ año cambiando de compañía eléctrica

Un hogar medio ahorra +300€ año cambiando de compañía eléctrica
Electricidad luz eléctrica

Gastos escolares, de coche y recibos. Esta es la situación mensual por la que atravesamos en nuestra vida. A veces, tenemos la sensación de que trabajamos para pagar recibos y no para disfrutar. Sin embargo, existen algunos aspectos en los que podemos ahorrar si analizamos e investigamos las distintas opciones. Un ejemplo lo encontramos a la hora de cambiar de compañía eléctrica, puesto que además de conseguir una tarifa de luz más barata, también podremos beneficiarnos de otras múltiples ventajas que recogemos en este artículo.

El descontento con su compañía actual es la principal razón para el cambio

Ante la necesidad de conseguir ahorrar en el hogar, el recibo de la luz es una de las maneras más viables de conseguirlo. Un hogar medio puede ahorrar más de 300€ al año cambiando de compañía eléctrica, pero para ello, lo importante es analizar las distintas tarifas de luz y gas. De esta manera, podremos saber cuál es el precio de la electricidad más bajo.

El hecho de elegir otra compañía eléctrica es un proceso que cada vez están haciendo más personas. Esta elección, se debe a distintos factores, pero uno de los más relevantes es ahorrar en la factura de la luz. A menudo, los ciudadanos consideran que están soportando gastos abusivos de sus actuales compañías de luz y lo que buscan es tarifas más económicas o que dispongan de ciertas ofertas.

Comparadores de luz y gas

En el mercado, encontramos distintas opciones que nos permiten hallar precios razonables que se ajusten a nuestras necesidades. En este caso, lo mejor es que a través de un comparador de luz y gas, un experto energético sea quien busque de manera imparcial cuál es la tarifa que supone un mayor ahorro.

Otra de las razones que explica que las personas indaguen en otras compañías eléctricas es estar descontentos con la que tienen actualmente. En este caso, no hablamos únicamente de los precios, sino que también hacemos referencia a que estén molestos con la atención al cliente, con ofertas prometedoras que no llegan nunca o cambios de precios en las facturas.

La tercera causa se basa en la finalización del contrato que se tenía vigente con la compañía. En este caso, generalmente 1 mes o 2 antes de que culmine, es cuando las personas investigan para contratar otras opciones. La última razón tiene que ver también con la finalización del contrato, pero nos referimos a las ofertas. En este caso, suelen estar vigentes durante un tiempo determinado y, una vez terminan, la renovación no interesa. Los ciudadanos se acostumbran a un determinado precio con oferta, por lo que no dudan en saber si existe la posibilidad de que otra compañía les asegure dicha cuota.

A la hora de crear un nuevo contrato con otra compañía, las personas se aprovechan de múltiples ventajas. En primer lugar, podrán escoger una tarifa de luz más barata, además de tener libertad total al escoger otra compañía. Todo ello siempre que haya finalizado el contrato anterior. Por otro lado, podrán determinar cuáles son las condiciones de contratación que más se ajustan a sus necesidades y hacer uso de los descuentos que ofrezca la compañía que elija.

¿Qué hay que tener en cuenta al escoger una compañía eléctrica?

A día de hoy, encontramos múltiples posibilidades a la hora de escoger compañía eléctrica. Debido a que en múltiples casos los precios son muy similares, escoger una opción u otra es complicado si no se tienen en cuenta ciertos aspectos. La herramienta del comparador de tarifas de luz y gas nos permitirá consultar qué tarifas se adaptan mejor a nuestro consumo.

En este caso, los aspectos en los que debemos fijarnos son en primer lugar la dimensión que tenga nuestro hogar, así como sus características. Por otro lado, el gasto no será el mismo si conviven 4 personas a que si convivimos 2.

Aquí, hay que fijarse en el número de personas y en la potencia eléctrica. Por otro lado, mientras buscamos compañías eléctricas, es una gran idea hacer un histórico anual de cuáles han sido los gastos. Es decir, hacer un sumatorio de los meses y compararlo con la suma de la nueva compañía de luz y gas.

Gracias a ello, el comparador nos aportará distintas opciones, pero siempre teniendo en cuenta los parámetros que hemos incluido. Una vez hemos escogido una compañía de luz y gas que se adapta a nuestra situación, es el momento de ponerse en contacto con ella a través de número de teléfono o bien, a través de Internet. Cuando llamemos, tendremos que tener los datos y documentación necesaria a mano que nos puedan solicitar. La última factura es una buena solución. Por ello, es preferible tenerlo todo bien organizado con antelación.

Ahora que conocemos la razones que motivan cambiar de compañía de luz y gas, es el momento de ver cuándo finaliza nuestro contrato para hacer uso del comparador y ahorrar en los recibos del hogar.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.