Contrato de depósito

Contrato de depósito
Taller de motos

Contrato de depósito

Un contrato de depósito es aquel por el cual una persona entrega a otra una cosa con la obligación de guardarla y restituirla en un futuro en iguales condiciones en las que se le entregó.

El contrato de depósito generalmente es oneroso. Es decir, que quien recibe el bien para su depósito y custodia, exige el pago de un precio del propietario.

Partes del contrato de depósito

Las partes de un contrato de depósito son:

  • Depositante: la persona que pone a disposición del depositario la cosa.
  • Depositario: quien recibe la cosa y asume el deber de guardarla.

Ejemplos de contratos de depósitos

Cada día hacemos decenas de contratos de depósito sin saberlo.

  • Cuando dejamos nuestro carro de la compra atado en la entrada del supermercado.

Derechos del depositante

Uno de los grandes errores que cometemos los consumidores cuando dejamos nuestras pertenencias bajo el cuidado de un tercero (depositario), es no pedir un resguardo de depósito.

Este documento sirve en derecho de Consumo para acreditar que hay un contrato, la fecha y hora en la que el depositario se hace cargo de nuestras cosas y los términos del contrato (precio, penalizaciones, etc.).

Aunque no firmemos ningún documento es bueno saber que tenemos una serie de derechos adquiridos por el uso y la costumbre en caso de problemas a la hora de recoger nuestros bienes dejados en depósito.

Consumoteca

Consumoteca es una iniciativa de Juan del Real Martín para hacer tu vida como consumidor o usuario más fácil y ayudarte a elegir bien. En nuestros 3500 contenidos te ofrecemos consejos y experiencias de otros consumidores para que no te pase a ti lo mismo, muy poca publicidad, la suficiente para mantener viva esta Comunidad de consumidores y un lenguaje de la calle, sin enredos ni terminología de expertos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.