¿Cómo revisar un coche antes de comprarlo?

En este momento estás viendo ¿Cómo revisar un coche antes de comprarlo?
Mecánico en un taller aprendiendo el oficio Sten Rademaker Unsplash

Cuando se compra un coche de segunda mano es indispensable asegurarse de que este no posee averías o desgastes que puedan representar riesgos a la hora de conducir. Además, es indispensable para poder asegurarse de que el coche cumple con todos los requisitos necesarios de usabilidad y que lo declarado respecto de este es cierto. Por eso, a continuación, vamos a contarte acerca de los puntos claves en la revisión de coches de segunda mano.

Las luces y los sistemas de climatización

Un coche que funciona adecuadamente debe iluminarse cuando se lo acciona. Pero, además, las luces deben cumplir con una intensidad reglamentaria que un técnico debe evaluar.

En caso de que esto no suceda, puede ser que exista un problema que afecte al alternador, al cableado o a la central de luces.

Además, al poner en funcionamiento el sistema de climatización, es importante que el aire se expulse en un tiempo menor a un minuto.

El arranque

En segundo lugar, un técnico especializado que busca asegurarse de que un coche de segunda mano cumple con las condiciones necesarias revisará el sistema de arranque.

Este debe ser inmediato independientemente del tipo de motor. En caso de que esto no suceda o de que el ralentí se muestre inestable, puede haber un problema en el sistema de alimentación o de precalentamiento.

La dirección

Cuando un coche funciona correctamente, después de girar tiende a ponerse de forma recta por sí mismo.

Es importante verificar que esto pasa y que el coche no se orienta hacia los lados, sino que se mantiene cuando se conduce en línea recta, a fin de descartar problemas en la dirección o desgastes irregulares en los neumáticos.

La suspensión

Si hay problemas en la suspensión, el comprador deberá hacer un cambio en los amortiguadores. Por eso, es muy importante revisar la suspensión antes de comprar un coche de segunda mano.

La tapicería

Hacer cambios en la tapicería puede ser algo costoso. Por eso, una revisión de un coche de segunda mano debe incluir un control de la tapicería para detectar en qué estado se encuentra.

Además, un desgaste excesivo en esta puede indicar que el coche no ha sido mantenido de forma adecuada o que podría poseer más kilómetros recorridos de lo que es declarado.

El motor

Ciertamente, la revisión del motor es algo muy importante que un técnico debe hacer antes de que se compre un coche de segunda mano.

El especialista revisará que no haya escapes de humo y que no existan problemas en el funcionamiento del motor, que no se recaliente o que no existan pérdidas de líquidos.

Los niveles de líquidos

Finalmente, otra de las revisiones a hacer en un coche de segunda mano antes de comprarlo tiene que ver con los niveles de los líquidos, tanto el aceite como el líquido refrigerante y el líquido de frenos.

Si alguno está muy bajo o tiene un aspecto degradado, puede ser una indicación de muy poco mantenimiento o de problemas en el funcionamiento del motor.

Danos tu opinión

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3800 contenidos y 8900 comentarios a pie de post, te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.