La importancia del seguro de vida en tiempos de pandemia

La importancia del seguro de vida en tiempos de pandemia
Salto al vacio Kid Circus Unsplash

Si algo nos ha enseñado la maldita pandemia es que somos mortales, y en ciertos momentos, frágiles cuando los elementos confabulan contra la humanidad. Que algún día tendremos que dejar este bonito mundo lo sabemos todos. Pero con la pandemia nos dimos cuenta de que ese momento se podía precipitar contra todo pronóstico, sin tener nuestros deberes económicos resueltos. En este post te quiero hablar de la importancia del seguro de vida como mecanismo defensivo para cuando las cosas se ponen feas, de la mano de una interesante startup de seguros de vida, Getlife.

Qué es un seguro de vida

Muy resumidamente, un seguro de vida es una modalidad de seguro por la que se pretende asegurar una suma para el beneficiario en caso de fallecimiento del asegurado (o de gran invalidez). La finalidad de este seguro es proteger a los beneficiarios en caso de que el asegurado fallezca.

La característica determinante de esta cobertura es el deseo del asegurado de proteger a los beneficiarios la cantidad pactada en el contrato de seguro en caso de fallecimiento.

Por tanto, la cantidad a la que tendrán derecho sus beneficiarios se pacta y conoce de antemano. Y esta junto con factores objetivables como la edad, estilo de vida, enfermedades anteriores o hereditarias del asegurado, es la que determina el importe de la prima a pagar. Este seguro suele tener una cobertura anual renovable, y la prima se suele pagar en un solo pago anual pero hay soluciones flexibles. 

Para quién está pensado

Si eres padre o madre o estás planeando formar una familia o contraer obligaciones financieras a largo plazo, para a pensar un rato. Sobre todo ahora que tenemos demasiado fresca la cifra de seres queridos que nos han dejado durante la pandemia.

Piensa en tu tren de vida actual. Estás pagando tu casa, el cole de los niños, la letra de un coche. Te gusta relacionarte y viajar cuando se pueda. Tienes ingresos y con ellos disfrutas de calidad de vida. Pero probablemente, eres joven y no te has parado a pensar en qué sería de todo esta forma de vivir en caso de que tus ingresos dejaran de fluir. Ya fuera por una enfermedad grave impeditiva o por un accidente o , dios no lo quiera, por la muerte, ¿Quién se haría cargo de todos estos compromisos? ¿Quién aseguraría que tus hijos pudieran seguir disfrutando de tu calidad de vida?

Como puedes ver, este seguro está pensado para cualquier persona que tenga otras personas a su cargo que no se puedan valer por sí mismas. O que no tengan independencia financiera porque no son capaces legalmente (personas mayores dependientes de uno). O aún son jóvenes para trabajar y ganarse la vida como los bebés y niños pequeños a nuestro cargo.

Pero también se debe contratar esta póliza si tenemos compromisos financieros que puedan pesar sobre nuestros seres queridos en caso de fallecer. El caso más habitual es el de préstamos al consumo, para comprar viviendas, etc.

Por tanto el seguro de vida es un colchón financiero que nos aseguramos dejar a los seres más queridos en caso de que tengamos un percance grave en la vida. Todo un acto de generosidad, ¿verdad?

Dos aclaraciones importantes

A esta altura del post conviene aclarar dos cosas. Una es que la modalidad más conocida de seguro de vida es la que cubre el fallecimiento o invalidez. Es decir, la posibilidad de que durante la vigencia de la prima periódica se cumpla el riesgo cubierto por el seguro (fallecimiento, invalidez, etc.). Pero también existen modalidades de seguro de vida-ahorro, que sirven para invertir nuestro dinero con la esperanza de obtener una rentabilidad en caso de supervivencia.

La segunda es que no todas las personas necesitan un seguro de vida. O al menos en todo momento de su vida. La misma persona puede requerir una cobertura distinta a medida que progresa por la vida, o no requerirla.

Este concepto se describe con lo que los estudiosos llaman la teoría de la responsabilidad decreciente

Teoria de la responsabilidad decreciente
Teoria de la responsabilidad decreciente

Lo que viene a explicar esta teoría, muy resumidamente es que cuando se forma una familia sueles además partir de una situación patrimonial escasa en la que te endeudas para conseguir patrimonio. Por tanto te encuentras antes una situación crítica necesitada de la protección de un seguro de vida.

A medida que tus hijos son dependientes de ti, esa responsabilidad crece hasta cuando se independizan. Es en ese momento cuando comienza a decrecer tu responsabilidad respecto a ellos. Curiosamente cuando tu patrimonio es suficiente y saneado y podría responder ante un fallecimiento o invalidez. Es en esa veintena de años cuando resulta muy interesante asegurar tu vida.

Getlife

Getlife es una start-up especializada en la contratación de seguros de vida de forma fácil y con primas competitivas para sumas aseguradas altas.

Web de Getlife Seguros de Vida
Web de Getlife Seguros de Vida

Los puntos fuertes de la propuesta de esta startup son la contratación fácil, sin intermediarios ni papeleo farragoso y con unas primas interesantes. Por ejemplo, en su web podemos leer que desembolsando una prima mensual de 5 euros podrías asegurar a tu familia una suma asegurada de 150.000€ en caso de fallecimiento o invalidez del asegurado. ¿A qué esperas? Si te interesa este tema, calcula aquí gratis tu seguro de vida.

Juan del Real Martín

Soy economista y experto en derecho del consumo y comercio electrónico. He vivido en muchos lugares y me gusta leer y montar en moto. Después de trabajar durante ocho años en la asociación de consumidores más grande de España, decidí crear y financiar Consumoteca.com de mi bolsillo en 2009 para ayudar a las personas a no ser engañadas por las empresas. Consumoteca, con 3.500 contenidos prácticos, tiene una vocación de servicio gratuito para toda la comunidad. Quiero contribuir con mis conocimientos en derecho del consumo, así como en Internet y comercio electrónico a una sociedad más informada. Lo que me gusta de mi proyecto es que está vivo y crece cada día. Todos tenemos una responsabilidad como consumidores. La mía está aquí, en Consumoteca.com.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.