¿A qué edad es conveniente contratar un seguro de decesos?

¿A qué edad es conveniente contratar un seguro de decesos?
Consumidora preocupada (Kyle Broad Unsplash)

Cuando se habla de seguro de decesos, a qué edad debe contratarse este tipo de pólizas es una de las preguntas más frecuentes. Si bien es cierto que algunas personas no quieren pensar en ello por una cuestión cultural , la muerte es parte natural de la vida y desde el mismo momento en que se nace se está en riesgo de experimentarla. Este seguro ofrece la protección necesaria a la familia para soportar económicamente y psicológicamente este trance

El seguro de decesos es uno de los que presenta mayores tabúes y prejuicios en la sociedad, sin embargo, es uno de los más contratados en España por ser de los más necesarios.  Presta el servicio de sepelio, sus gastos y gestiones para que la familia no tenga que preocuparse de nada durante esos momentos tan duros que suponen la muerte de un familiar.

En este sentido, su contratación debería plantearse de forma natural y lo antes posible, pues desde el mismo momento del nacimiento se está expuesto a la muerte y a medida que el tiempo pasa, los riesgos aumentan. Aunque pueda parecer extraño, la edad más recomendable para hacer un seguro de decesos es al nacer, aunque no es lo más frecuente.

¿Qué es un seguro de decesos y qué incluye?

Aunque a nadie le guste pensar demasiado en ello, cada día fallecen miles de personas en todo el mundo. La muerte es un suceso tan natural como la vida y todo el mundo debería afrontarlo con responsabilidad y pensar en la situación en la que dejará a sus seres queridos cuando ya no estén. Una forma de protección es el seguro de decesos, pues los familiares no tendrán que afrontar el gasto económico que supone un sepelio ni tendrá que realizar todas las gestiones administrativas en un momento tan doloroso. Todo el proceso lo realizarán los profesionales con la máxima discreción, seriedad y profesionalidad que requiere un momento como este.

El seguro de decesos es un tipo de póliza que cubre los gastos derivados del fallecimiento de una persona. A la pregunta qué cubre un seguro de decesos, hay que saber que los principales gastos que incluye cualquier póliza de este tipo son el coste del servicio funerario, que incluye el oficioso religioso o laico, la sala velatorio, el féretro, flores, el entierro o incineración, y otros costes asociados como los traslados

Otra de las coberturas básicas son las gestiones administrativas que derivan del fallecimiento de una persona. En la mayoría de los casos, este tipo de cobertura se incluye en la póliza y una persona se encargará de la adjudicación de herencias, dar de baja en la seguridad social, llevar a cabo la inscripción en el registro civil, la solicitud de certificado de defunción y la solicitud de la pensión en caso de ser necesario (viudedad, orfandad, jubilación o invalidez), la Fe de vida, las partidas de defunción y de testamentos.

¿Cuándo contratar el seguro de decesos?

Como puede observarse, además del esfuerzo económico que supone afrontar los gastos de un sepelio, son muchas las gestiones que hay que llevar a cabo y no está de más ahorrar a la familia todo este proceso. Sin embargo, cuando se es joven se ve tan lejano que no se presta la atención que se debiera a la contratación de esta póliza. El mejor consejo es contratarla cuanto antes, en caso de no tenerla, y buscar asesoramiento de los profesionales para informarse de lo que incluye cada una de ellas.

Sin embargo, si no se ha hecho con anterioridad, se puede decir que la edad más recomendable para contratar esta póliza es cuando se tiene un trabajo estable y una familia. Atendiendo a estos datos en España, la edad ideal de contratación suele ser entre los 30 y los 35 años.

Asumir este contrato a esta edad con el pago de una prima periódica es mucho más beneficioso que hacerlo con posterioridad, cuando se es mayor, pues la cuota anual a pagar es mucho más baja para los más jóvenes, como cabe suponer. De hecho, si se espera demasiado, llega un momento en que las aseguradoras solo dejan la opción de hacer un pago único, con el esfuerzo económico que eso supone.

Asesoramiento

El asesoramiento profesional es algo esencial a la hora de contratar cualquier tipo de servicio. En este sentido, sentirse informado de las diferentes posibilidades que tiene aporta una tranquilidad muy necesaria a la hora de brindar protección a la familia. Y es que al igual que ocurre con los seguros de vida, es una póliza que piensa en los seres queridos que se dejan atrás.

Entre las diferentes modalidades de seguros de decesos que se ofrecen, está el seguro de decesos familiar, que incluye el servicio funerario, el nicho, el traslado, descuentos en medicina privada, gestoría, servicio de orientación médica y jurídica telefónica, borrado digital y mascotas.

La modalidad universal previsión incluye las coberturas más importantes que todo seguro de decesos debe tener y la modalidad de repatriación que es específica para los casos en que un ciudadano extranjero muere en España. Incluye los gastos de repatriación, los gastos de hotel y avión de un familiar y de servicio funerario.

Fernando García

Inversiones, Bolsa y Fondos de Inversión.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.