Problemas con un taller mecánico dudoso

Problemas con un taller mecánico dudoso
Taller mecánico

Muchas veces, por ahorrar un poco de dinero, los usuarios nos metemos en berenjenales de órdago. En este caso que te pongo aquí se puede ver los problemas con un taller mecánico dudoso de una usuaria de Consumoteca. Rosa nos escribe para contarnos sus problemas este verano con la reparación de su Citroen C3. ¡Por favor lee todo porque no tiene despercidio!

Detección de la avería en su Citroen C3

A finales del mes de julio del 2018, en mi C3 salto avería de motor, le lleve al primer taller de paso para que le echaran un vistazo. Tras diagnosis, salió que era por calentadores. Llevé el coche a un taller cercano a mi vivienda y este confirmó que se habían soldado los calentadores a la culata (el coche entró en modo emergencia, es decir no se revoluciona) y que la reparación tiene un coste aproximado de 400-600 euros, mano de obra y piezas incluidas. Dicho taller nos advierte que no todos los mecánicos saben de esta avería, y que, lamentablemente, él cierra en verano.

Me pongo en contacto con múltiples talleres hasta dar con la “joya” (4 de agosto 2018). El taller dice estar situado en Leganés (Madrid) y que de lunes a viernes es allí donde se realizan las reparaciones, pero en mi caso iba a ser un sábado y sería en otro lugar. Mi pareja y yo, vamos desde mi domicilio hasta el taller de Carabanchel, Madrid, que es donde realizan según ellos, los sábados, las averías.

Cerramos mediante wasapp un presupuesto para la reparación: nos comenta que hará falta la asistencia de un tornero y que el precio sería de 500€, mano de obra (levantar culata, tornero). Y que la reparación tendrá una duración de 2-3 días. Dejamos el coche y pasados esos días nos ponemos en contacto con el taller y este nos recomienda el remplazo de la culata por otra nueva, para poder ofrecernos garantía de un año, y con un coste adicional de 230 €. Mi pareja y yo aceptamos y nos dice que en 2 días ya tenemos coche (10 agosto).

Llega el día y nos comenta que “algo le debe estar dando guerra y que lo quiere hacer bien, que vuelve a desmontar y montar todo”. Nos dice que para el 14 de agosto estará listo, pero llega el día 14 y nos dice ahora que el fallo es por que la junta, que era grande y que tenía que solicitar una a la “Citroen”. Nos dice que estará para el 16 de agosto.

Este día nos comenta que el coche sigue sin compresión y el día 17 de agosto le llamamos por la mañana. Ahora nos dice que el motor estaba trucado / manipulado (¿no pudo avisar el primer día que desmontó todo?). Pasan las horas y nos llama. Dice que va a cambiar el motor entero, que va a ser mejor y que sería un motor nuevo rectificado (tengo todo por escrito y audio en wasapp). Nos dice que la culata la devuelve y que mantiene el precio 730€ y nos da garantía de dos años. Aceptamos por el motor nuevo rectificado.

Nos cita para el día 18 de agosto, que ya tendría montado todo. Llegamos al taller y están los del taller real solo y exclusivamente dedicándose a mi coche. Se queda extrañado al vernos, pero nosotros ya queríamos saber si el coche se encontraba en dicho taller. Nos dice que el motor le va a costar entre 1.000 y 1.200 euros y le preguntamos si existe la posibilidad de una factura que avale todo lo que nos dice, a lo cual no nos pone problemas.  Como muestra del motor nos da una hoja de entrega, donde solo aparece el nombre de un desguace, motor y pagado, ni mas ni menos. Vamos al desguace del resguardo y nos dicen que ellos no venden motores rectificados. Es aquí donde yo entro en estado de pensar que me está timando. Empiezo a investigar y el taller de Leganés está cerrado y en venta. Los comentarios sobre el taller eran todos del tipo: “te cambia piezas por piezas averiadas”.

Esa tarde, volvemos a las 20:00 y vemos que siguen con el coche. Nos da una factura a bolígrafo rojo del taller que está cerrado, sin desglose de nada, sin especificar nada (a todo esto cambió también la correa, el aceite y los filtros sin habernos pedido permiso), sin garantía escrita… y sin la palabra FACTURA. Le decimos que nos negamos a pagar con ese documento pero él asegura que es totalmente legal y que está todo bien escrito.

Llamamos a la Policía y le comenta que esa “factura” no tiene validez ninguna porque no aparece ni el nombre del taller, ni el lugar, ni tiene el cuerpo de una factura. Finalmente nos vamos sabiendo que hasta el 27 de agosto no podemos recuperar el coche porque nos vamos de vacaciones. Le explico lo que quiero: el motor prometido, la factura detallada con su correspondiente IVA y la garantía por un taller abierto (todo esto se fue hablando la última tarde antes de las vacaciones, primero mentía en todo, según le dábamos pruebas, iba cambiando versiones).

El día 26 de agosto hablamos de concretar hora para recoger el coche en el nuevo taller que había abierto en Villaverde y en el cual había estado mi coche durante nuestras vacaciones pero el mecánico nos niega ver la factura del motor (según él no tenemos derecho) y nos enseña una factura que es una hoja de presupuesto y orden de reparación por 730 euros mas IVA. Le decimos que de qué va y nos dice que si queremos las cosas legales es lo que hay. Los 730 euros se corresponden con:

  • 500 euros por calentadores y mano de obra
  • 230 euros adicionales por la culata motor que acaba devolviendo
  • nos dice que es un motor nuevo rectificado (le pillamos y nos niega a ver nada de ese motor).

