Denuncia administrativa

Denuncia administrativa
Mujer pelo

Denuncia administrativa

En materia de Consumo, una denuncia administrativa es cualquier manifestación escrita (comunicación) por la que un consumidor o usuario pone en conocimiento de la Administración de Consumo una actuación de un empresario, empresa o profesional que, a su juicio, vulnera sus derechos como consumidor.

Finalidades

La denuncia administrativa tiene dos fines:

a) que los Servicios de Consumo de las Comunidades autónomas y ayuntamientos comprueben si existe una infracción en materia de consumo.

Esto lo hacen mediante la apertura de un acta de inspección que puede terminar en un expediente sancionador y, en su caso, en un expediente sancionador sobre el infractor.

b) que se investiguen los hechos para que no afecten a otros consumidores o usuarios y se tomen las medidas oportunas.

Diferencias entre queja, reclamación y denuncia

Queja, reclamación y denuncia no son lo mismo. Y no sirven para lo mismo. A continuación te explico la diferencia:

Queja

Quejarse de algo es expresar tu descontento con una situación o un producto o servicio comprado, generalmente en tu círculo más próximo de conocidos.

Normalmente te quejas cuando, a pesar de que no hay un incumplimiento de la ley, tus expectativas sobre algo por lo que has pagado (o no) no se han cumplido. En este caso, aunque la empresa no haya incumplido la ley (no hay una infracción administrativa), esperas que se mejore la atención de la empresa.

Un ejemplo: vas a un bar y el camarero ha sido maleducado, había mucha cola en la caja del súper o te han cobrado el hielo del “café con hielo” aparte. Te quejas, te encoges de hombros y te vas a tu casa.

Aunque creamos que quejarse no vale para nada, hoy en día, tenemos un aliado potentísimo a la hora de quejarnos de una forma más organizada: el poder amplificador de las redes sociales y las webs de opiniones.

Reclamación

Una reclamación es una petición escrita del consumidor para poner en conocimiento de los servicios de consumo autonómicos o locales, unos hechos que han afectado al funcionamiento normal de la relación de consumo (no te dan factura, no cumplen lo prometido en el contrato, han hecho mal una reparación, etc.).

Por medio de una reclamación (se puede presentar por formulario online), te identificas a ti y al comercio o profesional reclamado, resumes los hechos ocurridos y solicitas la reparación de un daño, la devolución del dinero o la anulación de una prestación, etc.

Denuncia (civil)

La denuncia civil (o administrativa) es la petición que haces a una Administración o un colegio profesional, para darles a conocer unos hechos que creas que pueden ser constitutivos de una infracción administrativa.

Aquí la finalidad es pedirles que investiguen y actúen de oficio para corregir la conducta infractora. Y, de este modo, que defiendan los intereses generales de las personas consumidoras.

Un ejemplo puede ser unas condiciones higiénicas en un establecimiento pésimas, a pesar de que a ti personalmente no te haya afectado.

Denuncia en Derecho Penal

Para Consumoteca, realmente, la denuncia es un recurso del Derecho Penal, así que la denuncia administrativa debería llamarse en propiedad, reclamación. La forma habitual de interponer esa denuncia administrativa es por medio de las hojas de reclamación.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.