Las cosas así, ponemos denuncia en la policía, la cual dice que no es una estafa, pero que el mecánico no debería retener el coche. El día 27 de agosto se presenta mi pareja en el taller con los municipales que fueron los que se presentaron al lugar, y le dicen que la única solución para recuperar el coche es pagar. A todo esto el “mecánico” nos dice que por día adicional en depósito nos suma 11,50 euros. Total que pagamos, señalando en ese papel que él llama factura la disconformidad por todo (precio, piezas montadas, etc.). El “mecánico” nos dice que para el viernes 31 de agosto nos daría el motor antiguo (solicitado por nosotros) puesto que tiene que descontaminar el aceite. Mi pareja se pone en contacto con él y nos dice que el motor no lo tendrá y que ahora no nos lo da, que él ha pagado el nuevo motor y que nos aguantemos.

“Hemos denunciado también a Consumo y ampliado denuncias a la policía. Sé que la historia puede ser liosa, pero, ¿alguien me podría orientar? Muchas gracias”.

Análisis de Consumoteca

Qué se puede decir. Se trata de un caso de órdago sobre lo que no se debe hacer cuando tenemos una reparación importante (avería en los calentadores de un coche diesel), estamos en agosto, antes de irnos de vacaciones y queremos una solución cuanto antes: precipitarnos e ir al primer taller (en este caso mecánico) más barato que nos encontremos, cerrando todo por Whatsapp.

En este caso, como se puede leer en el testimonio de Rosa, el supuesto taller ni siquiera existe y por tanto, no tiene un local físico asignado abierto, con la correspondiente placa taller autorizada por la Comunidad de Madrid. Además parece que el mecánico tiene acuerdos con otros talleres, estos sí parecen formalmente abiertos, donde cita a Rosa. Por tanto esto debería ser suficiente para no confiar en el mecánico y la garantía que nos pueda dar de profesionalidad y de que cumple la normativa de talleres mecánicos de la Comunidad de Madrid.

El mecánico no da presupuesto escrito del alcance de la reparación, recurre a piezas reacondicionadas (lo permite la ley mientras el usuario lo autorice), no entrega facturas ni de las piezas que compra ni de las reparaciones que hace, y a lo sumo se apoya en el taller abierto de algún amiguete para darle una pátina de oficial a todo. Tampoco sabemos si dispone de una seguro de responsabilidad civil por los daños que pueda provocar su actuación y encima cobra gastos de estancia una vez que Rosa se demora en retirar el coche por no estar segura de si debe pagar o no mientras está abierta su reclamación.

Lo importante es averiguar quién está detrás, si es un particular o un taller con su dirección, placa oficial autorizada por la Comunidad de Madrid, y respeta nuestros derechos como consumidores y usuarios de talleres de reparación

Vías de reclamación

Para mí (ojo que no soy abogado), hay tres temas y posibles vías de actuación una vez hecho el daño de haber confiado nuestra avería a un “chispas” de dudosa reputación:

Vía penal

No soy abogado pero no veo que esta vía prospere porque no hay lesiones causadas a personas y por otro lado no habría estafa si el mecánico devuelve el coche reparado (otra cosa es que funcione todo correctamente o no, y que Rosa tenga que reclamarle después de entregado el coche por una mala reparación).

Vía administrativa

Si se demuestra que es un particular ejerciendo de mecánico sin placa y demás y no respeta nuestros derechos como consumidores hay que denunciarlo a Consumo como Rosa ha hecho, por medio de una hoja de reclamaciones. Consumo abrirá un expediente informativo que tal vez acabe en expediente sancionador e intentará multarle al mecánico por informal, por no dar presupuestos o facturas, por no tener tal vez placa, ¿tiene acaso hoja de reclamaciones? etc.

PERO,,,, Consumo no te va a ayudar mucho para que recuperes tu dinero. En la hoja de reclamaciones hay que marcar la casilla MEDIACION y si pone ARBITRAJE DE CONSUMO, para intentar recuperar parte o todo de tu dinero a través de estas dos vías de resolución de problemas, pero la mediación, con un mecánico de dudosa formalidad no sabemos en qué quedará y el arbitraje tiene un defecto de nacimiento: es de adhesión voluntaria así que no creemos que el mecánico esté dispuesto a someterse a él para resolver este caso.

Vía civil en Tribunales

Esta vía es a valorar si compensa meter una demanda civil al mecánico o responsable del taller por todo lo sucedido. Pero Rosa tendrá que tener muy claro y poder demostrar los daños que se le han causado (si el coche funciona ahora, salvo que le devuelvan parte del dinero pagado por cosas que no autorizó previamente tampoco está claro qué más puede solicitar), poder demostrar que no se le dio un presupuesto incumpliendo la ley y luego les cobró mucho más, etc.

En definitiva, hay que conocer nuestros derechos y no confiar nuestro coche al primer mecánico que se nos cruce, por precio, y sin antes comprobar que es una establecimiento serio.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 4300 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. Más Info

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close